Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional MARTES 17 10 2006 ABC Le condenan a 19 años por la muerte de su esposa, que cayó al vacío para huir del maltrato ABC BILBAO. La Audiencia de Vizcaya ha condenado a 19 años y medio de cárcel a un hombre cuya esposa, embarazada de 8 meses, murió al caer por una ventana de un cuarto piso cuando trataba de escapar del encierro y de los malos tratos a los que éste la sometía, informa Efe. Así lo acuerda este tribunal en una sentencia en la que se indica que aunque no está probado que el acusado empujara a su esposa hacia el vacío se le condena por un delito de homicidio al considerar que la muerte de la víctima fue consecuencia del miedo atroz que le producía la actitud de su marido. Los hechos se remontan al 2 de febrero de 2004 cuando tras una discusión por la paternidad del bebe que gestaba la víctima, de nacionalidad guineana, E. O. también guineano, la encerró en el domicilio familiar en Bilbao. La mujer había interpuesto entre mayo de 2002 y septiembre de 2003 cuatro denuncias por malos tratos- -presentándose después en el juzgado para decir que perdonaba a su marido aunque los hechos eran ciertos- La víctima vivía en una situación de agresión permanente según el tribunal, que recuerda que el día en que falleció al intentar escapar por una ventana de su casa después de que su marido la encerrara en casa, había sido agredida nuevamente por su esposo, sangrando en abundancia. Un septuagenario mata a su mujer por compasión en un geriátrico de Alicante La víctima tenía el cuerpo paralizado a causa de tres infartos cerebrales b El agresor, con un cuadro de esquizofrenia, permanece estable después de intentar suicidarse con el mismo cuchillo en la habitación que ocupaban en la residencia DAVID MARTÍNEZ ALICANTE. Por compasión Ésa fue la confesión del presunto homicida de una anciana ayer en Alicante, mientras era trasladado al Hospital General de la ciudad tras haber intentado suicidarse seccionándose la garganta. El servicio de emergencias de la Generalitat Valenciana recibió una llamada del centro geriátrico Virgen del Remedio alertando del suceso poco después de las siete de la mañana. El presunto agresor, José Vicente, un varón de 75 años, había matado a su esposa, Ángeles, de 74, clavándole un objeto punzante en el pecho en la habitación que ambos compartían en la residencia desde hacía siete años. La herida en el pecho le provocá la muerte a la mujer casi en el acto, según fuentes sanitarias. El marido se autolesionó después en el cuello con la misma arma, al parecer un cuchillo; en ese momento, fue sorprendido por el personal del centro, que alertó a los servicios de emergencia. Hasta el centro se desplazó una unidad del SAMU, que trasladó al anciano al centro hospitalario bajo custodia policial. El agresor fue intervenido de urgencia con un pronóstico grave vital dado que la herida era muy profunda Sin embargo, a media tarde su estado se había estabilizado, y pasó de muy grave a grave según fuentes sanitarias. Sobre las seis de la tarde ya había ingerido alimentos, informaron las mismas fuentes. Según relató el anciano a la Policía, acabó con la vida de su esposa por compasión para que no sufriera La mujer había padecido tres infartos cerebrales en los últimos años, y se encontraba postrada en una silla de ruedas, con la mayor parte de su cuerpo paralizado como consecuencia de los citados infartos. Conmoción en el centro Por su parte, su marido presenta un cuadro clínico de esquizofrenia, según indicó el personal del geriátrico y ratificó posteriormente un familiar, que puntualizó que se encontraba en tratamiento y que nunca hasta ayer había protagonizado episodio violento alguno. Su relación con el resto de usuarios era cordial explicó un portavoz del Obispado de Orihuela- Alicante, propietario a través de un patronato de la residencia que administra la orden religiosa de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. El suceso conmocionó a la dirección y el personal del Virgen del Remedio situado frente al Palacio de Justicia de Alicante, que trataron en la medida de lo posible de aislar al resto de residentes de la expectación que se vivía a sus puertas. Sin embargo, no pudieron evitar que numerosos curiosos se acercaran al geriátrico a lo largo de la mañana, así como las preguntas de las visitas. A media mañana llegó a la residencia un sobrino de la mujer- -la pareja no tenía hijos- -a quien se había avisado de lo ocurrido a las ocho y media, según explicó. El joven señaló que agresor y víctima formaban un matrimonio bien avenido y que él siempre había cuidado de su esposa. La pareja residía en el barrio de Benalúa, donde se encuentra la residencia. Las residencias son seguras Ángeles se convirtió ayer en la quincuagésimo novena víctima de la violencia de género desde que empezó 2006. A lo largo de todo el pasado año fueron sesenta mujeres las que fallecieron a manos de sus parejas o ex parejas, sólo una víctima más de las que se han producido hasta el momento. La consejera de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana, Alicia de Miguel, defendió la seguridad de los centros- -el Virgen del Remedio tiene 25 de sus 70 plazas concertadas- pero matizó que no son cárceles Este caso eleva a cincuenta y nueve las víctimas de violencia de género, una menos que en todo el año 2005