Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 15 10 2006 91 Deportes El Estudiantes derrota al Barça con una segunda parte eléctrica (94- 84) en la que remontó 13 puntos GETAFE REAL MADRID Getafe (4- 4- 2) Abbondanzieri; Cortés, Belenguer, Alexis, Paredes; Cotelo (Pulido, m. 86) Celestini, Casquero, Redondo (Lich, m. 75) Del Moral (Alberto, m. 69) Pachón. Real Madrid (4- 4- 2) Casillas; Mejía, Helguera, Raúl Bravo, Roberto Carlos; Beckham (Robinho, m. 75) Diarra (Raúl, m. 46) Emerson, Guti; Cassano (Ronaldo, m. 46) y Van Nistelrooy. Árbitro González Vázquez. Mostró tarjeta amarilla a Diarra, Van Nistelrroy, Robinho, Paredes y Cotelo. Dos, y por tanto roja (m. 90) a Ronaldo. Gol 1- 0. m. 60: Alexis. 1 0 pias cualidades aun a falta de hombres importantes. El Madrid nunca existió. Capello terminó apostando por Helguera, Emerson y Cassano y se dejó en el banquillo a Pavón, Raúl y Ronaldo. Lo justo para montar un once extraño, indefinido, creado para jugar a la contra... sin ningún hombre que pudiera romper por velocidad. Cassano no existió. Van Nistelrooy fue un islote perdido y en esta ocasión no apareció ni Guti. Se asomó un par de veces por detrás de Diarra y Emerson, pero no estaba ayer por la labor y terminó desaparecido y contagiado de lo que le rodea. Ronaldo, rodeado por Alexis, Alberto y Casquero, no aportó nada y acabó autoexpulsándose AP Ni con Raúl ni con Ronaldo El Madrid aburre y se aburre. Juega al pie. Andando. Estático. No hay movimiento. No hay desmarques. Así lo debió ver el propio Capello, que en el descanso descosió su propio traje e hizo uno nuevo. Raúl y Ronaldo de golpe. Diarra, que tenía una tarjeta y había estado tan mal como nervioso, y Cassano se quedaron fuera. Guti se puso de jefe en el eje y Raúl, desde la izquierda, intentaba el último pase para el nueve doble Nada de nada. Tampoco remató entre los tres palos el equipo blanco en esa segunda mitad. En cuanto los de Schuster se dieron cuenta de que era más el ruido que las nueces volvieron a llevar la iniciativa, y como se encontraron con un gol de cabeza a la salida de un córner- -el Madrid defiende con los diez en su área- -tuvieron la oportunidad de explotar su contragolpe hasta el final del partido. Fuera de sí por recibir otro gol a balón parado, Capello dio entrada inmediata a Robinho. Cuatro delanteros, pero como si fueran ocho. El problema estaba en el centro del campo, donde con Guti desaparecido nadie era capaz de jugar el balón. Además se lesionó Helguera, Emerson se metió de central, Raúl intentó hacer lo que Guti no podía y aquello ya no era un equipo, sino una banda que quería hacer la guerra por su cuenta. Mientras, el Getafe terminaba dictando una lección futbolística. Difícil hacerlo mejor. Aceleraba cuando tenía que acelerar. Metía la pausa cuando era menester y mantenía, a pesar de la angustia del marcador, su firmeza atrás y la tranquilidad para salir con el balón jugado. Lo dicho, un baño. El Madrid enseña sus miserias No remató a puerta en todo el partido y estuvo siempre a merced de un Getafe que se impuso física, técnica y tácticamente y mereció más goles ENRIQUE ORTEGO GETAFE. Todas, absolutamente todas las miserias de este Real Madrid de Capello quedaron ayer al desnudo en Getafe. Y son muchas. Cada partido que pasa, más, porque colectivamente afectan a todas las líneas del equipo e individualmente atenazaban a un alto porcentaje de jugadores, que terminan haciendo la guerra por su cuenta. Los blancos protagonizaron ayer una película de terror y su raquítica y espantosa actuación bien habría merecido un castigo mucho mayor. La victoria del Getafe debía haber sido más amplia porque fue infinitamente superior en todos los aspectos del juego: física, técnica y tácticamente. del domingo contra el Barcelona. Todo lo que se le debe exigir a un equipo con una plantilla como la del Real Madrid lo propuso el Getafe. De principio a fin. Si sus primeros veinte minutos fueron modélicos, los últimos veinte, ya con ventaja en el marcador, fueron ejemplares, con ocasiones cla- ras para haber aumentado su renta y haber completado un triunfo mucho más amplio. Impuso el equipo de Schuster su ley desde que el balón comenzó a rodar. Líneas muy juntas, posesión del balón, presión agobiante y las ideas muy claras no sólo para anular al rival, sino para imponer sus pro- ASÍ JUGARON GETAFE Abbondanzieri: bien. Cortés: bien. Belenguer: notable. Alexis: muy bien. Paredes: notable Cotelo: bien. Celestini: muy bien. Casquero: notable. Redondo: notable. Del Moral: bien. Pachón: notable. Alberto: bien. Licht: bien. Pulido: regular. El técnico: Bernd Schuster: muy bien. Le ganó la partida táctica a Capello desde el comienzo. Su equipo sabe a lo que juega y conoce sus limitaciones, pero se exprimió al máximo en todos los aspectos del juego. Lo mejor: su comienzo de partido fue modélico y su final, extraordinario. Lo peor: su falta de resolución ante la puerta rival. De haberla tenido, hubiera goleado. REAL MADRID Casillas: bien. Mejía: bien. Helguera: bien. Raúl Bravo: regular. Roberto Carlos: regular. Beckham: mal. Diarra: mal. Emerson: mal. Guti: mal. Cassano: mal. Van Nistelrooy: mal. Raúl: regular. Ronaldo: mal. Robinho: regular. El técnico: Fabio Capello: mal. Cuando un equipo juega tan horrible como el suyo debe tener gran parte de culpa. Intentó darle la vuelta con la entrada de Raúl y Ronaldo, pero el problema seguía estando en el medio campo Lo mejor: el resultado. Perder por la mínima haciéndolo tan mal es un éxito. Lo peor: todo. Atrás concede muchas ocasiones, en el medio no hay creación y arriba no hay remate. Un desastre. Un equipo menor desde el arranque El Madrid, que comenzó comportándose como un equipo menor, arrinconado en su campo esperando una contra, terminó hecho un auténtico despelote, como diría Joaquín: Emerson de central, Guti y Raúl de organizadores, Helguera (cojo) de banda en banda... y Ronaldo, desquiciado, autoexpulsándose por decirle algo al árbitro estando ya amonestado y será baja para el partido