Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Cultura MIÉRCOLES 18 10 2006 ABC Filósofa feminista Celia Amorós, premio Nacional de Ensayo La escritora y ensayista Celia Amorós, obtuvo hoy el premio Nacional de Ensayo, que concede el Ministerio de Cultura, por su obra La gran diferencia y sus pequeñas consecuencias... para la lucha de las mujeres Amorós declaró nada más conocer la noticia que el poder debe dejar de ser un monopolio masculino y añadió que si a las feministas de la Transición nos hubieran dicho que tendríamos un Gobierno paritario, nos hubiera parecido ciencia ficción Este galardón, dotado con 15.000 euros, distingue una obra de autor o autora españoles, escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en 2005. Nuevo tesoro en la Isla de los Museos El Bode Museum se incorpora a la espectacular oferta del centro de Berlín b Antiguo Museo del Emperador Federico, el edificio reabierto tiene una extensión de 6.500 metros cuadrados, que se divide en sesenta y seis galerías RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. Tener 1.900 esculturas- -muchas obras maestras- -y una envidiada colección bizantina, y no saber qué hacer con ambas, empezaba a ser un problema que la nueva capital alemana ha resuelto reabriendo el Bode Museum. Hemos reconquistado un palacio en mitad de Berlín se enorgullecía ayer el director de los museos de la capital, Peter Klaus Schuster, en la primera presentación a la prensa de un fondo museístico apenas nunca visto. La deriva de la formidable colección escultórica y piezas medievales empezaba a ser como la de Nefertiti, lo que es decir la Mona Lisa berlinesa, un tesoro único pero que no encuentra encaje ni lo tendrá hasta que se abra el futuro Neues Museum, en 2009, coronando esta simpar oferta de la llamada Isla de los Museos El presupuesto estatal del proyecto de renovación del grupo de cinco museos es de 1.200 millones. El gran fondo escultórico tiene por fin su pedestal en el Bode, antiguo Museo del Emperador Federico, un chaflán de 1904 tocado de cúpula neobarroca, en la punta donde la isla divide al río Spree en el viejo corazón de Berlín. Federico el Grande a caballo da la bienvenida bajo la bóveda y da paso por una majestuosa sala, copiada de San Francesco al Monte de Florencia, a 6.500 metros cuadrados y hasta sesenta y seis luminosas y aireadas galerías El arte necesita aire, pero también Premio por Cielo abajo Marías gana el Nacional de literatura infantil El escritor bilbaíno Fernando Marías ha sido galardonado con el premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2006 que concede el Ministerio de Cultura por su obra Cielo abajo editada por Anaya. Fernando Marías Amondo (Bilbao, 1958) es, además de novelista, realizador publicitario y guionista de cine y televisión. Ha sido galardonado con el Nadal por El niño de los coroneles (2001) con el Ateneo de Sevilla de 2005 por El mundo se acaba todos los días y con el Dulce Chacó de Narrativa (2005) por el libro Invasor El Bode Museum de Berlín, rodeado por el río Spree su contexto intelectual dijo Klaus Dieter Lehmann, que preside la fundación del Patrimonio Prusiano. Además de aire, el semiderruido Bode requirió en los años 40 un milagro que lo salvó de la piqueta socialista y ahora, seis años después y 162 millones en renovación, aunque luce aún tiros en la fachada. Pero ayer se pudieron ver por fin la madonna del presbítero Martinus y la de Donatello, su Putto con tamboril o la Bailarina de Antonio Canova y los 4 Evangelistas de Riemenschneider. Gótico y barroco español comparten área con el italiano, como muestra el notable Felipe II de Sánchez Coello (1527) imaginería religio- AFP Italia Escolta para un escritor amenazado por la camorra El Gobierno italiano ha puesto un escolta al escritor italiano Roberto Saviano para protegerlo después de las amenazas que ha recibido tras publicar su último trabajo, Gomorra un libro de investigación en el que denuncia las actividades de la Camorra. sa y escultura castellana de santos de comienzos del XVI. Altares, retablos y mosaicos de la otrora poderosa Ravena, tesoros pictóricos de los últimos 1.500 años, a los que se unen 150 obras de maestros como Bellini y Tintoretto, de la pinacoteca Gemäldegalerie, se completan con frisos y capiteles orientales, hieráticas tallas y pinturas del Museo de Arte Bizantino y un Museo Numismático con 4.000 medallas y 1.000 monedas (de las 500.000 del fondo) incluyendo las de Alejandro Magno. El Bode estará comunicado en un futuro por un subterráneo con el vecino Museo del Pérgamo. El Reina Sofía rinde homenaje al británico Howard Hodgkin con una retrospectiva de su obra JOSÉ MANUEL COSTA MADRID. Hay artistas que no hablan porque no tienen nada que decir. Otros no lo hacen porque son así de ariscos y desconfiados. Y hay un tercer grupo que no está dispuesto a decir nada sobre su obra porque piensan que sus trabajos son una entidad suficiente en sí misma y que cualquier aclaración al margen, en vez de dotarlos de mayor sentido, se lo van restando hasta dejarlos en pura anécdota. Éste es el caso de Howard Hodgkin (1932) uno de los pocos pintores en el sentido clásico que han logrado permanecer hasta nuestros días en plena actividad y sin parecer por ello anclados al pasado. No es el único, cierto, pero como esa generación de ingleses en los que podrían in- cluirse a Auerbach, Bomberg o Kossoff, Howard Hodgkin parece considerar la pintura en un terreno límite entre lo abstracto y lo figurativo, que acaba constituyendo un destilado de color y materia que es superficie, pero también es algo más. Esta exposición que se mostrará hasta el próximo 8 de enero en el Reina Sofía ha sido realizada conjuntamente por el IMMA de Dublín, cuyo director es el español Enrique Juncosa, y la Tate Britain de Londres. Es únicamente la segunda retrospectiva completa de este artista y la anterior, realizada hace más de veinte años, sólo cubría la primera parte de una carrera mantenida hasta hoy en día con un vigor envidiable. Nicholas Serota (a quien la directora del Reina Sofía, Ana Martínez de Aguilar, se empeñaba en apodar como Nick y en rebajarle de categoría explicando que es el director de la Tate Britain, cuando en realidad es el director supremo de las Tate Modern, Britain, Liverpool y St. Ives, cada cual con su director respectivo) explicó en su calidad de comisario de esta exposición cómo los títulos de los cuadros de Hodgkin, tan descriptivos como La Cala del Pescador o Recuerdos de Max son parte tan integral de la obra como los marcos, pintados como una continuación de los lienzos o las tablas sobre las que trabaja el pintor. La exposición en sí, resaltada por unas medianeras doradas que crean cierto ambiente veneciano- bizantino es digna de verse. No hay muchos que sigan manejando los pinceles (y el óleo) de esta forma y por suerte Hodgkin es un enamorado de los colores puros. Más allá de las explicaciones, hay una pulsión, un talento y una sinceridad. Eso, sin duda, es lo que trasciende.