Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional MIÉRCOLES 18 10 2006 ABC El PSOE admite que el Congreso debata la destitución de Múgica por recurrir el Estatuto catalán Aviso del Gobierno al Defensor del Pueblo por perturbar sus planes de reforma del Estado que no pueden relevar a Enrique Múgica sin contar con el Grupo Popular, aseguran que no votarán a favor de la reprobación ÁNGEL COLLADO MADRID. La caída en desgracia del Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, ante el Gobierno se plasmó ayer en el Congreso en un inédito espectáculo institucional por el que las Cortes que le eligieron para el cargo abren un debate para reprobarlo y destituirlo por el hecho de haber ejercido sus funciones al recurrir el Estatuto catalán ante el Tribunal Constitucional. La mayoría de la Mesa de la Cámara- -compuesta por PSOE, Izquierda Unida y nacionalistas- -admitieron un escrito de IU- -para que el Pleno vote el cese de Múgica por haber actuado con notoria negligencia en el cumplimiento de las obligaciones y deberes del cargo En resumen, que el Congreso se plantea reprobar a un organismo elegido por la misma Cámara al principio de la legislatura con el voto a favor del noventa por ciento de sus miembros. Y lo hace por el hecho de que, desde su independencia y en cumplimiento de las facultades que le confiere la Constitución, ha presentado un recurso que le viene mal al Ejecutivo para sus planes de reforma general del Estado y, además, indigna a los nacionalistas. A lo inédito de la iniciativa se suma el hecho de que Múgica contó para su primer mandato y para la renovación del segundo con el voto a favor del Grupo Socialista, además del Popular. En primera instancia fue propuesto por José María Aznar y aceptado por Joaquín Almunia, entonces al frente del PSOE. En esta legislatura su reelección ha sido el único acuerdo de Estado suscrito entre los dos partidos mayoritarios. El presidente de la Cámara, Manuel Marín, y los demás representantes del PSOE no se molestaron en defender al antiguo ministro de Justicia, dirigente y compañero de partido, de las acusaciones de Izquierda Unida y se agarraron a un informe de los servicios jurídicos de la Cámara para calificar sin más el escrito de IU, texto que incluye las imputaciones de negligencia, extralimitación en sus funciones, no defender los derechos de los ciudadanos, basarse en sus propias opiniones políticas y colaborar con la camb Los socialistas, paña de propaganda del Partido Popular en contra del Estatuto de Autonomía de Cataluña Tomada la decisión por la Mesa con la oposición de los miembros del Grupo Popular, el portavoz del Grupo Socialista, Diego López Garrido, intentó quitar hierro al problema planteado con el anuncio de que en posteriores trámites sobre una hipotética reprobación -la figura no existe en el reglamento del Congreso- -los diputados del PSOE votarían en contra. El dirigente socialista reconoció que no se puede reprobar las instituciones por ejercer sus competencias De hecho, en el informe de los servicios jurídicos de la Cámara se descalifica en el fondo y la forma el escrito de Izquierda Unida. Además de recordar que tales reprobaciones no pueden producir otro efecto que el declarativo y nunca son jurídicamente vinculantes se destaca que la Constitu- Puigcercós (ERC) y Duran (CiU) justificaron la decisión de la Mesa ción y el Tribunal Constitucional reconocen la legitimación del Defensor del Pueblo para interponer recursos de inconstitucionalidad sin sujetarla a límites o condiciones objetivas de ningún tipo A pesar de ello, los servicios de la Cámara recomendaban en sus conclusiones no rechazar el escrito. En la misma reunión de la Mesa del Congreso y con la misma mayoría se aplicó el criterio contario al fiscal general del estado al ser rechazada la petición del JAIME GARCÍA PP para que Cándido Pumpido, explique en la Cámara las rebajas de petición de pena para el etarra Iñaki De Juana Chaos. El debate sobre el cese del Defensor del Pueblo no podrá tener más consecuencias que el aviso que el PSOE quiera hacer llegar a Múgica, pues para hacerlo caer y nombrar un sustituto es necesario una mayoría de tres quintos que los socialistas sólo pueden reunir con el concurso del Partido Popular. ENRIQUE MÚGICA Defensor del Pueblo Es el único dirigente socialista de la vieja guardia con un cargo relevante, al que llegó propuesto y apoyado por el PSOE. Su reelección fue el único acuerdo entre PSOE y PP de la legislatura, y mantiene la independencia de la institución que dirige pese a la indignación de los nacionalistas Un socialista de la Transición y el consenso A. C. Veterano, de la vieja guardia del PSOE, con criterio propio, socialistas vasco constitucionalista, protagonista de la Transición y de la etapa del consenso, antifranquista de cuando hacer oposición costaba ir a la cárcel, víctima del terrorismo como hermano de asesinado por ETA, partidario del entendimiento de los dos grandes partidos nacionales en los asuntos de Estado- -su cargo es fruto de ello- bien relacionado con dirigentes del PP, con José María Aznar al frente, ex ministro de Justicia y perseguidor de la banda en una de las etapas más duras del terrorismo etarra- -a él se debe la política de dispersión de sus presos que tanto daño hizo a ETA- defensor de Israel, atlantista convencido, izquierdista evolucionado, socialdemócrata y culto, español sin completos ante los nacionalistas. Enrique Múgica Herzog (San Sebastián, 1932) es eso y mucho más, pero todo Enrique Múgica SIGEFREDO lo contrario a lo que ahora se lleva en su antiguo partido, del que se dio de baja, en junio de 2000, para convertirse en Defensor del Pueblo con el apoyo de los dos grandes partidos nacionales y a propuesta personal del entonces presidente del Gobierno, José María Aznar. En el PSOE no sentó bien en primera instancia la propuesta del PP, pero después aceptaron sin más pegas. Cuando se acabó su primer mandato, en 2005, José Luis Rodríguez Zapatero prefirió que siguiera en el cargo a buscar otro candidato que fuera del gusto del PP. A los socialistas en general no les gustó la continuidad, en especial a los vascos, que le negaron su voto. Múgica es, además, el único dirigente del PSOE forjado en la etapa de la Transición que ocupa un cargo relevante. Tan relevante que le ha permitido ejercer sus funciones institucionales al recurrir ante el Tribunal Constitucional los artículos del nuevo Estatuto catalán sobre derechos que chocan más claramente con nuestra ley de leyes y que invaden también las propias competencias del Defensor del Pueblo nacional