Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 19 10 2006 Cultura 65 Santos Juliá: La saturación de memoria del pasado destruye la verdad histórica El historiador inauguró ayer el curso académico del Instituto Ortega b El profesor de Historia del Pensa- miento Político y premio Nacional por su libro Las dos Españas criticó la actual recuperación de la Guerra Civil y de la posguerra ABC MADRID. El historiador Santos Juliá planteó al inaugurar el curso académico del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset, que, si bien la reparación de los vencidos en la Guerra Civil era un deber, la saturación de memoria del pasado destruye la verdad histórica. La investigación histórica en democracia no permite trasladar a los vencedores de la Guerra Civil la invisibilidad padecida durante cuarenta años por los vencidos, sin dañar el conocimiento del pasado Según Santos Juliá, quienes se definen por la conciencia memorial no se ven como miembros de una generación a la que le está pasando algo sino como nietos de una generación anterior, lo que conduce a la militancia: Lo que me hace ser es lo que le pasó a mi abuelo ejemplificó. Recuperar la memoria histórica se ha convertido en exhumar el pasado no movidos por la pulsión que lleva a construir el futuro criticó el conferenciante, para quien este asunto, muy debatido ya en Alemania, Francia y Estados Unidos, llega ahora España a una generación muy cargada de memoria, en lugar de proyectos La generación del medio siglo venía cargada de una memoria impuesta, de un relato mítico elaborado por el Régimen y la Iglesia Católica, en el que una generación de españoles sacrificó su vida y tuvo el coraje de apostatar de ese mito para representar la guerra, pero no supo inventar otra memoria nueva, la de su generación creadora de un mundo sin vencedores y vencidos Santos Juliá había comenzado su lección inaugural- -titulada Generaciones de memoria -recordando a Ortega, quien veía a las distintas generaciones como caravanas separadas en el tiempo por una sensación de extrañeza de 15 ó 20 años. Lo que define a una generación es su manera de vivir un acontecimiento subrayó el historiador que apuntó a la concepción de la historia como sucesión de nuevos tiempos cargados de futuro y de una promesa que se convierte en la tarea a realizar por quienes cumplen 30 años. La historia anuncia a la generación que llegó al poder que otra generación, en pelea con ella formal o larvada, entra en juego Juliá situó a su propia generación entre la Segunda Guerra Mundial y la caída del Muro, una generación que pasó a concebir- -dijo- -que el mundo era plástico y se podía cambiar, abriendo posibilidades de vida pero esa visión hizo mutis cuando se comprobó que la verdad era inaccesible y la historia no servía para esa transformación Esta crisis introdujo no sólo la necesidad de enfrentarse al pasado con un saber crítico, sino una conciencia moral reparadora en toda Europa que Santos Juliá NIEVES SANZ La memoria histórica se ha convertido en exhumar el pasado... Lo que me hace ser es lo que le pasó a mi abuelo veía sucederse los horrores (Holocausto, guerras, Gulag, bombardeos de poblaciones civiles o éxodos) añadió. Y explicó que esta nueva concepción sustituyó la conciencia histórica por una conciencia memorial provocando una reacción de historiadores ante los riesgos que supone para la Historia ser sustituida por la Memoria A este acto universitario asistieron el presidente y el secretario general de la Fundación Ortega y Gasset, Antonio Garrigues Walker y Jesús Sánchez Lambás, y el nuevo director del Instituto, Jose Luis García Delgado, quien ha sustituido a Juan Pablo Fusi, informa Efe.