Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes DOMINGO 15 10 2006 ABC ¡Eres un fenómeno! le dije; si le hablo de su madre me pega un tiro Ronaldo afirma que no insultó a González Vázquez y éste refleja en el acta que fue una protesta; el Madrid recurrirá para que juegue ante el Barça JULIÁN ÁVILA GETAFE. Minuto 89. González Vázquez muestra la segunda cartulina amarilla en ocho minutos a Ronaldo. Roja, y a la ducha. En el acta, el colegiado gallego es explícito. Ronaldo Luiz fue amonestado por el siguiente motivo: derribar a un contrario en la disputa del balón. En el minuto 89... fue amonestado por el siguiente motivo: protestar, de forma ostensible, una decisión mía Con esta redacción aséptica Competición deberá estudiar la próxima semana si el jugador del Real Madrid es sancionado con un partido. Sería lo estipulado en estos casos, salvo que prospere el recurso que preparará el servicio jurídico del club. También está en la calle la versión del delantero. Estaba que trinaba con el comportamiento del colegiado. Conocedor de su error dentro del campo en una noche aciaga, Ronaldo acudió raudo a la sala de prensa para dar explicaciones y llevar el debate a los medios de comunicación. Su mensaje careció de dobleces y deja al colegiado en una posición que se antoja pueril. Sigo sin entender nada de lo que ha ocurrido. En una jugada Van Nistelro- Capello: Hemos jugado mal y no me gustan las excusas. Espera otro partido y el Getafe es un justo vencedor Seguidores blancos increparon a los jugadores fuera del campo con gritos de ¡mercenarios! oy le grita al árbitro sin decir nada malo. Le grita porque le había pitado falta. Entonces, yo me acerco al colegiado y le pregunto si le molesta. Me dijo que sí. ¡Eres un fenómenos entonces! le he respondido. Si le insulto me manda tres meses a la cárcel. Si hablo de su madre o le insulto me pega un tiro. Espero no volver a cruzármelo nunca. Ahora el club estudiará las tarjetas y deseo que recurra para poder jugar el partido contra el Barcelona Capello dio un invisible tirón de ore- jas al jugador por la expulsión: No estoy enfadado con ninguno. Ni con Ronaldo ni con el colegiado. No me gusta que se pongan excusas. No hablo de la labor de los colegiados ni cuando me favorecen ni cuando me perjudican También habló del partido que jugó su equipo. Y fue concluyente: Hemos estado todos bastante mal. Ha sido una noche bastante mala Fue más sorprendente a la hora de justificar la derrota: El campo nos perjudicó y no hemos tenido ocasión de jugar Raúl, duda para Bucarest Lo cierto es que el Madrid no tiró a puerta. Se esperaba con ciertas dosis de ansiedad la aparición de Ronaldo en el equipo titular. La imagen difusa de los últimos partidos y la escasa presencia en el área rival le empujaban al campo. Más aún cuando faltan siete días para el encuentro ante el Barcelona y toda la afición esperaba ver en el mismo once a Roni y a Van Nistelrooy desde el principio. Lo que nadie esperaba era el contratiempo de la expulsión. Todo fue negro para el Madrid ayer. Raúl, que pisó mal en una jugada sin contrario y sin balón de por medio y se Ronaldo ante González Vázquez AP dobló el tobillo izquierdo, sufre un esguince y es seria duda para enfrentarse al Steaua en Bucarest. Se marchó de Getafe con un vendaje especial y hoy pasará una prueba en Valdebebas antes de viajar a las cuatro de la tarde. También Helguera acabó en manos de los fisioterapeutas por culpa de los calambres típicos de la inactividad. A la salida del Alfonso Pérez, un grupo de aficionados madridistas increpó a sus jugadores por la derrota con gritos de ¡mercenarios! Helguera salió del ostracismo siete meses después No estaba en una alineación desde marzo, frente al Atlético; ayer comenzó como central y acabó de centrocampista en el baile de los cambios J. Á. GETAFE. Treinta y uno de agosto. Casi media noche. Los agentes de Iván intentan en las oficinas del Bernabéu buscarle acomodo. El club quiere que abandone la casa y para el técnico no es imprescindible su presencia en la plantilla. Le presionan de manera asfixiante. Le quitan su dorsal para cedérselo a un novato como Diarra. Pero no cede. Después de negociaciones y alguna que otra salida de tono, le inscriben en la Liga con el 21 con un recado cristalino: No contamos contigo Fue tal el pulso que el club barajó la idea de que se entrenase en solitario, una estrategia que se desestimó para evitar la intervención de la Justicia. Bajo este clima, comenzó una batalla particular. La de rescatar a Helguera del ostracismo producto de un mal partido en la Copa del Rey, cuando el Madrid cayó por 6- 1 con el Zaragoza. Iván no jugaba desde hace siete meses. Para encontrar su nombre en una alineación hay que retroceder hasta primeros de marzo, en un partido contra el Atlético. Los blancos ganaron 2- 1, pero él ya estaba sentenciado para Luxa por el resbalón copero. El cambio de entrenador no varió su estatus. Es más, Juan Ramón López Caro acentuó su ostracismo, hasta el punto que dejó de ser convocado en más de un encuentro. Quizá por todo lo que ha pasado, ayer Helguera volvió a sentirse futbolista ante el Getafe. Con anterioridad sólo había sido citado para la última jornada de Liga, en la que el Madrid recibió al Atlético. El resto de la temporada la ha pasado en blanco. En el palco de jugadores del Bernabéu o pegado al televisor en su domicilio junto a su mujer y su hijo. Ayer un escalofrío recorrió su cuerpo cuando Capello le comunicó su aparición en el once porque Cannavaro no había pasado la prueba. Como un juvenil, se exponía a un minucioso examen del entrenador y de la crítica. Y pasó la prueba con nota. En la primera parte mantuvo en pie a su defensa. Firme en el juego aéreo, siempre llegó en auxilio de los laterales en las situaciones de inferioridad. Intento dar salida al juego desde atrás alternando aciertos con errores y salvó una clara ocasión de gol cuando Casquero se disponía a encarar a Casillas dentro del área. El mejor de su equipo antes del descanso. Helguera regresó al equipo, que no pudo con el Getafe EFE