Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 16 10 2006 ABC Nacional El Gobierno espera que ETA dé un paso público y definitivo para comenzar la negociación formal Le exige un nuevo comunicado en el que declare irreversible el actual alto el fuego permanente b Zapatero anunciaría que, tras el cese definitivo de la violencia, habrá una negociación entre los partidos a fin de crear un nuevo marco estatutario para el País Vasco MADRID. El Gobierno espera que ETA emita en las próximas semanas un nuevo comunicado en el que dé un paso definitivo en el propósito explícito de dejar de manera irreversible las armas y el ejercicio de cualquier acto de violencia. Los contactos indirectos que ha mantenido con representantes de la banda terrorista han sido claros en la reclamación del Ejecutivo: en las actuales condiciones, con frecuentes actos de terrorismo callejero y sin que Batasuna acepte las reglas del juego democrático para que pueda acceder a su legalización, el Gobierno carece de cualquier margen de maniobra. Fuentes de toda solvencia consultadas por ABC confirman que el Ejecutivo considera que el proceso de paz -como aseguró el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero- -no está bloqueado que los contactos indirectos es decir, llevados a cabo por terceras personas sin condición funcionarial ni política española, confirman las posibilidades de un abandono definitivo de la violencia terrorista; pero constatan también que existen resistencias para que la banda dé el paso definitivo. Imágenes recogidas por Gara y Berria del homenaje en Oyarzun a los etarras muertos, en el que hubo tiros al aire ejercería el derecho a decidir que se viene reclamando por el nacionalismo en general y por ETA y Batasuna en particular. La insistencia del Gobierno en que el proceso se ajuste a los criterios de legalidad implica que tanto Batasuna como ETA asuman la realidad política actual, abandonen las armas y mantengan sus posiciones desde la política y en las instituciones que surjan de la negociación política posterior. Esta disposición gubernamental- -explicada también al PNV, que a través de Josu Jon Imaz mantiene una relación fluida con el Ejecutivo- -es conocida por los dirigentes de la banda terrorista, que son conscientes de que el Gobierno no va a mover una ficha más en tanto no medie la declaración de irreversibilidad del alto el fuego El Gobierno, además, quiere que ese paso público y definitivo de ETA ayude a un acercamiento de posiciones con el PP y restablezca una opinión pública más confiada en que el Ejecutivo trabaja sobre terreno seguro en el llamado proceso de paz EFE Nuevos estatutos Sin embargo, sin un compromiso de irreversibilidad en el abandono de las armas, no se darían las condiciones necesarias para desencadenar el proceso de paz previsto, que incluye, por una parte, la reintegración de Batasuna a la legalidad- -con una nueva presentación de estatutos en el registro de partidos del Ministerio del Interior- y, por otra, la constitución de una mesa política para la negociación de un nuevo marco jurídico- político para el País Vasco que, como en el caso de Cataluña, recogería determinadas reivindicaciones del nacionalismo del PNV y EA y de la izquierda abertzale radical, ahora en la órbita de ETA. El Gobierno estaría dispuesto a que, siguiendo el procedimiento de reforma establecido por el propio Estatuto de Guernica, se planteen todas las cuestiones pendientes -el carácter nacional de la comunidad autónoma vasca y determinadas fórmulas de colaboración con la comunidad foral de Navarra, entre ellas- -y que todo ese conjunto se someta a un referéndum de aprobación del nuevo Estatuto, en el que se Fuentes gubernamentales se refieren al caso irlandés- -las conversaciones entre Blair y Rodríguez Zapatero han sido muy profundas y esclarecedoras según las fuentes consultadas- -como guión de lo que aquí debe pasar, al menos a algunos efectos, como es el de propiciar una negociación política, pero siempre posterior al abandono definitivo de las armas por parte de la banda. La confianza del Gobierno en una nueva declaración formal de ETA- -no anunciaría su disolución, pero sí el ca- Rajoy advierte a Zapatero que nadie está por encima de la Ley I. A. HOSPITALET. El líder del PP, Mariano Rajoy, lo dejó bien claro: En España, por encima de la Ley no hay nada, ni siquiera el presidente del Gobierno Después de que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, abriera la puerta al retorno de Batasuna a las instituciones a partir de las próximas elecciones municipales, Rajoy fue tajan- te ayer al rechazar esta posibilidad mientras continúe la violencia terrorista en el País Vasco. El presidente no puede prometer a ETA lo que no puede dar advirtió el líder del PP en un mitin en Hospitalet de Llobregat (Barcelona) el día en que comenzó la campaña de las elecciones catalanas, porque en España existe una Justicia independiente, cuya función es velar por que se cumpla la ley Rajoy dejó claro su rechazo a lo que considera una política de cesión ante la banda terrorista al afirmar que no aceptaré que Batasuna vuelva a las instituciones sin el fin de la violencia y recriminó al jefe del Ejecutivo su disposición a ceder al chantaje de los violentos. Así, se refirió también a la posibilidad de que el etarra José Igna- cio de Juana Chaos se beneficie de una reducción de la condena tras una huelga de hambre que fue de mentira El líder del PP concluyó que su formación nunca aceptará un acuerdo negociado con una banda terrorista y dejó claro que, para los populares, Batasuna seguirá siendo parte integrante de la banda mientras no renuncie a la violencia.