Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional JUEVES 19 10 2006 ABC Otros diez soldados estadounidenses mueren en Irak en un solo día b El número de pérdidas estado- unidenses desde comienzos de octubre se eleva a 69. Según cifras del Pentágono, 2.776 desde que empezó la invasión ABC BAGDAD. Diez soldados estadounidenses murieron el martes en ataques en Irak, aumentando a 69 el balance de pérdidas del ejército estadounidense en ese país desde inicios de octubre, anunció ayer la Comandancia estadounidense. En el oeste de Bagdad, cuatro soldados murieron por la explosión de una bomba artesanal contra su vehículo. Dos soldados murieron en el norte de la capital, uno por disparos de arma ligera contra su patrulla y el segundo en la explosión de una bomba al pasar el vehículo, añadió. En la provincia occidental rebelde de Al- Anbar, donde las fuerzas estadounidenses tuvieron el mayor número de pérdidas desde 2003, un marine murió tras resultar herido por disparos durante la operación. En la provincia de Diyala, en el norte de Bagdad donde la insurrección es activa, tres soldados murieron en una operación enemiga contra su patrulla, según el comunicado. Se trata de uno de los balances más duros para el ejército estadounidense en un periodo de menos de tres semanas, desde la invasión de Irak en marzo 2003. Estas nuevas muertes llevan a 2.776 el número de soldados estadounidenses y personal asimilado muertos en Irak desde la invasión, según cálculo con base en cifras del Pentágono. Bomberos de Nueva York, durante las labores de desescombro en la Zona Cero tras los atentados del 11- S AFP Las 8.000 personas que desescombraron el 11- S podrán demandar al Ayuntamiento El juez escuchará todas las quejas por los daños tóxicos tras el derrumbe M. GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Los 8.000 bomberos, policías y trabajadores que participaron en el desescombro de la Zona Cero ganaron el martes el derecho a llevar a la ciudad de Nueva York ante los tribunales por no haberles proporcionado el equipo necesario para protegerles de la toxicidad que el derrumbe dejó en el aire. El Ayuntamiento sostenía que una ley federal le proporciona inmuni- dad ante las demandas de negligencia que pudieran derivarse de su respuesta ante un ataque terrorista, por lo que había pedido al juez que desestimase la demanda colectiva. Sin embargo, el juez Alvin Hellerstein considera que esa inmunidad no tiene carácter universal por lo que habrá que escuchar cada caso antes de decidir a cuáles puede aplicar Hellerstein también se ha ofrecido a Conferencia de reconciliación Ayer, el Gobierno iraquí anunció que la esperada conferencia de reconciliación nacional para lograr el consenso político y acabar con la espiral de violencia sectaria que vive el país se celebrará finalmente el 4 de noviembre en Bagdad. El anuncio se produjo después del encuentro organizado por el Rey Abdulá de Arabia Saudí en La Meca el sábado entre importantes clérigos suníes y chiíes para cerrar un acuerdo que ponga fin a la violencia sectaria. La conferencia de reconciliación estaba prevista inicialmente que comenzara el viernes, pero había sido aplazada de forma indefinida por razones de emergencia no especificadas. El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, asumió el cargo hace dos meses al frente de una denominado Gobierno de unidad nacional y prometió aplicar un plan de reconciliación nacional de 24 puntos para sellar las heridas políticas. designar un mediador que ayude a resolver parte de las quejas antes de llegar a juicio, lo que hará tras una audiencia el próximo 3 de noviembre. El abogado de la firma Patton Bogg, que representa al Ayuntamiento, dijo sentirse claramente decepcionado ante el hecho de que el juez no haya podido concluir que toda o al menos una parte sustancial de la demanda pueda ser desestimada al estar cubierta por la inmunidad dijo James Tyrrell. El de los demandantes aseguró que algunos clientes lloraron de emoción cuando les comunicó que sus casos serían escuchados. Cuando comenzaron a quejarse, la gente les decía que era una simple tos, y les ha llevado tres años demostrar que no era verdad Diez meses de trabajos Muchos de estos empleados trabajaron en la Zona Cero los diez meses que se tardó en retirar los escombros del World Trade Center, y más tarde en el estercolero de Fresh Kills, en Staten Island, a donde fueron trasladados. La mayoría responsabiliza de sus problemas respiratorios a los tóxicos que contenían los materiales de construcción de los años 70, incluyendo casos de cáncer que han costado vidas. Potencialmente, estos daños a la salud podrían afectar a 300.000 voluntarios que el diario The New York Times estima que llegaron de todas partes del país, así como a los cientos de miles de residentes y trabajadores de la zona que se encontraron bajo la nube tóxica. Los expertos creen que las consecuencias pueden tardar en aparecer hasta 20 años, por lo que se ha creado el mayor registro del país, que da seguimiento a más de 100.000 personas.