Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión MIÉRCOLES 18 10 2006 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Sociedad, Cultura y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Nacional) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: José Luis Romero Adjunto al Consejero Delegado: Emilio Ybarra Aznar PRESUPUESTOS: TODO ENCAJA nadie debe sorprender que haya sido el PNV quien ha acudido en última instancia a auxiliar al Gobierno para evitarle la humillación de ver cómo el Congreso devolvía a Moncloa su proyecto de ley más relevante del año, el de los Presupuestos Generales. Su primer trámite en las Cortes estuvo en el alero hasta unas horas antes de la votación, ya que el PSOE no gozaba del apoyo necesario para superarlo. El PNV y CiU mantuvieron hasta el último momento su amenaza de veto, aunque primero los vascos, en un acuerdo de madrugada, y después los catalanes, previa promesa de nuevas dádivas por parte del vicepresidente Solbes, permitieron a los socialistas superar el trámite. No iba a ser precisamente el PNV el causante de una crisis política de magnitud justo en el momento más delicado de la legislatura, con Zapatero- -como ha revelado ABC- -a la espera de un comunicado de ETA que torne en irreversible su permanente alto el fuego y tras haber sellado un preacuerdo político con PNV y Batasuna. No es novedoso que el aval del PNV a Zapatero para negociar con ETA es total, como tampoco lo es que el presidente, durante sus contactos reservados con Ibarretxe e Imaz, se haya comprometido a concederles una amplia dosis de protagonismo cuando el proceso termine de discurrir No conviene olvidar que el PNV será uno de los partidos más perjudicados con el retorno de Batasuna a los ayuntamientos y que, en compensación, exige ser indemnizado. Pero una cosa es que entre los cálculos del PNV no figure poner ahora en riesgo la estabilidad del Gobierno y otra muy distinta, la de no aprovechar la ocasión para sacar la reglamentaria tajada. Apretar, sin ahogar, a un Ejecutivo en precariedad parlamentaria está en la naturaleza de todos los partidos, pero los más arteros en esta práctica, porque la ley electoral- -y a veces la hipocresía- -así lo consienten, son los nacionalistas. El PNV, con siete diputados, no está para hacer regalos. El pasado otoño, el PNV obtuvo de Zapatero compromisos que terminaron por desbloquear de una sola tacada la guerra del cupo y la financiación de la llamada Y vasca En aquella ocasión, el PNV se benefició de la debilidad a la que ERC y CiU sometían a Zapatero mientras libraban a garrotazos la batalla del Estatuto. Y además, el PSE validó en el Parlamento vasco los presupuestos de Ibarretxe. Todo encajó entonces y todo encaja ahora. Las facturas que el PNV ha pasado a los Gobiernos centrales nunca fueron baratas; y difícilmente los peajes que haya pactado este año moverán a muchos ciudadanos a rectificar la asentada idea de que el Congreso, en etapa de negociación presupuestaria y regateos, se transforma en un mercado persa. Para reafirmarlo, también sirve el ejemplo de CiU. Ayer sólo retiró su enmienda a la totalidad una vez que Solbes prometió en el Pleno estudiar a partir del 1 de noviembre, fecha de las elecciones, cambios en la fórmula del cálculo sobre las inversiones en Cataluña. Lo denunció Rajoy sin rodeos: Zapatero ha ordenado aprobar los Presupuestos como sea A LA SUBORDINACIÓN DEL FISCAL A comparecencia del fiscal general del Estado, Cándido Conde- Pumpido, ante el Senado confirmó que la politización actual del Ministerio Público es una decisión estratégica meditada y escrupulosamente ejecutada en relación con el proceso de negociación con ETA. La estrecha vinculación del fiscal general con el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha sobrepasado los límites de la necesaria confianza que todo Ejecutivo debe tener en la máxima autoridad de los fiscales. Lo que hoy caracteriza a la Fiscalía General es su actuación como correa de transmisión a la Justicia de las indicaciones políticas del Gobierno para facilitar las negociaciones con ETA y Batasuna mediante un paulatino y sistemático desmantelamiento de la arquitectura judicial antiterrorista levantada durante los mandatos del Partido Popular. La identificación de Conde- Pumpido con el Gobierno llega a la utilización de un mismo lenguaje político para referirse al proceso de diálogo con los terroristas, del que vino a decir que no lo favorecerá, pero tampoco lo dificultará. No es cierto: su voluntad y sus hechos demuestran que lo está favoreciendo. El fiscal general ha dicho en numerosas ocasiones que la Fiscalía- -especialmente la de la Audiencia Nacional- -será sensible a la realidad social y esa sensibilidad sociológica ya se ha traducido en la defenestración de Eduardo Fungairiño, en el bloqueo de la Ley de Partidos Políticos y en la protección judicial de la izquierda proetarra frente a las acciones de las asociaciones de víctimas y grupos cívicos. Quedaaún por concretarse oficialmentela rebaja de la condena solicitada por el Ministerio Fiscal al etarra De Juana Chaos, pero si se produjera en los términos conocidos, no sólo sería una autocorrección muy reveladora del nuevo criterio de la Fiscalía, sino una grave actuación procesal, al no esperar siquiera a la celebración del juicio oral para valorar la pruebas que se practiquen y, sobre todo, comprobar si este sanguinario terrorista expresa un mínimo arrepentimiento. Aún está a tiempo la Fiscalía de la Audiencia Nacional de enmendar lo que puede llegar a ser un golpe irreversible pa- L ra su trayectoria en la lucha antiterrorista, de la que ha sido, gracias al excelente trabajo de sus fiscales, el buque insignia del Estado. Pero Conde- Pumpido está a otra cosa: a procurar que los tiempos y las respuestas de la Justicia secunden fielmente las expectativas del Gobierno en el proceso de negociación con ETA. Es cierto que se están manteniendo las acusaciones en los macrojuicios contra los etarras, pero también lo es que esas acusaciones estaban ya formuladas antes de que Conde- Pumpido se hiciera cargo de la Fiscalía General y que, en cuanto ha tenido ocasión de hacerlo, ha impuesto criterios más beneficiosos para los dirigentes de Batasuna y, quizá, para terroristas como De Juana Chaos. Nunca como ahora han estado tan en peligro los principios de legalidad y de imparcialidad como criterios rectores del funcionamiento del Ministerio Fiscal, y nunca como ahora ha estado tan sometida la Fiscalía a los dictados políticos del Gobierno. El silencio de las asociaciones de fiscales- -tan combativas contra Jesús Cardenal- -sólo subraya el autoritarismo con el que Conde- Pumpido hace uso de su jerarquía, argumento definitivo de autoridad para garantizar repartos de plazas u hostilidad indisimulada, según le convenga. Un fiscal general no debería mostrarse tan subordinado a la política gubernamental como lo está haciendo Conde- Pumpido, porque representa a una institución de rango constitucional, emplazada a defender la legalidad y el interés general. Pero desde el momento en que Conde- Pumpido afirma en sede parlamentaria que seguirá luchando para que no haya más muertos, para luego añadir aunque a algunos se les pueda notar las ganas de que los haya certifica su adhesión personal a un proyecto político- -el del diálogo con ETA- a un discurso partidista- -el del PSOE, cuando insinúa que el PP quiere que se rompa la tregua- -y a una descalificación de la política antiterrorista pasada, pues, ¿qué otra finalidad tenían Cardenal y Fungairiño cuando perseguían a los etarras si no era la de evitar más muertes? DELIBES, PREMIO VOCENTO YER cumplió 86 años el escritor Miguel Delibes, al tiempo que le fue entregado en Valladolid el Premio Vocento a los Valores Humanos, en un acto presidido por sus Majestades los Reyes. La Corona ha mostrado su apoyo una vez más a esta iniciativa, que tiene por objeto premiar a personalidades e instituciones que representan una excelencia merecedora de reconocimiento social, ya sea en la política (como Adolfo Suárez) la ciencia, la historia, la literatura o el arte, incluyendo a instituciones como el 112- Madrid (por su labor en el 11- M) o la Real Academia Española. Coincide el acto de entrega con la celebración del 150 aniversario de El Norte de Castilla periódico, también de Vocento, del que Delibes fue director en tiempos muy difíciles para la libertad de expresión. Sin embargo, el talento literario y el espíritu liberal son capaces de salir adelante incluso en las condiciones más adversas. De ahí que el diario de referencia en Castilla y León lograra mantener su calidad y su independencia sin dejarse arrastrar por la dinámica de quienes prefieren acomodarse a las circunstancias. Ese Delibes periodista, capaz de vivir en plenitud la actualidad de cada día, se complementa con el Delibes ensayista y autor de novelas que forman parte ya de la historia de la literatura. Creador de personajes inolvidables, maestro A en la descripción del entorno rural y urbano, testigo lúcido de la transformación de España en un país a la altura de los tiempos, el premiado goza hoy día del reconocimiento general. Los valores humanos del escritor se reflejan en sus personajes, dotados de vida propia y de una hondura vital que destaca singularmente en tiempos propicios al pensamiento débil y la banalidad de las conductas. Vocento, grupo de comunicación del que forma parte ABC, está en pleno proceso de expansión, como refleja su próxima salida a Bolsa. No es sólo una cuestión financiera: la estabilidad empresarial es condición imprescindible para el desarrollo de una comunicación pública libre e independiente. El compromiso con la calidad de los productos que se ponen a disposición de un público cada vez más exigente se corresponden con el derecho y el deber constitucional de ofrecer una información veraz es decir suficientemente contrastada y elaborada con criterio propio. Premiar a Miguel Delibes y celebrar el aniversario de uno de los periódicos señeros del Grupo es la expresión de un compromiso con los mejores, al servicio de los valores de libertad, igualdad, justicia y pluralismo político que establece la Constitución y con el Estado de Derecho y las instituciones que configuran nuestra Monarquía Parlamentaria.