Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 18 10 2006 Gente 101 La actriz australiana Nicole Kidman está interpretando un papel que nada tiene que ver con el séptimo arte: ahora se encuentra de gira por Kosovo como embajadora de buena voluntad de las Naciones Unidas. Este viaje por Kosovo es la primera visita de la actriz desde que desempeña este cargo para el que fue nombrada el pasado enero. Wesley Snipes ha sido acusado formalmente de ocho cargos por supuesto fraude fiscal de unos 12 millones de dólares, lo que podría suponerle hasta 16 años de cárcel. De acuerdo con el texto de la acusación difundido ayer, Snipes, de 44 años, también ha sido acusado de reclamar fraudulentamente devoluciones de impuestos en 1996 y 1997. EN SU PUNTO BEATRIZ CORTÁZAR La Infanta Leonor, en el cumpleaños de su prima Carla asta la fecha la hemos visto siempre en brazos de sus padres, sobre todo de su madre la Princesa de Asturias, y es que la Infanta Leonor aún no ha cumplido su primer año de vida (será el próximo día 31) y es lógico que de la sillita sólo pase a los brazos hasta que se ponga a andar, algo que puede suceder muy pronto, tal y como comentó Doña Letizia días atrás cuando inauguró un colegio en Pozuelo de Alarcón en el que fue el primer acto de su agenda en solitario. También a la Infanta Leonor la han retratado en distintas ocasiones con todos sus primos por vía paterna, sin que hasta la fecha existan tantas imágenes con su familia materna por razones obvias. Pero que no se publiquen esas fotografías no significa que la pequeña no disfrute de la compañía de los Ortiz Rocasolano, a los que visita en compañía de sus padres muchos fines de semana y fuera de todo protocolo. Eso es lo que pasó la semana pasada cuando Leonor acudió al cumpleaños de su prima Carla, la hija de su tía Erika y Antonio Vigo. Según me cuentan, fue el pasado jueves 5 de octubre cuando Carla Vigo reunió a todos sus amiguitos del colegio en la casa de su abuela Paloma Rocasolano, en Moratalaz, donde se organizó una merienda infantil con la actuación de unos animadores que hicieron las delicias de los pequeños. Algo debían saber los paparazzi que se apostaron en la puerta de la vivienda para ver quién acudía al cumpleaños de la niña, pero que, según me entero, no debieron percatarse de la llegada de Leonor, que esta vez no fue en brazos de sus padres, despistando así al personal. Los amiguitos de Carla estaban encantados viendo cómo Leonor daba sus primeros pasos por la casa, siempre con ayuda de su tía Erika y su abuela Paloma. Ahora quien cumple es la Infanta y no sería nada extraño que los Príncipes quisieran celebrar su primer año con todos sus familiares. A fin de cuentas la foto con la primera vela es de marco obligado. H Inés Sastre y Andy García intercambian una sonrisa cómplice durante la presentación en Madrid del filme La ciudad perdida EFE FEDERICO MARÍN BELLÓN MADRID. Guillermo Cabrera Infante le hizo un traje a medida a Andy García, el guión de La ciudad perdida y éste le regaló a Inés Sastre el vestido de Cuba, que le sienta tan bien como cualquier otro. Incluso mejor. El actor, director y hasta músico contó ayer en Madrid que le costó 16 años encontrar financiación para este proyecto, nueve millones de dólares consumidos en 35 días de rodaje. En la cinta, que desmitifica la revolución castrista, se narra el drama de una familia dividida por la caída del dictador y las promesas incumplidas del nuevo régimen. Andy García llegó a emocionarse durante la presentación de la película al recordar que el autor de Tres tristes tigres tuvo tiempo de aplaudir la película antes de morir. El escritor sembró el guión de juegos malabares y retruécanos, tan sólo frenados por el hecho de que la cinta Inés Sastre y Cuba le parten el corazón a Andy García se filmara en perfecto inglés, con acento. El actor cubano contó que se quedó impresionado por los no menos de 5.000 libros que el escritor tenía en su apartamento de Londres y que le preguntó asombrado si los había leído todos. Tras una larga pausa, subrayada por una bocanada de humo, el maestro respondió: Solamente una vez Andy García tampoco pecó de falsa modestia al comparar su obra con clásicos como Casablanca Doctor Zhivago y Novecento con la particularidad de que en su película todos los actores son cubanos de primera o segunda generación (incluida su hija Dominik) a excepción de Dustin Hoffman (feliz en el papel de mafioso) Bill Murray (instalado en el molde que se inventó en Lost in translation pero con pantalones cortos) y nuestra Inés Sastre, bellísima metáfora de la isla y de los que se quedaron. Inés es Cuba asegura su director. Cuando uno se exilia tiene esa relación con su país natal; se separa de lo que ama El actor aseguró que él mismo era producto de la historia que escribió Cabrera Infante, quien también se inspiró en experiencias personales y en la letra de las canciones, protagonistas junto a Andy e Inés. La actriz española declaró que se empapó de su personaje, hasta el punto de que lo difícil no fue meterse Cuando uno se exilia tiene esa relación con su país natal; se separa de lo que ama en el papel, sino salir El actor y director corroboró que en su primer encuentro le puso un disco y le pidió que lo escuchara e improvisara: Empezó a llorar y vi que estaba preparada. Es una de las intérpretes más profesionales que me he encontrado en mi vida, después de rodar seis días a la semana y 16 horas diarias La ciudad perdida incluye imágenes de archivo muy duras sobre las ejecuciones ordenadas por Fidel Castro tras el triunfo de su revolución contra un Fulgencio Batista grotesco. El director explicó que le planteó a Cabrera Infante su idea de no mostrar el rostro de Fidel, salvo en las grabaciones reales, aunque el personaje del Che, desprovisto de glamour, sí da la cara en la ficción. Los paredones se filmaron en Cuba como elemento de aviso al pueblo afirmó García. Como cineasta, me interesaba meter ese momento en la película