Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión VIERNES 20 10 2006 ABC CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Mañana en El país enladrillado Al igual que la cultura del pelotazo de los noventa acabó con políticos y banqueros en la cárcel, en esta década le toca a los alcaldes, concejales y parientes cercanos. Nos llenaron el país de ladrillos, hipotecando no sólo nuestros bolsillos, sino algo aún peor: la confianza del ciudadano en el Estado. No es sólo Marbella este cáncer arrasa todo el país en mayor o menor medida. Mientras, la maltratada Constitución lo sigue diciendo alto en este país de sordos: Los poderes públicos regularán la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación artículo 47; de risa, ¿verdad? Mientras, el ministro Solbes reconoce, por primera vez, que habrá familias que no puedan pagar su hipoteca, es decir, que se quedarán en la calle; la misma que no tardarán en pisar, de nuevo, los responsables de todo esto. Emilio Iglesias Delgado Sevilla Zapatero nos viene con cuentos El etarra Iñaki Bilbao ha vuelto a protagonizar una escena bochornosa en la Audiencia Nacional. Ha amenazado, esta vez, al juez Fernando Andreu, quien le estaba comunicando su procesamiento por las amenazas vertidas en un juicio celebrado el pasado 7 de septiembre. El etarra ha vuelto a decir que seguirá con su lucha, y amenazaba al juez diciéndole que quería que desaparecieran él y todos sus iguales. Ha llamado al magistrado cobarde y fascista represor Si Iñaki Bilbao puede hacer eso en un juzgado, ¿qué no podrá hacer en la calle? No es novedad este tipo de espectáculos que se vienen desarrollando en la Audiencia Nacional cuando actúan los más insignes criminales de la banda. O bien se apuntan a la estrategia de despreciar al tribunal, y de no prestarle atención alguna, charlando, bromeando y riéndose, o bien lo insultan y amenazan, como ha hecho anteriormente el etarra Txapote, que junto con Bilbao son hasta ahora dos de las demostraciones más evidentes de que hay una ETA convencida de que en absoluto quiere cambiar de oficio y de actitud. Como ocurrió con Txapote, con Iñaki Bilbao queda de manifiesto el cuento zapateril del mal llamado proceso de paz sobre el que el presidente del Gobierno dice sentirse optimista o cuando menos esperanzado. Poner a un lado las frases de Bilbao y al otro las de Zapatero permite observar la realidad. La renuncia a la fuerza coercitiva del Estado por parte del Ejecutivo conduce a esta anarquía, ese lugar donde los amos son los iñakibilbaos (que están al margen de la ley) y los demás somos víctimas de su política en materia de terrorismo. El jefe del Gobierno deja de protegernos mientras nos sigue exigiendo que nosotros sí cumplamos las normas. Con Zapatero, los terroristas tienen más derechos que los ciudadanos que cumplimos las leyes. Francisco Guerrero García. Sevilla Ir a la moda El suplemento Mujer Hoy ofrece esta semana un extra de moda para ir a la última: el gris y el rojo, la combinación perfecta; tejidos nobles, cortes limpios. Además, el suplemento incluye, en su sección de Salud, lo último en cirugía ocular. Más de medio millón de españoles pasan anualmente por el quirófano para operar sus ojos gracias a los adelantos en cirugía y a la disminución del precio y del riesgo de las intervenciones con láser. Malos modos, malos tratos Que la sociedad española está radicalmente dividida, no es una novedad, que el actual Gobierno de España lo sabe y lo fomenta, sí. Y todo esto se produce porque el Partido Socialista no está jugando limpio. En 1998, Eguiguren, dirigente del PSOE, negociaba una futura aproximación con ETA, la misma semana que ésta asesinaba a su compañero de partido Pagazaurtundúa. Eso es jugar sucio. En 2005, Eguiguren, fue condenado por malos tratos... sigue siendo dirigente del Partido Socialista. Eso no es coherente. En 2006, en Cataluña, es imposible que un partido democrático, como el Partido Popular- -que, representa a la mitad de España- -pueda presentar libremente su campaña electoral. Resulta curioso que el Estado español mande observadores internacionales para que, en países donde no existen las garantías democráticas suficientes, se cumpla la legalidad, y dentro de nuestro propio Estado no se puedan garantizar. Eso no es jugar limpio. La justicia cambia las condenas en función del momento político y con la única intención de facilitar la negociación con ETA. Éso tampoco es jugar limpio. Por cierto, en un país de probado criterio democrático como es Alemania, los terroristas- -según sus jueces- -no tienen derecho; aquí los tienen todos; incluso el derecho a amenazar de muerte al juez en pleno interrogatorio. Zapatero no gobierna; utiliza el puesto de gobernante para sus propios fines, y eso es jugar sucio. El Gobierno se defiende como puede haciendo como que condena la violencia, pero, en el fondo, sabe que obtiene importantes réditos políticos de ella. Las convocatorias para sabotear los mítines del PP se hacen por el mismo sistema que utilizaron el 13- M: pásalo. Y eso es juego sucio. El PSOE sabe que, en esa partida imposible que está jugando con ETA, ambos van a perder. Los primeros porque la sociedad no permitirá que se conceda a ETA lo que pide. Los segundos, porque su fin es desaparecer ante el peso de la Ley. Mientras tanto, y a pesar de los constantes avisos que dirigentes de ese partido manifiestan, el presidente sigue destruyendo el Estado de Derecho. Fernando Lista Madrid Suicidio asistido Inmaculada Echevarría, tetrapléjica que pide el suicidio asistido, define su situación actual como: soledad, vacío y silencio. Cualquier persona con un episodio depresivo se sentirá identificada con estas características. Los médicos deberían primero tratarle eficazmente la depresión en vez de matarla, aunque lo pida. No hay que olvidar que los intentos autolíticos son un criterio diagnóstico de la depresión. A alguien que pierde el sentido de su vida hay que ayudarle a reencontrarlo, no a destruir su bien más preciado. El suicidio, sea por el motivo que sea, es un fracaso social, ya que los que rodeamos al suicida hemos sido incapaces de ayudarle a superar el problema que le ha llevado a esa decisión irreparable. Nadie empujaría a alguien que está a punto de tirarse por una ventana pero que no acaba de decidirse... ¿Acaso cambiaría si fuera tretapléjica? ¿Por qué? Joaquim Bosch Barrera Pamplona (Navarra) nado. A los católicos, por parte del Gobierno, como siempre, ni agua. Ana Alicia Santamaría Gálvez Granada Yo también quiero ser nacionalista Se da la paradoja de que los partidos nacionalistas catalanes que, como su propio nombre indica, quieren independizarse de España, cuantos más avances consiguen en esa independencia, más dinero obtienen del Estado español. ¿No resulta esto contradictorio? El Estatuto de Cataluña se aprobó con unas inversiones en infraestructuras muy elevadas para esa comunidad, muy por encima de lo que recibirían el resto de comunidades autónomas. No contentos con esto, hace dos días los nacionalistas catalanes de nuevo han condicionado la retirada de la enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado para 2006 a que Cataluña reciba todavía más. O sea que quieren independizarse pero con el dinero de España. Resulta chocante. Creo que si para independizarse tuvieran que renunciar a todas estas inversiones, España tendría catalanes hasta el día del juicio final. Isabel Naudín Madrid Libros islámicos con subvención Me llena de estupor que una congregación religiosa católica y su editorial se presten a editar un libro de texto de religión musulmana, proyecto que se repetirá durante cinco años hasta completar los seis cursos de Educación Primaria. Es un proyecto único en Europa, subvencionado este año con 42.000 euros del dinero público y con el respaldo del Ministerio de Educación del Gobierno socialista. Los padres católicos seguiremos asumiendo las trabas gubernamentales hacia las clases de religión católica, además del importe íntegro de los libros de texto de nuestros hijos, y eso que las clases de religión son elegidas por casi el 80 por ciento del alum-