Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional MARTES 17 10 2006 ABC Líbano rechaza la invitación de Olmert para hablar de paz b Su presidente, Fouad Siniora, Las acusaciones de violación acorralan a Katzav, que ayer esquivó al Parlamento La prensa y la ciudadanía exigen la dimisión del jefe del Estado israelí un diez por ciento de las alegaciones contra él fueran verdad, la gravedad de las ofensas aún desafiaría la comprensión según el diario Ma ariv LAURA L. CARO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Si no fuera de una gravedad tan extrema, la frivolidad de la conducta del presidente de Israel de la que hablan las investigaciones en términos de evidencias suficientes sería carne de sainete. Escuchas ilegales, intentos de soborno, acosos sexuales a una decena de subordinadas, dos violaciones y la malversación de miles de dólares de dinero público para comprar regalos con los que agasajaba a los familiares de su esposa Gila y a sus amigos cuajan el informe que, fruto de tres meses de averiguaciones, la Policía presentó el domingo al fiscal del Estado, Menachem Mazuz, para recomendar el procesamiento de Moshe Katzav. El presidente israelí, además, ayer no acudió a la sesión inaugural del Parlamento en una decisión sin precedentes en la historia del país- -según un portavoz- para escapar de las protestas de un grupo de diputados que había amenazado con boicotear la ceremonia de apertura en cuanto el presidente entrara en la sala al son de las trompetas. Para otros, tan culposa ausencia sólo puede leerse como el primer paso de su renuncia al cargo, indispensable para dar comienzo a los juicios que todos dan por inevitables, aunque, sobre todo, necesaria para no perjudicar aún más la imagen de una institución hoy ligada a la humillación de un galán de opereta. b Aunque sólo despachó la oferta de un cara a cara en unos minutos: Líbano será el último país árabe en firmar la paz con Israel LAURA L. CARO JERUSALÉN. Ni una hora se mantuvo ayer sobre la mesa la oferta lanzada por el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, durante su discurso en la sesión inaugural del Parlamento hebreo a su homónimo libanés, Fouad Siniora, de celebrar una entrevista cara a cara para retomar el proceso de paz. Con un rotundo Líbano será el último país árabe en firmar la paz con Israel el mandatario del país del cedro rechazaba la invitación en un comunicado en el que subrayaba que la paz verdadera equivale a que Israel acepte la iniciativa árabe (de paz) promovida por el rey Abdulá de Arabia Saudí y ratificada en la cumbre de la Liga Arabe de Beirut (en 2002) en la que se acuñó la fórmula de paz por territorios La negativa aparcaba de un plumazo una propuesta hecha en el arranque de buenas intenciones que presidió ayer la alocución de Olmert, un primer ministro muy criticado por su gestión y su falta de proyectos, que también dirigió mensajes de conciliación al jefe de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) Mahmud Abás, a quien propuso mantener una reunión conjunta de inmediato Nosotros distinguimos claramente entre el Gobierno del Movimiento Islámico (Hamás) y el presidente Abás dijo el jefe del Gobierno israelí, que endulzó su invitación a Abás manifestando que el Estado hebreo no quiere dominar eternamente al pueblo palestino. Me comprometo- -añadió- -a aprovechar cualquier ocasión para negociar Moshe Katzav durante la ceremonia del aniversario de Jerusalén Este AP Un rosario de presuntos delitos Doble violación. La de una empleada durante su etapa como ministro de Turismo y la de una secretaria de la residencia presidencial. Acoso sexual. Al menos a cinco de sus subordinadas, aunque están pendientes de prestar declaración otras denunciantes. Obstrucción a la Justicia y amenazas a testigos. Es la parte de la investigación que está más abierta, referida a las presiones que parece sufrió parte del personal de la residencia oficial. Malversación de fondos. La policía ha documentado 60 regalos comprados con dinero público para los familiares de su esposa Gila y sus amigos. Escuchas ilegales. En las que podría estar también involucrado Moshe Goral, director general de la Casa. antigua secretaria de la residencia presidencial identificada como A que, al parecer, fue forzada tres veces, y que en su momento superó el detector de mentiras al mantener que Katzav la amenazó con despedirla si no mantenía relaciones íntimas con él. Virulenta condena Mientras los ciudadanos recurrían ayer a chistes de mal gusto para ocultar cierta vergüenza ajena por el affaire Katzav -un actor secundario en la escena política de Israel, pero jefe del Estado al fin y al cabo- la incisiva prensa israelí condenaba con virulencia el comportamiento de este dirigente de 61 años, casado, padre de cinco hijos y veterano del derechista Likud hasta su ascenso a la Presidencia en 2000, al que el influyente diario Ma ariv se refería ayer con un sarcástico Su Excelencia, mi violador Aunque sólo un diez por ciento de las alegaciones fueran verdad, la gravedad de las ofensas aún desafiaría la comprensión, casi tanto como la infamia que ha traído al oficio de presidente Y es que, según los detalles que se han filtrado por las rendijas de los despachos oficiales, la investigación, dirigida por el comisario general Yohanan Danino, ha sustanciado la evidencia de dos violaciones: la de una empleada de la etapa en que Katzav fue ministro de Turismo y la de una Esperpéntico catálogo Por ambos hechos se enfrentaría a una pena de entre 3 y 16 años de cárcel, según la radio pública. Junto con ello, el esperpéntico catálogo de los presuntos delitos del jefe del Estado de Israel incluye diferentes ofensas de índole sexual contra otras cinco mujeres; escuchas ilegales al personal de la misma residencia en las que podría estar involucrado también el director general de la Casa, Moshe Goral; obstrucción a la Justicia, y acoso a testigos. Sólo el Yedioth Ahronot, el periódico de mayor tirada en Israel, recordaba a modo de bálsamo que las recomendaciones de procesamiento hechas por la Policía no son una acusación. El hombre Moshe Katzav es inocente hasta que se demuestre lo contrario Pero un bálsamo con trampa: El hombre- -añadía envenenado- -es una cosa y el presidente otra. El presidente Moshe Katzav no puede continuar en el cargo mucho tiempo Y sentenciaba el rotativo Haaretz: Debe irse esta madrugada. Adiós, presidente Críticas a Siria Para quien no tuvo palabras de acercamiento Olmert fue para Damasco. Quien quiere la paz no alberga en su país, como el Gobierno de Siria, a organizaciones terroristas advirtió, rechazando así los últimos ofrecimientos del presidente Bachar Al Asad, para reanudar las negociaciones de paz, estancadas desde 1999, y haciendo referencia a la presencia del líder de Hamás, Jaled Mashal, que se oculta en la capital siria. Olmert recibió duras críticas del jefe de la oposición, Benhamin Netanyahu, quien le reclamó que retome el poder de disuasión de Israel frente a sus enemigos, y recupere el honor nacional pues, dijo, nuestros enemigos se burlan públicamente de nosotros y reprochó haber hecho del país un coche que viaja hacia el abismo El presidente israelí se enfrenta a una pena de prisión de entre 3 y 16 años, según la radio pública