Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 Deportes TENIS MASTERS SERIES DE MADRID JUEVES 19 10 2006 ABC LO QUE NO HAY QUE PERDERSE Pau Gasol, el flamante campeón del mundo y sus muletas kilométricas, pasarán por el Madrid Arena camino del Principado de Asturias, donde mañana recibirá junto a sus compañeros de selección el premio Príncipe de Asturias. Lo llevan en secreto. Nadie habla de horas, pero no será difícil localizarle por su tamaño y porque no andará muy lejos de su buen amigo y compañero de reparto en anuncios, Rafael Nadal. Yvonne Reyes. No sólo de tenis vive el hombre e Indesit, en la estela del éxito que tuvo el partidillo de play station que disputaron el martes Feliciano López y su novia María José Suárez, ha organizado otra pachanguita con la actriz- presentadora y un rival a elegir entre los tenistas como protagonistas. Seguro que no faltan voluntarios. La hora de la cita será alrededor de las siete y media de la tarde, si los atascos no lo impiden. Unos octavos de lujo. Le acompaña la suerte al torneo madrileño y ofrece una selección de cruces espectaculares, muchos de ellos dignos de una final, para la siguiente ronda. Esta es la lista de emparejamientos: Federer- Soderling, Robredo- Ginepri, Nalbandian- Henman, Nadal- Haas, Berdych- Roddick, Murray- Djokovic, González- J. Johansson y Vliegen- Safin. Todos contra Ginepri. Entre todos los choques uno tiene un morbo especial. Ginepri, el hombre que obsequió en el duelo contra Feliciano con unos cuernos mímicos a la afición, se cruza con otro español, Robredo. Las gradas quieren la cabeza del maleducado estadounidense. La alergia de Juan Carlos Ferrero a la pista cubierta se agrava En sus últimos cuatro torneos ha sido incapaz de ganar un partido D. P. MADRID. La alergia que le ha entrado esta campaña a Juan Carlos Ferrero hacia la pista cubierta empieza a resultar alarmante. Nadie diría que es el mismo jugador que en 2003 conquistó brillantemente el Masters Series Madrid. Aquel tenista que presumía, con razón y justificado orgullo, de haber sido capaz de pasar de especialista consumado de la tierra batida a hombre polivalente capaz de lograr buenos resultados en cualquier superficie se ha olvidado de cómo se evoluciona sobre las canchas rápidas de las pistas indoor Su derrota ante Robin Soderling fue cualquier cosa menos una sorpresa. El valenciano venía de perder en tres primeras rondas consecutivas bajo techo. En Viena fue eliminado por Melzer (número 39 del ranking) en Metz, por Benneteau (45) y en Bangkok le sacó del torneo Zverev (196) Con semejantes antecedentes sus posibilidades de éxito ante el sueco se antojaban algo más que remotas. Este nórdico de 1,90 y 22 años está viviendo la temporada de su vida. Allá por el mes de febrero ocupaba la plaza número 100 en la clasificación mun- Le limpian el camino a Tommy Robredo La calculadora en que se ha convertido la mente de Tommy Robredo no tenía previsto lo que ha ocurrido ni en sus mejores previsiones. El gerundense, séptimo en el ranking, anda inmerso en una batalla cruenta por entrar entre los seis tenistas- -Federer y Nadal ya están clasificados- -a los que les falta el pasaporte para ir a la Copa Masters de Shangai. Ayer, de golpe y porrazo, dos de sus más duros adversarios, el croata Mario Ancic (décimo a 47 puntos) y el estadounidense James Blake (sexto, con 15 de ventaja) cayeron eliminados. dial. Desde entonces ha ido escalando posiciones (finalista en Memphis, semifinalista en Estocolmo, cuartos en San José... Subió y subió para acabar llegando a la capital de España instala- do en la plaza 29 de la lista de méritos, sólo siete por debajo de Ferrero. Si éste fue incapaz de derrotar a un hombre como Zverev, que estaba en las proximidades del puesto 200, a pesar de haberse apuntado la primera manga (4- 6, 6- 2 y 6- 4) cómo iba a deshacerse de alguien como Soderling, con mucho muy superior y en plena fase de crecimiento profesional. La situación de Ferrero es bien diferente. Se ha buscado un hueco digno en el top 20 pero no da la sensación de que evolucione. Lo peor es que no parece que pueda volver a situarse entre los diez mejores más que de forma esporádica. Lo cierto es que no gana un título desde 2003 (Madrid, Montecarlo, Roland Garros y Valencia) y desde entonces sólo ha sido capaz de disputar cuatro finales: Rotterdam (2004) Barcelona y Viena (2005) y Cincinnati (2006) Pobre balance para un ex número uno del mundo. Él mantiene el discurso de que sigue entrenándome muy fuerte que la sucesión última de derrotas han sido por mala suerte, porque en las tres anteriores sólo perdí en el tercer set y que está trabajando bien Pero algo no debe ir tan bien cuando sus últimas palabras fueron para un público que ya le critica abiertamente: Hay gente que no tiene cerebro y me gustaría encontrármela cara a cara a ver si me dicen lo mismo Si lo que oyó era un calificativo para su juego, no es extraño que se enfadara. SIN PALCO VIP Todos quieren a Raymond y a Nadal, pero se lo piensan con Ferrero y Raúl ROSA BELMONTE MADRID. Salió Nadal a entrenarse a las seis de la tarde en loor de adolescentes y se desató la nadalitis. Ellas se disputaban dar el alarido más agudo, como si acabara de aparecer Bisbal o el tipo de la careta de Scream Y le llamaban guapo. Ellos le llamaban fenómeno. Cuando atravesó las pistas de entrenamiento rumbo a la última, la multitud que esperaba junto a la puerta de jugadores le siguió y daba la impresión de que el suelo se fuera a inclinar de ese lado, del de la pista donde Nadal y Vincent Spadea iban a lanzarse pelotazos. Spadea es ese tipo de rizos largos y anchos coronados con una gorra, con aspecto de payaso de Micolor. Da la impresión de que los rizos no son suyos sino de la gorra y que en el momento en que se la quite se van a ir La Infanta Elena, junto a su hija y Jaume Matas, en el partido de Nadal con ella. Nadal llevaba camiseta amarilla y cinta amarilla, como si pretendiera atraer toda la mala suerte para el entrenamiento (aunque lo cierto es que luego, en el partido contra Fish también se atrevió con el amarillo, o sea, que borramos lo anterior) Mientras, otro Nadal, el tío Miguel Ángel, se hacía fotos con todo aquel que se lo pedía. Y se lo pedían muchos. A la vez se estaba disputando el partido entre Ljubicic y Murray. Pero sigamos. Raúl, que el día anterior había FRANCISCO SECO hecho los deberes en Bucarest, también fue al tenis (en lugar de quedarse en casa viendo al Barça) Llevaba una camiseta conmemorativa de uno de los tres épicos combates entre Joe Frazier y Muhammad Alí. Menos épico fue el partido entre Ferrero y Soderling. A Ferrero le dijeron más de alguna lindeza. Y cuando iba perdiendo 6- 3, 5- 2 y las cámaras de TVE se acercaron a entrevistar al jugador madridista (y un gran foco lo iluminaba) alguien, en un 2 x 1, gritó: Paquete, eres más malo que Ferrero Pero también hubo chiquillos que clamaron Raúl, Raúl Más tarde, al partido de Nadal, el encuentro estrella de la jornada (bueno, la estrella es él) fue David Beckham tocado con gorra de béisbol de los Yankees de Nueva York (que se quitó al sentarse) Sergio Ramos se cubría con gorro de lana que no se quitó en ningún momento. Y sin gorra pero con bolso, Iker Casillas. En otra zona de palcos VIP, Blanca Suelves y su marido, el Duque de Alburquerque, acompañados del ex tenista Tomás Carbonell. Y a lo alto, en el cubículo aéreo de TVE, se atisbaba a Wally, o sea, a Alex Corretja (no diga Corretja, diga Lacoste) que vestía el polo de rayas rojas y blancas que el día anterior había sido el uniforme de los jueces de línea (ayer las rayas de los jueces eran azules y blancas) Y las recogepelotas... Es de suponer que tener pecho ha debido ser motivo de no aceptación en el casting. Porque imaginemos un escueto top con tirante al cuello y a chicas corriendo por la pista detrás de una bola y sin sujetador. No lo imaginemos, es lo que pasa. Pero sin pecho queda fino. Y Nadal a lo suyo, sin sufrir y con alguna joven declarándose a gritos Rafa, te quiero