Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 JUEVES 19 10 2006 ABC Economía Bruselas expedienta de nuevo a España por las trabas a E. ON y le da cinco días para explicarse La CE acusa al Gobierno de haber hecho caso omiso tras declararlas ilegales hace tres semanas b Asegura la Comisión Europea que España ha violado el Reglamento de Concentraciones y el Tratado de la CE con los poderes dados a la CNE MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Comisión Europea anunció ayer que ha abierto un procedimiento de infracción contra España por no retirar las condiciones que puso la Comisión Nacional de Energía (CNE) a E. ON para quedarse con Endesa, tal y como publicó ABC en su edición de ayer. Este expediente es el segundo que recibe España en relación con las trabas impuestas a la eléctrica alemana. Los argumentos de este nuevo procedimiento, según explicó ayer el departamento de la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, es que España ha hecho caso omiso a su exigencia de que anulara 18 de las 19 condiciones que le puso la CNE a E. ON después de considerarlas ilegales hace tres semanas. El Ejecutivo comunitario ha dado cinco días laborables de plazo al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para que dé explicaciones, un plazo inusualmente corto para este tipo de casos. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ayer en Bruselas aplicar las normas comunitarias sobre el control de las operaciones de concentración. Y, de hecho, Bruselas, al tratarse de una operación de dimensión comunitaria, dio en abril su visto bueno a la concentración al considerar que no obstaculizaba de manera significativa la competencia efectiva en el Espacio Económico Europeo ni en una parte sustancial de él. La normativa europea establece que los estados miembros no pueden aplicar su normativa nacional de competencia a tales operaciones ni adoptar medidas que puedan prohibirlas, condicionarlas u obstaculizarlas salvo que protejan la seguridad pública, la pluralidad de los medios de comunicación y las normas en defensa de intereses legítimos La CE explicó ayer que el procedimiento de infracción de las normas comuntiarias será el habitual, la carta de emplazamiento de ayer, a la que en su EPA Kroes ha perdido la paciencia Todo apunta a que la Comisión Europea ha perdido la paciencia en este caso después de escuchar las declaraciones del Gobierno español, por parte de diferentes miembros, en el sentido de que el Ministerio de Industria agotaría el plazo del 10 de noviembre para resolver los recursos interpuestos ante él contra la actuación de la CNE en este caso. La CE concluyó a finales de septiembre que las condiciones puestas a E. ON eran ilegales y que su anulación debía ser de aplicación inmediata Esta ilegalidad se basa en que 18 de las 19 condiciones impuestas al gigante alemán para quedarse con Endesa violan el artículo 21 del Reglamento Comunitario de Fusiones ya que, por ejemplo, estas condiciones se adoptaron y entraron en vigor sin comunicación previa a la CE y sin que ésta las aprobara. Entre las condiciones calificadas de ilegales y supuestamente justificadas en conseguir la seguridad del suministro energético, figuraban la obligación de E. ON de desprenderse de un 32 de los activos de Endesa y de la gestión de las centrales nucleares. La cuestión de fondo es que Kroes, tal y como establece la normativa europea, es la única que tiene potestad para caso le seguirá el dictamen motivado y, en última instancia, la denuncia formal ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Sin embargo, este proceso que en principio se demoraría meses podría acelerarse si Bruselas así lo decide y, además, parece ser el caso con los exiguos cincos días que ha dado a Madrid para responder. No obstante, el Ejecutivo comunitario dejó claro que su intención es no llegar hasta la denuncia en el Tribunal. El ministro Di Pietro no acepta el semáforo verde de Prodi a la fusión de Abertis y Autostrade JUAN VICENTE BOO, CORRESPONSAL ROMA. El ministro italiano de Infraestructuras, Antonio Di Pietro, ha perdido la batalla contra los constructores pero mantiene su guerra contra la fusión de Abertis y Autostrade, advirtiendo que el semáforo verde anunciado por Prodi en Madrid es una expresión que parece decir todo pero no dice nada Según Di Pietro, la fusión es un acto privado entre dos sociedades, para la que no hay semáforo verde ni amarillo ni rojo. En cambio, el traspaso de la concesión a la nueva empresa es un acto administrativo que se concede sólo si valoramos que se respetan los requisitos legales Aunque el Gobierno italiano levantó el techo del 5 del voto a los constructores- -una medida contra ACS, que tendría el 12,5 de la nueva Abertis- la Comisión Europea inició ayer, a propuesta de la responsable de Competencia, Neelie Kroes, un procedimiento de infracción contra Italia por haber puesto obstáculos injustificados a la fusión Entre ellos figu- ran las negativas formuladas el pasado agosto por los ministerios del Tesoro y de Infraestructuras, así como por la empresa estatal ANAS que supervisa las autopistas privadas. Pero la nota señala también que el interés publico puede ser protegido adecuadamente en los términos del acuerdo de concesiones vigente lo cual sale al paso del proyecto de decreto ley de acompañamiento de los Presupuestos, que obliga a renegociar todas las concesiones, permite al Gobierno revisar las tarifas y los peajes, así como imponer multas de hasta 150 millones de euros, e incluso suspender la concesión. Di Pietro reiteró ayer en el Parlamento que dentro de un año habrá un modelo de concesión única, y si una concesionaria no quiere aceptarla, ANAS la asumirá inmediatamente