Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 18 10 2006 Opinión 7 TRIBUNA ABIERTA POR SOLEDAD BECERRIL EL ESTATUTO QUE VINO DE ANDALUCÍA El Grupo Socialista del Congreso presenta 118 enmiendas al texto del Parlamento de Andalucía, de las que la casi totalidad son para rectificar, suprimir excesos o añadir referencias esenciales L pasado mes de mayo, el Parlamento de Andalucía aprobó, con los votos del PSOE y de IU, la Propuesta de Reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía y remitió el texto al Congreso de los Diputados. Fue inútil que, por parte del Partido Popular y de numerosos especialistas, se dijera que el texto no se ajustaba a la Constitución; que el texto invadía competencias del Estado y que éste quedaba debilitado; que intervenía de forma grave en la economía; que abría el camino hacia la ruptura de la unidad del Poder Judicial; que obviaba toda referencia a la unidad de la Nación española; en fin, que el preámbulo describía una Andalucía que nunca existió. Pero cabía la duda de si la oposición, el Partido Popular, exageraba o se oponía sin motivos fundamentados. Y he aquí que el Grupo Socialista del Congreso presenta 118 enmiendas al texto del Parlamento de Andalucía. Sí, 118, de las que la casi totalidad son para rectificar, suprimir excesos o añadir referencias esenciales. Se empieza por el preámbulo, donde se rectifica la descripción geográfica de Andalucía, que dejaba fuera al antiguo Reino de Granada- -Almería, Granada y Málaga- lo que no es cosa menor, y al artículo 1 se le añade dentro de la unidad de la nación española detalle olvidado en la definición de Andalucía. En relación con las competencias, las enmiendas socialistas aclaran cuáles asume la comunidad autónoma mediante el Estatuto y cuáles podrán serlo, en el futuro, por delegación o transferencia del Estado, mediante ley; precisan también qué competencias deben coordinarse con el Estado y la Unión Europea. Son numerosos los artículos que se enmiendan a fin de que se produzca la plena adecuación a las previsiones constitucionales según ellos mismos puntualizan. Se rechazan competencias que se introducían como exclusivas y ahora se afirma que son compartidas. Se introduce el respeto a las condiciones básicas que el Estado establece para garantizar la igualdad del derecho a la propiedad (art. 53) lo que se soslayaba como si tuviera poca importancia. En relación con los transportes y las comunicaciones, ahora se corrigen extralimitaciones, y las competencias se circunscriben a aquéllos con origen y destino en la Comunidad, porque un exceso de celo extendía la competencia más allá de Andalucía (art. 63) En cuanto a la seguridad pública, competencia que se atribuía plenamente, ahora se añade en el marco de la legislación estatal lo que supone un poco más de tranquilidad, y en cuanto a la protección civil y emergencias, se añade que se respetarán las competencias del Estado (art. 65) Pues no faltaba más. El texto remitido también se atribuía todas las competencias en materia de cultura y patrimonio, y sin embargo ahora añade que serán aquéllas cuya gestión no se reserva el Estado aunque se sigue quedando con la competencia exclusiva del conocimiento del flamenco lo que puede ser causa de asombro y admiración universal. Las competencias sobre cajas de ahorro y entidades E ÁNGEL CÓRDOBA financieras no tenían límites geográficos y ahora se precisa que se extenderán sólo a aquéllas que tengan domicilio en Andalucía (art. 73) Ya quisieran algunos ampliar su intervención a entidades con domicilio un poco más allá. La administración de Justicia que se denominaba administración del Poder Judicial se ve rectificada, y la pretensión de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía sea el órgano que culmine la organización judicial en Andalucía también se rectifica (art. 97) También se reconsidera la pretensión del nombramiento de fiscales, y se suprime el aforamiento de diputados en materia de responsabilidad civil, lo que era un abuso. Las enmiendas relativas a la economía se justifican diciendo que con ellas se respeta de forma plena el ámbito de competencias del Estado y se afirma que el Estatuto debe ceñirse a regular la hacienda de la Comunidad autónoma, sin crear obligaciones para el resto de las comunidades ni para el Estado De ello se deduce que el texto original ni se ceñía a la hacienda de Andalucía ni respetaba las competencias del Estado. Para corregir semejante disparate se introduce ahora la remisión a la ley orgánica que regula las competencias de las comunidades en esta materia, y se rectifican los artículos relativos a la hacienda porque invadían competencias del Estado, creaban un espacio fiscal propio, lo que suponía trocear la hacienda, y se atribuían como cedidos impuestos que sólo lo son parcialmente, como el impuesto sobre la renta de las personas físicas (art. 175) Y la última enmienda socialista a su propio texto no tiene desperdicio. Afirma, como justificación, que un estatuto sólo puede asumir competencias reservadas al Estado mediante ley, como establece la Constitución, porque lo contrario sería condicionar al legislador y que el Estado perdiera revocar o condicionar una transferencia. En consecuencia, propone suprimir la disposición adicional cuarta de su texto, por la que se transfería, sin mediar ley alguna, los puertos, aeropuertos, cuenca hidrográfica, museos, archivos... Estas son algunas, sólo algunas, de las 118 enmiendas que ha presentado el Grupo Socialista a su propio texto. No han considerado oportuno entrar en cuestiones como la educación, la deuda, contemplada en el anterior Estatuto, y que ahora no se menciona, o el corregir que la Constitución dice que Andalucía es una realidad nacional, porque la Constitución no lo dice. Le toca al Partido Popular, en los siguientes trámites, intentar modificar estas cuestiones, suprimirlas o añadirlas, pero lo que resulta hasta el momento más sorprendente y también más preocupante es cómo legisla el Parlamento de Andalucía, el trabajo que hace en él la mayoría socialista, que ha tenido que ser corregido del principio al fin por sus propios compañeros diputados en el Congreso por no ajustarse a la Constitución. Con mayorías así, cualquier cosa es posible en Andalucía. Senadora del Partido Popular REVISTA DE PRENSA POR JUAN PEDRO QUIÑONERO LAS AMISTADES PELIGROSAS DE ZP Algunas amistades internacionales de Zapatero dan de España y sus aliados una imagen muy negra. En Venezuela, el Diario El Tiempo publica un comentario de Segundo Mendoza, que habla de Hugo Chávez en estos términos: Se alía con países internacionalmente identificados como terroristas, llama hermano a un presidente que desea la eliminación del pueblo de Israel y niega la historia al decir que el Holocausto no existió. El mismo personaje mantiene en altos cargos de su Gobierno a conocidos terroristas de ETA, condenados en su país por cobardes asesinatos de civiles También en Venezuela, El Universal se pregunta cómo evolucionará la posible implicación del Parlamento Europeo en un proceso negociador con una organización todavía considerada jurídicamente como terrorista. En ese terreno, Gulf Times, diario de referencia en Qatar, comenta las informaciones de ABC anunciando los próximos pasos gubernamentales. En el terreno de las alianzas ideológicas de fondo, la World Socialist Web Site, que refleja los puntos de vista oficiosos de la Internacional Socialista, afirma que los endémicos escándalos en el sector de la construcción reflejan la influencia de la criminalidad en el reciente boom económico español Todavía reciente el acuerdo tripartito España- InglaterraGibraltar, el panorama gibraltareño destaca como cosa significativa la llegada al Peñón de la fragata HMS Cumberland para celebrar maniobras militares británicas. En otro terreno, inmigración y demografía son presentadas al alimón, como cuestiones indisociables, a medio y largo plazo. Wiener Zeitung insiste en las inquietudes continentales ante unas migraciones que parecen llamadas a continuar creciendo. En París, La Tribune publica un análisis bastante fino afirmando que, en definitiva, Europa y España deben elegir entre hacer hijos o aceptar inmigrantes ya que, a su modo de ver, la prosperidad continental necesita poner coto al envejecimiento demográfico, amenazante. En Londres, la gran exposición de Velázquez que hoy se inaugura en la National Gallery arrasa de manera espectacular. Financial Times ha calificado a Las Meninas (que se quedan en el Prado) como el cuadro más importante de la historia de la pintura. El Telegraph habla largamente de cómo Velázquez cambió el rumbo de la historia de la pintura. El Guardian afirma que ningún maestro del arte universal había despertado en Londres una pasión popular tan llamativa como el genio sevillano.