Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 Cultura JUEVES 19 10 2006 ABC Bruce Springsteen llega a España y pone sobre la mesa un suculento plato de raíces Hoy empieza en la plaza de las Ventas de Madrid su gira basada en el cancionero de Pete Seeger del escenario, los promotores del concierto han ampliado la zona destinada al público y hoy se pondrán nuevas entradas a la venta MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Aquel chaval que hace medio siglo (1958, más o menos) descubrió en la televisión que el rock and roll sería su medio (y su mensaje) de vida se pasea ahora por Europa vestido como un bodeguero (de La Taberna del Irlandés claro) arremangado y cervecero, con la mochila repleta de música folk y un matasello en su guitarra que lo deja claro a los cuatro vientos: éstas son las canciones de Pete Seeger, tradición en estado puro. Todo empezó en 1998, cuando Bruce grabó We shall overcome para un disco de homenaje a Seeger. El Jefe se debió quedar con la copla (de hecho grabó ocho piezas) pero la urgencia del 11- S con su respuesta musical en The rising y la posterior guerra de Irak, acontecimiento impreso a fuego en su siguiente disco, Devil and dust debieron retrasar el encuentro entre el cancionero del abuelo Pete Seeger y Bruce. Entre medias, es sabido que el Boss se volcó en el apoyo a la candidatura del demócrata Kerry frente a Bush, y que auspició la gira Voto por el cambio Sabido es que los demócratas perdieron aquellos trascendentales comicios presidenciales, pero Bruce (y muchos aficionados y otros tantos artistas) volvieron a sentir que la música, como en los sesenta y setenta, podía (y hasta debía) ser un arma cargada de futuro y, sobre todo, de paz. Por eso tampoco es de extrañar que Springsteen se interesara aún más profundamente por el repertorio del barbado Seeger, pionero junto con Woody Guthrie de la canción política estadounidense, aunque ésa es sólo una de las facetas de un artista que también ha recopilado centenares de piezas tradicionales casi desaparecidas, el cantor que ha grabado deliciosas tonadas infantiles o, incluso, esa especie de abuelo cebolleta que grabó el cancionero de las Brigadas Internacionales, con canciones en español como ¡Ay Carmela Si me quieres escribir El vito El quinto regimiento o clásicos del folclore americano como Red river valley convertida en Jab Tras el montaje rama Valley Hay un valle en España llamado Jarama... himno del batallón Lincoln. El enjundioso sonido de The Band, el grupo de Robbie Robertson, que durante unos cuantos años sirvió de banda de acompañamiento (y algo más) a Bob Dylan, o el de aquellos punkorros etílico- folclóricos que fueron los Pogues, no son desde luego ajenos tampoco a las puestas en directo de este poderoso y revigorizante caldo que Bruce Springsteen sirve en bandeja cada noche, en cada actuación. Conciertos a cuyo repertorio, además del disco prácticamente al completo, se van incorporando canciones antiguas de Bruce que varían según el país y la ciudad, y que pueden ir desde Factory a The river pasando por Fire y una traca final con la conocidísima y festiva When The Saints Go Marching In con toda suerte de vientos y metales echando humo. Bruce Springsteen dijo al grabar estas tonadas populares que no quería que estas canciones ni esta manera de entender la música cayeran ahora en el olvido, que era necesario contextualilzarlas en el mundo y la socieda de hoy. Desde luego, lo ha conseguido. Ha mostrado y demostrado el intenso poder de la música popular para reinventarse a sí misma una y otra vez, para hacerse tradición, para hacerse futuro. Para, sencilla y festivamente, volver a refrescarnos la memoria. Bruce Springsteen, en una actuación en Nueva Orleáns, el pasado abril Conciertos en España Madrid, día 19, Plaza de Toros de Las Ventas. Valencia, día 21. Estadio del Levante. Granada, día 22. Plaza de Toros. Barcelona, día 24. Palau Sant Jordi. Santander, día 25. Pabellón Deportivo. AP