Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 16 10 2006 Deportes 91 MOTOCICLISMO GRAN PREMIO DE PORTUGAL Lorenzo se asusta y concede a Dovizioso un último deseo El mallorquín se puso nervioso y el triunfo del italiano deja el título de 250 en un brete T. G. -M. ESTORIL. No hay que vender la piel de Dovizioso antes de cazarlo. El equipo Fortuna Aprilia había preparado públicamente la fiesta para hoy, en el avión de regreso a Palma, y las impaciencias suelen pagarse caras. Bien lo sabe Jorge Lorenzo, cuya ansiedad derrotó a su calidad durante la campaña 2005. Disfrutaba de veintisiete puntos de diferencia y la presión le vino grande. Sufrió por querer consumar cuanto antes el cetro de 250, olvidó la serenidad que le elevó al liderato en el presente y pagó su nerviosismo con un quinto puesto que ha dejado el objetivo a tiro de Honda de Dovizioso. El italiano, el corredor más listo de la categoría, observó el desencuentro de su enemigo y atacó como nunca, al límite de la caída, hasta alcanzar un éxito, el segundo del curso, que alimenta sus opciones de revolucionar la situación en Valencia. De perdidos, al Turia, piensa ahora Andrea. Hace dos semanas estaba defenestrado y hoy ha puesto a su adversario en la necesidad de obtener un cuarto puesto, como mínimo, para celebrar ese reinado que Pedrosa protagonizó durante dos años. Jorge se sintió tan mal en la pista que perdió el ritmo de los líderes desde las primeras vueltas. Aoyama el mayor, De Angelis, Locatelli y Dovizioso se convirtieron en los cuatro jinetes de su apocalipsis provisional. Se fugaron y el fracaso del mallorquín animó a su contrincante en tal medida que sacó ese genio que siempre se le echó en falta. Esa ambición de ganador que nunca ha tenido. Dovi enseñó por primera vez virtudes de campeón. Arriesgó y descorchó su segundo triunfo del año. El objetivo lo tiene difícil, porque Jorge no suele fallar dos veces. Sin embargo, esta tensión acumulada puede jugar malas pasadas. El líder del Mundial lo comprobó en directo. Llegó a ser séptimo, superado también por Takahashi y Simoncelli. No me pongo en la piel de Jorge Menos mal que el piloto de Dani Amatriaín reaccionó en el último tercio del combate. Veía que Dovizioso se crecía y por fin se concentró. Protagonizó varias vueltas rápidas y desbordó a Takahashi y a Simoncelli después de un trabajo nada fácil, para asegurar la quinta posición. El propio director del mallorquín era sincero al enjuiciar la guerra que se avecina en Valencia. No me quiero poner en la piel de Jorge Admitió que su pupilo no supo controlarse mentalmente. Se puso nervioso Asimilada la derrota parcial, el equipo levantó velas y miró a Valencia como el puerto de su próxima felicidad. Ser cuarto es suficiente, no hay que alarmarse, lo tengo en mi mano manifestaba Lorenzo. No estaba suficientemente preparado para encarar la carrera y me faltó ritmo aceptaba sin justificaciones. Le pido a la afición que no se desanime y que venga a apoyarme a Valencia sentenciaba con su contundencia habitual. El equipo de Dovizioso abrazaba a su jinete con una demostración de éxito que deseaba extender al capítulo psicológico, sabedor de que es un arma en la que Giorgio ha fallado más de una vez. Comenzaba así una batalla psíquica que durará dos semanas. Se proclamará campeón quien controle la maneta del cerebro. Jorge no supo controlar su ansiedad por ser campeón AFP Jorge tiene que ser cuarto Sería campeón porque sumaría 13 puntos a los 13 de diferencia que mantiene, y si Dovizioso ganara acumularía 25. Si Andrea es segundo, él, noveno. Serían 20 puntos del italiano por siete del balear, lo que provocaría un empate que se dilucidaría por las victorias, capítulo que domina Giorgio por 8- 2. Si Dozi es tercero, decimotercero. Serían 16 puntos frente a tres, una nueva igualada y cetro para el español. Si Andrea es cuarto, ninguno. Serían 13 puntos para el italiano. Otro empate. 21 victorias españolas, a una del récord del 88 Toni Elías dedicó su éxito a Rubén Torres, el joven que murió hace una semana en el campeonato nacional. Bautista, posteriormente, marcó el 2- 1 del partido España- Italia que se disputa en cada gran premio. Un resultado que compensaba la decepción del público por la ausencia de corona para Lorenzo. Esos dos triunfos aumentaron a 21 la cifra de victorias de nuestro motociclismo en 2006. Valencia puede vivir una nueva plusmarca: igualar o superar los 22 cosechados por los pilotos españoles en 1988, cuando Jorge Martínez Aspar y Sito Pons campaban por el mundo. Ahora, Bautista y Lorenzo son los principales culpables. Ambos comparten el liderato, con ocho primeros cajones para cada uno. Pedrosa (dos) Elías, Barberá y Faubel cierran el desfile. Mei y Toni Elías padre disfrutaron como nunca por la hazaña de su hijo. La peña de Bautista también protagonizó una jornada inolvidable. Eran la cara de la moneda. La cruz la sufrieron Puig, Pedrosa y Hayden. Derrotarse en el mismo equipo es duro de digerir. Inca lloró por Jorge, pero Cheste espera ver su alegría Cientos de personas acudieron al polideportivo municipal de Inca, en Mallorca, para animar a Jorge Lorenzo en su intento de conquistar su primer título mundial. No pudo ser y la decepción se tornó en lágrimas para muchos de sus paisanos, superados por la misma ansiedad que sufrió su ídolo en Portugal. No pasa nada. El piloto balear puede alcanzar la gloria en Cheste, el próximo 29 de octubre. Muchos de sus seguidores volverán a llenar el polideportivo, y otros miles viajarán a Valencia para vivir en directo una jornada que se espera inolvidable. Precisamente, el circuito levantino ha aumentado su aforo ante la avalancha de amantes de la moto que llenará las gradas para presenciar la batalla por los dos cetros pendientes. La organización calcula que el trazado valenciano alcanzará una nueva marca de público, con 230.000 espectadores entre los tres días y 135.000 en la jornada dominical. Una aficionada sufre por su ídolo en el polideportivo EFE