Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Internacional VIERNES 20 10 2006 ABC Todo apunta a que el presidente Uribe destituirá a algún militar por el grave fallo en la seguridad La explosión provocó el incendio de cinco automóviles y la rotura de cristales de algunos edificios vecinos. En el momento del estallido se desarrollaba en la Universidad Militar un foro sobre derechos humanos en el que estaba previsto la asistencia de funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) También varios actores de televisión se preparaban para grabar un capítulo de la serie Padres e hijos declaró la actriz colombiana Marta Liliana Ruiz. Expertos de la Policía y el Ejército llegaron a la Universidad Militar para buscar otro posible coche bomba. Invito a los ciudadanos a unirse contra una acción que es típico terrorismo. Debemos manejar todo esto con la mayor serenidad puntualizó por su parte el Ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, mientras ofrecía una recompensa de hasta 100.000 dólares a quien diera información acertada sobre el hecho. Unos militares pasan junto al coche bomba que ayer estalló frente a la Universidad Militar de Colombia REUTERS El Ejército, en el ojo del huracán Aunque Colombia es el único país de América del Sur que tras más de cuatro décadas aún sigue sin resolver un conflicto armado que anualmente deja más de 15.000 muertos, lo del coche bomba de ayer pone aún más en el ojo del huracán a las Fuerzas Militares, duramente cuestionadas en los últimos meses por diferentes escándalos. En febrero pasado, por ejemplo, 21 soldados confesaron cómo habían sido sometidos a torturas físicas y abusos sexuales, lo que le costó el cargo al entonces comandante del Ejercito, Reynaldo Castellanos. Tres meses más tarde, 10 policías de inteligencia fueron asesinados por miembros del Ejército, en una operación antimafia en la que los soldados estaban involucrados. Finalmente, hace un mes se supo que los coches bomba que explotaron en agosto habían sido un montaje del Ejército. Audaz golpe de la guerrilla colombiana contra la Universidad Militar de Bogotá Al menos veinte heridos en la explosión de un coche bomba b La embajada de los Estados Uni- dos había advertido hace unos días que las FARC estaban planeando atentar en un punto neurálgico de la capital colombiana A. VENGOECHEA. CORRESPONSAL BOGOTÁ. Hace dos semanas que los colombianos venían esperando la explosión del coche bomba que estalló en la mañana de ayer en uno de los puntos más estratégicos de Bogotá, capital con un poco más de siete millones de habitantes. En un comunicado entregado a delegaciones diplomáticas, periodistas y empresarios, la embajada de los Estados Unidos ya lo había advertido: según una muy confiable información de inteligencia, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, primera guerrilla del país) iban a atentar contra algún punto neurálgico de Bogotá. Por eso aconsejaban no ir a ningún centro comercial del norte de la ciudad, donde teóricamente se iba a producir el atentado. No se equivocaron. A las 15.50 de ayer, y dentro de un custodiado complejo militar, explotó una Ford Explorer que logró burlar todos los controles de seguridad. Es un error imperdonable dijo visiblemente molesto el vicepresidente colombiano, Francisco Santos. Aunque al cierre de esta edición se sabía que 15 de los 25 heridos- -la mayoría de ellos militares- -ya estaban fuera de peligro, para los altos mandos de las Fuerzas Armadas está claro que el presidente, Álvaro Uribe Vélez, seguramente destituirá a algunos de los responsables, como suele hacerlo. Lo que ocurrió ayer es quizás uno de los golpes más contundentes que ha recibido el Ejército en los últimos meses. No sólo porque la bomba explotó cuando se encontraba en la sede de la Universidad Militar el comandante del Ejército, el general Mario Montoya, quien resultó ileso, sino porque allí también funciona la Escuela Superior de Guerra, el centro de formación de los altos mandos de las Fuerzas Armadas. El candidato sandinista, Daniel Ortega, puede ganar en Nicaragua en la primera vuelta EFE MANAGUA. El candidato sandinista a la Presidencia de Nicaragua, Daniel Ortega, ganará las elecciones del 5 de noviembre en primera vuelta y por un amplio margen, según una simulación de votación cuyos resultados fueron divulgados ayer. Ortega, del izquierdista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) resultaría elegido presidente con una media de 37,5 por ciento de los votos, contra 20,1 por ciento que el estudio atribuye al liberal José Rizo, el mejor situado de sus rivales. La simulación de votación fue realizada por estudiantes de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Centroamericana (UCA) y auspiciada por el periódico El Nuevo Diario, Canal 10, Radio Tiempo y la Cámara de Comercio de Nicaragua. Es la primera vez que Ortega, que gobernó Nicaragua entre 1985- 1990, sobrepasa el 35 por ciento en la intención de votos. Un pintor retoca la cara de Ortega AP