Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 16 10 2006 Deportes 93 PRIMERA DIVISIÓN SEXTA JORNADA Guti fue en Getafe el capitán de un Real Madrid que, como él en la imagen, está caído por el resultado y, sobre todo, por su pésimo juego REUTERS Lo de Getafe no puede volver a repetirse Indignación en la cúpula directiva y ejecutiva del club por el pésimo rendimiento del equipo ENRIQUE ORTEGO BUCAREST. Están tocados. Muy tocados. En algún caso, medio hundidos. La derrota de Getafe y, sobre todo, la forma de producirse ha causado indignación en el madridismo a todos los niveles y, por supuesto, donde más entre los aficionados. Hasta los jugadores reconocieron sus culpas y sus errores en la reunión que por la mañana mantuvieron en Valdebebas con el cuerpo técnico y el director deportivo, Pedja Mijatovic. Hablaron todos, incluidos los jugadores, que en estos casos casi siempre suelen ser bustos callados. Ramón Calderón no consideró oportuno acudir al cónclave porque mantiene que lo futbolístico lo tienen que arreglar los profesionales y porque, por muy indignado que esté, que lo está y no lo puede disimular, todavía mantiene plena confianza en Capello y en su trabajo. Yo no pinto nada si está Mijatovic. He hablado con los capitanes antes de embarcarnos y en el vuelo. Ellos están dolidos. Saben que están defraudando a mucha gente que confía en ellos y sobre todo a todos los que trabajamos en el club. Ellos lo saben, no son tontos y por eso han intervenido en la reunión de esta mañana Capello, Mijatovic y la plantilla mantuvieron una reunión en la que los jugadores reconocieron su culpa Mijatovic, hundido, cree que sólo si los futbolistas se unen y piensan en el bien común saldrán adelante asuntos... Y lo único que no enderezamos es el primer equipo. Se puede perder o ganar jugando mal, pero de otra forma, no como el sábado Y si Calderón no podía contener su desencanto, el director general deportivo estaba hundido. Mijatovic no pu- Ramón Calderón no podía disimular su desencanto: En el club funciona todo menos el primer equipo Capello no esperaba nunca una actitud del equipo como la de la primera parte y exige un cambio inmediato do conciliar el sueño en toda la noche. Después de la reunión con la plantilla su ánimo se recuperó mínimamente porque observó una reacción positiva en los jugadores y un propósito de enmienda, pero como veterano de guerra que es sabe que la situación es compli- cada. Quiero animarme pensando en que peor no podemos hacerlo. De aquí en adelante tendremos que mejorar casi por obligación El montenegrino exigió a los futbolistas compromiso y unión. Nadie mejor que él sabe que el grupo no está firme. Han llegado muchos jugadores, cada uno de un país y de un equipo distinto, y se han encontrado una corriente negativa que no han sido capaces de ayudar a cambiar. Los veteranos están muy quemados. A Mijatovic se le escapa una frase en la conversación informal que tuvo con ABC. ¡Lo que han tenido que pasar estos chicos estos tres últimos años! Están fundidos. No reaccionan. Ahora me doy cuenta de que lo han tenido que pasar muy mal Jugadores que no dan la talla Confía en que los recién llegados, hombres con experiencia como Cannavaro, Emerson o Van Nistelrooy, poco a poco vayan imprimiendo su carácter y cambiando la tendencia negativa que se ha instalado en el vestuario. Y sabe que sólo desde los buenos resultados se podrá conseguir. En estos momentos, en el club casi lo que menos importa es si el equipo sigue jugando mal o muy mal. Lo que piden, es más, exigen a los jugadores es una actitud y una entrega que no ofrezca ninguna duda. Capello también estaba tocado. Solitario, aseguraba que no había echado ninguna bronca por la mañana y que la conversación había sido muy positiva. Le disgustó el rendimiento de la mayoría de sus hombres el sábado, pero prefiere callarse, aunque cincuenta días después ya se ha dado cuenta de que hay jugadores que no dan la talla para jugar en el Real Madrid porque les faltan condiciones futbolísticas fundamentales. Cannavaro y Raúl están para jugar y recibimiento de Estado en Bucarest Por primera vez el Real Madrid se desplazó en un avión con su nombre y escudo grabados en el fuselaje del avión. No es que el club se haya comprado uno, sino que el alquilado en esta ocasión a la compañía Privilege permite que se ponga un vinilo con el nombre del club o empresa que renta el avión. Del entrenamiento matinal y de los informes médicos se desprende que Raúl y Cannavaro están para jugar. Han viajado los mismos que estuvieron en Getafe con el cambio de Javi García por Borja Valero y la inclusión del tercer portero, Adán. El recibimiento fue de Jefe de Estado. Se abrió el salón presidencial del aeropuerto, que sólo se había utilizado en dos ocasiones anteriormente, con la visita del Papa y del presidente francés Jacques Chirac. Eso sí, en ese majestuoso edificio de mármol no había cinta transportadora y todos los expedicionarios tuvimos que buscar las maletas en los carros de rigor. Una plantilla que no está unida El presidente, a cuerpo descubierto porque ha viajado sin abrigo, pensaba en voz alta a su llegada a Bucarest ante un par de periodistas. Sus palabras rezumaban contrariedad, dolor, desilusión. Es que no tiramos a puerta ni en el primer tiempo ni en el segundo. Eso no se puede permitir. No puede volver a repetirse. No puede volver a pasar una cosa tan negativa. Todo está funcionando afortunadamente en el club hasta ahora, el baloncesto, el marketing, se está trabajando en muchos