Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 16 10 2006 Opinión 7 LA CRÓNICA DEL LUNES El Partido Popular debe reflexionar sobre la necesidad de reactivar su proyecto y de renovar portavoces más que notorios y faltos de credibilidad, en aras de un mensaje nítido y centrado para el conjunto de la sociedad. ¿Acaso con un congreso extraordinario? Zapatero merecía el no de Bono; y Rajoy, un congreso del PP La tocata y fuga de José Bono en el concierto disonante de las elecciones de Madrid, donde el melómano Gallardón permanece de solista, se ha convertido en un punto de PABLO referencia que da idea SEBASTIÁN de la capacidad políticade unosgobernantes que dieron prueba de su habilidad en las rocambolescas aventuras del Estatuto de Cataluña, ahora llevadas al cine negro por Artur Mas, y que tienen en sus manos el inquietante suspense de las negociaciones con ETA, como sea y al precio que cueste, lo que es para preocupar. Como dice la canción, si así está el caminito, cómo estará el pueblito Después de lo de Bono, ¿qué no podría pasar en esa macabra danza con lobos del proceso negociador, donde prima la obsesión del éxito- -mayoría absoluta, premio Nobel de la Paz, la Historia, etcétera- -de un presidente que se juega mucho en el envite? Un desafío que va de la oportunidad al oportunismo y donde no se escatiman gastos: concesiones a De Juana Chaos; soluciones jurídicas para Batasuna; disposición del fiscal general del Estado; y vista gorda cuando ETA aparece y dispara en Oyarzun o la kale borroka se vuelve a pasear. Zapatero sabe que la negociación con ETA es la tercera pata de su proyecto para la legislatura, en conexión con la reforma estatutaria y el pacto de gobernabilidad con los nacionalistas, camino del modelo de Estado federal o confederal por el que apostó incierto el presidente, modelo que tiene en las elecciones catalanas su primera prueba de fuego y aparente inicio de solución si de Cataluña sale la gran coalición de CiU y PSC y Duran Lleida entra en el Gobierno español, cumpliendo Zapatero la palabra dada a Mas para lograr la reforma del Estatuto catalán, luego adornado con la cabeza de Maragall. La negociación con ETA es la prioridad, y en Moncloa saben que, si fracasa, la crisis podría beneficiar al PP en las elecciones y a Bono en el PSOE, donde el ex ministro de Defensa continúa siendo la reserva españolista del partido. Por ello, el presidente del Gobierno quiso enfrentarlo a Gallardón, matando dos pájaros de un disparo: encontrar candidato para ayudar a Simancas en la Comunidad y oficiar el tercer entierro político de Bono, una vez vencido por Gallardón. Zapatero, que lo había derrotado en el congreso federal del PSOE del año 2000, luego, por sus discrepancias sobre el Estatuto catalán y la negociación con ETA, lo destituyó como ministro cuando le convino y cuando se había tragado el Estatuto, enviándolo al ostracismo y acompañado de maledicencias, algunas oriundas de la Moncloa y otras del PSOE. Pero Bono resucitó, era el deseado por el partido en Madrid y se dejó aclamar. Y una vez recibido el homenaje que le debían, se marchó. Bono quizás habría preferido el puesto de candidato a la Comunidad de Madrid porque sus oportunidades habrían sido más altas y porque en ese cargo hay mucho poder (aunque también incompatibilidad para ser diputado) Pero Zapatero no soportaría a un Bono españolista de presidente en la Comunidad de Madrid. Otra cosa sería que ese reto lo asumiera- -como se especula- -la vicepresidenta De la Vega, si Simancas le abre paso, ahora que quedó claro que el presidente no tiene a quién recurrir. A ver si tenía razón Rajoy cuando anunció que el tapado era Blanco. Ra- ÁNGEL DE ANTONIO José Bono, el pasado febrero, cuando aún sonreía a Rodríguez Zapatero joy merecería acertar su pronóstico, pero eso no iba a ser suficiente para el PP, porque si España está tan mal como dicen él y su partido, ¿por qué no lo aprecia la mayoría de ciudadanos, que sigue apostando, según las encuestas, por Zapatero y por el PSOE? Es verdad que una muralla mediática audiovisual protege al Gobierno de igual manera que una ruidosa orquestina de medios que se dicen afines al PP emborronan el mensaje de Rajoy, mientras algunos de sus dirigentes permanecen en el pasado velando la conspiración del 11- M. Pero esto no es suficiente para explicar su escasa recuperación electoral, motivo por el cual el PP debe reflexionar sobre la necesidad de relanzar su proyecto y de renovar portavoces más que notorios y faltos de credibilidad en aras de un mensaje nítido y centrado para el conjunto de la sociedad. ¿Acaso con un congreso extraordinario del PP? Esperar resignados el resultado de los comicios catalanes y acudir a las elecciones de 2007 a la espera de los errores del Gobierno y de si ETA decide o no anunciar su final antes de la cita de las municipales es poco hacer por parte de un partido que necesita ganar y acusa a Zapatero de haber improvisado- -por su debilidad parlamentaria- -un programa de Gobierno que no figuraba en su campaña de 2004, dañando la convivencia de los españoles y el pacto constitucional. Si Zapatero cambió sobre la marcha, el PP debe reaccionar de manera similar, con una respuesta política, ideológica y de liderazgo que no se preste a confusión. Y eso no se consigue con conferencias sectoriales, ni con una convención como la que sirvió para dar ánimos a Aznar y descubrir a Sarkozy. Este PP se merece un congreso y, sobre todo, se lo merece Rajoy para que cuando llegue el momento de la contienda sea él, y no otros entrometidos, el autor y responsable de lo que entonces pueda ocurrir, que siempre será mejor de lo que las encuestas anuncian si se produce el giro al centro y la clarificación. Quedan siete meses para la ocasión. REVISTA DE PRENSA POR JUAN PEDRO QUIÑONERO ZP Y SUS AMISTADES AMERICANAS La ideología parece perturbar los intereses de España en las Américas. Ante el posible alcance americano de las elecciones ecuatorianas, en Quito, El Comercio escribe: Largas colas y quejas por desorganización en España Desde una óptica puramente nacional, La Hora afirma: Es preciso soñar con un Ecuador sin analfabetos, sin niños y niñas mendigos, sin desempleados, sin pobres e indigentes, con hombres y mujeres solidarios, alegres, sin odios que discriminen ni exclusiones Por su parte, El Universo destaca el proyecto del candidato aparentemente favorito: Rafael Correa quiere una sola patria con los países de la región Una sola patria es la traducción ecuatoriana de la terminología de Fidel Castro y Hugo Chávez. Sobre el puesto y las posiciones de España ante tales proyectos, La Nación chilena comenta las recientes declaraciones de Evo Morales, afirmando que el 12 de Octubre es el aniversario de una desgracia al mismo tiempo que insiste en la relación estratégica de España (Zapatero) con Venezuela (Chávez) y Bolivia (Morales) En Clarín, Trinidad Jiménez añade una relación no menos estratégica con Argentina, comprendiendo y respetando las decisiones políticas de Morales. En Perú, tales relaciones estratégicas se perciben con nada disimulado horror. Hugo Guerra escribe en El Mercurio: Gorila en el norte, gorila en el este. Mañana, Hugo Chávez puede ganar las elecciones en Ecuador, a través de Correa, y mientras tanto sigue intentando militarizar a la pobre Bolivia El analista comenta de este modo ese tejido de relaciones estratégicas Si Correa gana en Ecuador, estamos literalmente fritos: tendremos un vecino manipulado por Chávez, capaz de resucitar peligrosamente las superadas controversias territoriales En México, con quien España se supone que tiene relaciones igualmente estratégicas, El Universal publica otro análisis muy negro del presente y el futuro de Ecuador, presentado como un paraíso de la ingobernabilidad, la fragmentación política y las tentaciones caudillistas En Londres, el Observer publica un largo artículo sobre el pasado, el presente y el futuro de las bandas de latinos mal integrados en Madrid, Murcia o Barcelona, con fuertes tentaciones por la violencia. Menos pesimista es la ORF austriaca, que habla con entusiasmo de la ruta del Parque Nacional de los Picos de Europa, un paraíso natural.