Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 18 10 2006 Cultura ENTREGA DEL PREMIO VOCENTO A LOS VALORES HUMANOS 59 Reina Sofía, entregada a los que sufren y recientemente premiada como inspiradora y codirectora del libro más bello editado este año en España, con objeto de ayudar a los innumerables afectados por el mal de Alzheimer. En la vida militar solía decirse del recluta virgen, que aún no había entrado en fuego, que el valor se le suponía Ante la visible crisis moral que seguimos padeciendo, los hombres de buena voluntad aspiramos a lo mismo, es decir, a que, por el hecho de serlo, todo hombre nacido de mujer llegue a la Tierra dotado de unos valores humanos que enaltezcan al planeta en que vive. Nada más y muchas gracias a todos. VERDAD, LEALTAD Y RESPETO DISCURSO ÍNTEGRO DE JOSÉ MARÍA BERGARECHE M L. ALLI ajestades, como ha manifestado nuestro Presidente, Vuestra presencia en la entrega del premio Vocento a los Valores Humanos constituye un honor para la empresa y para los miles de personas que a diario trabajamos en los medios de comunicación del Grupo. Tal presencia, y el constante apoyo de la Familia Real a estos premios, se convierte también en el más alto estímulo para continuar, como Grupo de Comunicación, en la vanguardia de nuestro trabajo. Para toda la familia de Vocento, es una circunstancia especialmente feliz que el premio se otorgue este año a Miguel Delibes, uno de los escritores más universales de nuestra lengua, que ha sido objeto de cientos de distinciones en todo el mundo. Entre la más preciada, la de haber recibido de manos de Su Majestad en abril de 1994 el premio Cervantes, galardón que, sin duda, constituye el más alto reconocimiento que un escritor de nuestra lengua, en ambos lados del Atlántico, puede recibir y que su Majestad anualmente realza en Alcalá, cuna de nuestro más grande escritor. El motivo de particular regocijo que, como familia de periodistas, sentimos al añadir al brillante palmarés del galardonado el premio de Valores Humanos de Vocento es que Miguel Delibes ha estado vinculado toda su vida, y todavía lo está como consejero, al periódico El Norte de Castilla la cabecera de Vocento que este año celebra su 150 aniversario y que tiene como una de sus más prestigiosas realidades un gran prestigio debido en gran parte al concurso de escritores que, como él, lo hicieron brillar durante lustros, desde que comenzara colaborando allí como caricaturista. Estoy hablando del 10 de octubre de 1941, fecha en que Delibes se incorpora al periódico para domeñar esa Miguel Delibes ha puesto su fidelidad más grande en la vocación literaria, por encima de cualquier otro reclamo, sin renunciar nunca al listón que él mismo situó muy alto faceta tan difícil de la caricatura primero, donde el genio se bate en armas de inspiración, ingenio y sutileza, de forma que un personaje, pero también su alma, pueda aparecer retratado con breves rasgos, en una rápida viñeta; y como redactor después. E Miguel Delibes, novelista de estirpe cervantina, ha sabido acunar en la palabra de sus obras literarias, y en su amor al campo de Castilla que cada una de ellas refleja, el modo más firme y seguro de ser libre, y de ser hombre, que es poder decir sentimientos universales a través de las criaturas a las que ha hecho hablar. S eñor, unos medios de comunicación son algo más que una empresa. Así son concebidos desde Vocento. Aunque obligados a ser competitivos y a movernos en el piélago tan difícil del mercado- -y dispuestos a ocupar una posición de liderazgo en él- -por encima de cualquiera otra finalidad, esta Casa ha querido situar los valores humanos como horizonte de su sentido. No otro tiene que su premio lo dedique a ellos, y que este año 2006 reconozca el valor de la palabra en la literatura de Miguel De- libes, y en las muchas virtudes que reúne su persona. Señor, los españoles del siglo XXI estamos llamados a afrontar retos nuevos, en los que nuestros padres ni siquiera pudieron pensar. Formamos un Estado moderno, libre, solidario, y que tiene a gala y garantía un pasado y nos obliga a mirar unidos hacia el futuro. Y ese pasado ha ido sumando valores, historias compartidas, latitudes más amplias, en las que reconocemos al otro lado del Atlántico a quienes hablan como nosotros. La literatura escrita en español, y la enorme difusión de la obra de Delibes es una prueba, es cada día más apreciada fuera de nuestras fronteras. España está siendo vista como ejemplo en muchos valores, en especial, en el modo en que podemos articular el pasado y el futuro en una armonía y convivencia de la que la Corona, Majestad, es símbolo y garantía más alta. ncontrándose en tal puesto, tres años más tarde, en enero de 1947, su novela La sombra del ciprés es alargada recibe el que ya comenzaba a ser el más prestigioso de los premios narrativos, el Nadal, que lo vinculó a la editorial Destino, donde Delibes ha publicado desde entonces su obra. Puesto que Vocento quiere destacar con este premio a los Valores Humanos, no únicamente su brillante carrera de escritor, sino también otros muchos valores que adornan su persona, me detendré en el valor humano que revelan estos dos hitos: me refiero a la lealtad. Desde que a la edad de 21 años entra en El Norte de Castilla hasta que le llega la edad de jubilarse como director, vive entregado a ese medio de comunicación. Es toda una vida. En su Valladolid de siempre, compartiendo calles con quien en esa ciudad escribió su Coloquio de los perros fiel a los suyos, respetado por todos, pertinaz defensor de la caza como cultura, y como medio de amar una Naturaleza que le debe mucho, como él debe a ella, y también su literatura. Las páginas de sus novelas directamente comunican campo castellano. Fidelidad al periódico, a su ciudad, a sus lugares, y también a su editor literario, con quien acabó siendo amigo y confidente de tantas penurias y tanteos, de triunfos y derrotas, que de todo ha habido en la vida de quien ha puesto su fidelidad más grande en la vocación literaria, por encima de cualquier otro reclamo, sin renunciar nunca al listón que él mismo situó muy alto. Esta última ha sido la fidelidad más honda, la forma más sutil de lealtad, la que un escritor tiene hacia su obra, que todos proclaman hoy como universal, y que ciertamente ha obtenido traducciones a todas las lenguas de cultura. Señor, Delibes pertenece a la época que ha visto dar el salto más grande en el mundo de la comunicación. Hace tan solo quince años internet era para todos nosotros desconocida. Hoy sería impensable un periódico sin el espacio digital. Poco antes estuvo el fax, y muy poco antes, las crónicas dictadas por teléfono a quien las escribía en una resma de cuartillas usando de la taquigrafía. En tan sólo la vida de un hombre se ha podido pasar, y así ha ocurrido en el terreno de los medios de comunicación, desde la transmisión oral que reproducía esquemas y formas de comunicación de hace miles de años, a impensables medios que quiebran los límites del espacio y del tiempo. Vocento tiene vocación de futuro y es una empresa empeñada en liderar ese campo, abierto a desafíos de un mundo cambiante, en tan prodigiosa transformación. Entre las señas de identidad de este grupo, como ha recordado nuestro Presidente, está el valor de la palabra, y ese valor define un estilo humanista que quiere permanecer fiel a principios no negociables, leal a la verdad, a la libertad y la democracia. Valores todos ellos que no siempre es fácil defender. Y puedo decirlo, señores, desde la legitimidad que me da el haber emprendido- -en los últimos meses- -una defensa activa de todo aquello en lo que creemos: verdad, lealtad y respeto. Una decisión no siempre fácil de tomar, pero imprescindible para apoyar a nuestra gente y su trabajo frente a un ataque irracional, furibundo e injustificado; una defensa a nuestro sistema y nuestras instituciones. Luchando por mostrar que, ante todo, tenemos fe en el ser humano y un enorme respeto hacia el prójimo. ólo así se puede hacer un periodismo de calidad, luchando por buscar la verdad y lo real, con planteamientos moderados y racionales... Los medios cambian, pero las esencias permanecen. Llevamos más de 100 años haciendo periodismo, respondiendo a ese fascinante desafío diario y nos quedan muchos más años, muchísimos más. Creemos que las transformaciones necesarias pueden hacerse como lo han hecho posible cabeceras centenarias que hay en la familia de Vocento. Si ABC, El Correo El Norte de Castilla La Verdad de Murcia todos ellos de más de un siglo de vida, han podido situarse en la vanguardia de la comunicación es porque han respondido al desafío de ser medios de comunicación de su tiempo. De su tiempo, pues, cambiando los formatos, multiplicando los medios, variando los recursos, pero con una identidad anclada en la defensa de los valores humanos como los que encarna Miguel Delibes y que he resumido en esa leatad tan firme, sostenida durante decenios, a su medio de comunicación, a su editor, a su literatura, a él mismo. S