Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Cultura PREMIOS PRÍNCIPE DE ASTURIAS JUEVES 19 10 2006 ABC CONSUELO CRESPO Presidenta de Unicef- España IGNACIO CIRAC Director del Instituto Max Planck de Óptica Cuántica En su sesenta aniversario, el Organismo de la ONU para la Infancia recibe el Príncipe de Asturias a la Concordia Mis hijos me preguntan cuándo podrán usar el teletransporte A sus 41 años, Ignacio Cirac se ha convertido en el científico más joven de cuantos han sido galardonados hasta ahora con el premio Príncipe de Asturias de Investigación, que considera el hito más importante de mi carrera TEXTO: JOSÉ MANUEL NIEVES No habrá paz ni equilibrio sin infancia JESÚS BASTANTE MADRID. Este premio supone un reconocimiento a todas las personas que durante 60 años han recorrido el camino con los niños, muchos de ellos con riesgos graves, incluso con peligro de muerte De este modo saluda Consuelo Crespo, presidenta de Unicef- España, la concesión del Príncipe de Asturias a la Concordia para este organismo, creado por Naciones Unidas en 1946, al término de la Segunda Guerra Mundial, para promover los derechos de la infancia en el mundo. Nuestro trabajo es transmitir la situación de la infancia en el mundo, abogando para que se produzca la transformación necesaria en la sociedad apunta Crespo, quien denuncia que, aunque hoy hay avances técnicos y sociales, éstos no siempre se traslucen en mejoras para la Humanidad. Hay que poner a la infancia en el centro de las agendas, porque es el motor del desarrollo, y el mundo nunca logrará el equilibrio y la paz si no invertimos en la infancia La actual situación de los menores en el mundo es preocupante aunque los indicadores están mejorando poco a poco Siempre, no obstante, quedan los niños que sufren vulnerabilidad extrema, los niños de la guerra, captados por mafias, enfermos de sida, que sufren venta de órganos... Niños maltratados y explotados En España, pese a que los niños tienen garantizada la educación y la sanidad Consuelo Crespo advierte que existen otros problemas, como el maltrato, la explotación sexual, el trabajo infantil... que debemos denunciar y exigir que desaparezcan de una vez por todas ¿Con qué mundo se van a encontrar las generaciones futuras? En opinión de la presidenta de Unicef- España, deberíamos hacer lo posible por dejar un mundo en el que todos los seres humanos vean cumplidos sus derechos Esto lo logrará- -prosigue Crespo- -la generación que sea capaz de derribar las barreras que lo impiden, que son muchas, tanto en el Norte como en el Sur MADRID. La noticia, el pasado 24 de mayo, le pilló por la mañana, leyendo en su despacho. Con sólo 41 años, Ignacio Cirac se acababa de convertir en el científico más joven de cuantos han recibido el Príncipe de Asturias de Investigación. Su trabajo, en los límites de la realidad, hunde sus raíces en el corazón mismo de la materia. Y lo hace a través de una disciplina científica, la física cuántica, que se empeña en demostrarnos hasta qué punto nos engañan los sentidos. En el mundo de las partículas subatómicas, en efecto, nada es lo que parece y lo que no parece, es. En su último trabajo, publicado hace apenas una semana en Nature Cirac participó en un experimento en el que, por primera vez, se consiguió teleportar el estado cuántico de la luz a la materia. ¿Hasta dónde se podrá llegar con la teleportación? -La teleportación no es lo que la gente cree que es, no es lo que se ve en Star Trek Lo que sí se puede hacer es transportar información de un sitio a otro, de un objeto a otro. Y así, la información contenida en fotones puede aparecer en partículas completamente diferentes. ¿Qué implicaciones prácticas tiene el experimento? -De dos clases. Por un lado, es un paso enorme hacia el dominio del mundo microscópico. Y por otro, es un gran avance dentro de lo que llamamos comunicación cuántica Esa clase de comunicación ya es posible, aunque a distancias cortas. Para utilizarla en distancias mucho mayores, sería necesario tener repetidores cuánticos, que aún no existen. Y una de las condiciones necesarias para construir un repetidor cuántico es ser capaces de teletransportar propiedades de la luz a la materia, que es justo lo que hemos hecho. ¿Por qué es mejor la comunicación cuántica que la convencional? -Porque es mucho más eficiente. Se puede enviar mucha más información con menos señal. Y además se puede hacer que esta información sea inviolable, totalmente secreta. ¿Llegaremos a teletransportar objetos macroscópicos? -Algunas propiedades cuánticas de objetos macroscópicos ya se pueden teletransportar. Pero es algo que por ahora sólo puede hacerse con algunas propiedades, con la mayoría no. La propiedad que mejor se puede manipular es el movimiento total de la molécula, pero no los movimientos internos de ca- Juan Ignacio Cirac agradece el cariño de los ovetenses da una de las partículas que forman esa molécula. El problema para objetos mayores es el aislamiento cuántico. Cuanto más grande sea un objeto más difícil será de aislar. Es una barrera tecnológica, de nuestra limitada capacidad para aislar estos objetos. Si estas barreras tecnológicas se vencen, se podrían teletransportar algunas propiedades de objetos mayores. ¿En qué trabaja ahora? -En simulación cuántica. Existen modelos en la Naturaleza que no podemos entender. Pero con un simulador cuántico si podríamos reproducirlos. Hay, por ejemplo, materiales que a bajas temperaturas hacen cosas muy interesantes, como conducir la electricidad sin gasto alguno. Pero no sabemos cómo lo hacen. Para eso deberíamos hacer una simulación por ordenador. Y no existen esos ordenadores. Sin embargo, hay un camino intermedio, que son los simuladores cuánticos, y eso estamos intentando construir. Tenemos EFE Algunas propiedades cuánticas de objetos macroscópicos ya se pueden teletransportar, pero la mayoría no prototipos, aunque creo que el primero tardará unos cinco años en existir. ¿Qué sensación le produce recibir el premio Príncipe de Asturias? -Una satisfacción tremenda. Es el premio más importante que me han dado en mi vida y el hito más importante de mi carrera. ¿Qué reacciones ha tenido? -Me han felicitado compañeros de aquí, de Alemania, pero también de muchos lugares del mundo, lo que indica que se trata de un premio internacionalmente reconocido, en los niveles más prestigiosos. ¿Qué es lo primero que hará tras recoger su premio? -El día de la recogida atenderé a la prensa (risas) recogeré el premio y asistiré a la ceremonia. Mi familia me va a acompañar y creo que después improvisaremos una celebración. Estarán mis padres y mis tres hijos, dos niñas, de 13 y 11 años y un niño de 2. ¿Cómo consigue explicar a sus hijos su trabajo? -Mis hijos me preguntan de vez en cuando sobre teletransporte, pero desde un punto de vista muy práctico. La mayor, por ejemplo, quiere saber cuándo funcionará, cuándo lo podrá usar. Le digo que tenga paciencia, mucha paciencia.