Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 15 10 2006 Economía 73 EN PORTADA Evolución de los depósitos de clientes en banca on- line 14.000.000 12.000.000 10.000.000 8.000.000 6.000.000 4.000.000 2.000.000 0 ING Direct Open Bank Uno- e Banco Popular- e 12.859.616 13.161.283 13.581.161 13.785.926 13.819.312 12.613.180 12.735.087 FERNANDO GONZÁLEZ URBANEJA PRESENTE Y FUTURO DE GOOTUBE aya pelotazo! dicen los del plan antiguo, ¡1.600 millones de dólares por una ocurrencia que apenas produce ingresos de a centavo, muchos menos que los gastos! insisten los realista del espejo retrovisor. Mis alumnos de este año (2 curso universitario) no tenían idea precisa de los extremos de las opas sobre Endesa, pero estaban al tanto de los detalles de la compra de YouTube por parte de Google a las pocas horas deconocerse la operación. Casi ninguno recordaba su proveedor de electricidadpero todosson usuarios habituales de Google y la mayoría de YouTube. El éxito de la ocurrencia de los inventores de YouTube ha sido fulgurante, en poco más de un año cincuenta millones de usuarios- clientes al mes, recurrentes y satisfechos. No hay precio, apenas hay cobros, pero hay servicio y comunidad de usuarios que es la condición previa y necesaria para intercambios comerciales futuros. También hay problemas de derechos de propiedad, que se resolverán caso a caso, entre otras razones por la irreversibilidad del proceso. Google y las otras compañías tecnológicas de éxito intentaron emular YouTube para finalmente concluir que era preferible la alianza a la confrontación (si no puedes con tu adversario únete a él) Google ha ofrecido a los propietarios de YouTube acciones propias por valor equivalente a 1.600 millones de dólares, pero sobre todo unir fuerzas, compartir y complementarplataforma, misión, identidady negocio. Juntos son más que la suma. Las acciones de Google mejoran su precio y su posición relativa en el mercado. Cuando aun no ha cumplido diez años de existencia, Google cotiza en bolsa con un valor de mercado de 136.000 millones de euros, más que IBM, la mitad que Microsoft, y cinco veces más que la cotización de partida en agosto del 2004. La suma de Google y YouTube (la Gootube, que propuso con acierto Juan Varela en su blogg) se convierte en la marca de la década, la referencia del nuevo mundo, el que desborda la era Microsoft. Un mundo distinto, abierto, individual, comunitario, compartidoy conno pocasincógnitas. Esto no es un pelotazo, sino algo mucho más sugestivo, referente de una época, que no fue primera página en muchos periódicos pretenciosos, entre otras razones por su decadencia, por ese glaucoma que les limita la visión y explica la caída de las ventas. Pero Gootube noamenaza a latradicional prensa escrita, quienes tienen que poner la barba a remojar son las televisiones- electrodoméstico de línea marrón, gratuitas o de pago, con programación semanal que tan poderosas se ven hoy pero que tan débiles serán mañana como no espabilen. 3.473.896 1.117.117 222.129 3.404.388 1.179.476 220.009 3.396.960 1.217.255 216.861 3.365.094 1.214.009 212.908 3.355.701 1.194.747 337.593 3.456.363 1.154.477 335.330 3.627.556 ¡V 1.078.796 332.650 Diciembre 2005 Enero Febrero Marzo 2006 Abril Mayo Julio Infografía ABC cada vez más concentrado en manos de grandes multinacionales, cuyo apetito por las nuevas adquisiciones resulta insaciable: eBay se hizo con el control de PayPal y más recientemente de Skype, compañía pionera en la telefonía vía internet, por 2.600 millones de dólares; y News Corporation, propiedad del magnate australiano Rupert Murdoch, adquirió por 580 millones de dólares MySpace, una comunidad online para adolescentes. El enorme éxito de Google, reconocida como la compañía de tecnología más prominente del mundo, y a la altura de empresas legendarias como Microsoft o Coca- Cola, pone de relieve la viabilidad de muchas empresas de internet, seriamente cuestionada por la economía tradicional a raíz del desmoronamiento que muchas de ellas experimentaron a partir de la fatídica primavera de 2000. LAS CLAVES LIQUIDEZ Seis años después de estallar la crisis, el negocio de internet vive un proceso de consolidación empresarial, impulsado por la recuperación bursátil, la liquidez que disfrutan las grandes corporaciones y el apoyo de los fondos de capital riesgo, que han vuelto a financiar proyectos RIESGO Algunos expertos insisten en el riesgo que Google corre si pierde una sola demanda por violación de derechos de autor. En este supuesto, el buscador podría verse inmerso en una espiral jurídica sin fin Amargos recuerdos En el recuerdo de muchas accionistas permanece Terra Networks, la filial de internet creada por Telefónica en 1999 utilizando los mimbres de Telefónica Interactiva, que tras salir a Bolsa el 17 de noviembre de ese año a 11,81 euros llegó a cotizar en febrero de 2000 a 157 euros por acción. En pocos meses y antes de que la burbuja tecnológica se desinflara como un globo de feria, Terra llegó a convertirse en la cuarta empresa del Ibex por capitalización bursátil, con un valor cercano a los 40.000 millones de euros. Su última cotización, el 15 de julio de 2005, fue de 3,03 euros por título. Sin abandonar Telefónica y para los libros del despilfarro también destaca la adquisición en 2000 del portal norteamericano Lycos, un capricho del entonces presidente Juan Villalonga, que resultó demasiado caro para las arcas de la operadora. Tras recibir el respaldo de su consejo de administración, Telefónica amplió capital por valor de 14.250 millones de dólares, con una emisión de 340,9 millones de acciones, que posteriormente fueron canjeados por títulos de Lycos. Cuatro años más tarde el portal que en teoría iba a abrir las puertas de par en par a Telefónica en Estados Unidos se vendió a la coreana Daum por 540 millones de dólares. Del desconocimiento de un negocio que carecía de modelo previo, fundamentado más en expectativas que en parámetros reales, tampoco se escapó la gran banca, tradicionalmente rodeada de bancos de inversión y expertos. El Santander, también en el annus horribilis de 2000, decidió fusionar Openbank, su filial de banca por internet, con el portal latinoamericano Patagón. com- -fundado por el argentino Wenceslao Casares- por el que desembolsó 122.000 millones de las antiguas pesetas, la mitad de lo que costó Banesto. La fallida operación, decididamente impulsada por el entonces consejero delegado Ángel Corcóstegui, se saldó en 2002 con 800 millones de euros de pérdidas para el grupo español y los bolsillos de Casares a rebosar, que adquirió la filial argentina por el precio simbólico de 1 euro. Pero eran otros tiempos porque en contra de la creencia popular, internet también es el reflejo de éxitos empresa- riales que lograron aguantar el tirón y hoy ocupan un lugar destacado. En el plano internacional, Amazon es un caso paradigmático del declive y resurrección de una empresa que ha sabido sobrevivir y transformarse en líder de ventas a través de internet. Creada hace once años en un garaje por Jeff Bezos, cuenta en la actualidad con una clientela superior a los 50 millones de clientes y factura más de 7.000 millones de dólares cada año. Centrada inicialmente en la comercialización de libros, su catálogo se ha ido ampliando con el tiempo a los discos, vídeos, DVD, artículos electrónicos, juguetes, programas informáticos, etc, agrupados en 31 categorías distintas. En el ámbito doméstico también existen claros ejemplos de éxito, como el de Carlos Barrabés, cofundador junto a su hermano de una tienda especializada en material de esquí y alta montaña que tiene su sede en Benasque, un pequeño pueblo aragonés de poco más de mil habitantes situado en las faldas de la estación de esquí de Cerler, al pie del majestuoso Aneto. Sus páginas son visitadas por dos millones de personas cada mes y comercializa productos en más de 40 países. Menos conocida es arsys. es, una empresa logroñesa que gestiona más de 300.000 dominios y factura cerca de 30 millones de euros al año; lavinia. com, uno de los mayores distribuidores online de vinos nacionales a internacionales; o la recién llegada daleplay. com, el primer portal español centrado en la descarga y subida de vídeos. El recelo que las operaciones bancarias en la red sigue generando entre el español medio ha frenado la expansión de este tipo de entidades (ver gráfico) representadas en España por ING Direct, Uno- e (BBVA) Openbank (Santander) y Banco Popular- e (Banco Popular) La evolución de sus ingresos resulta plana, aunque las expectativas de crecimiento son más favorables. En un ámbito bien distinto el empresario Emilio Márquez se ha hecho un hueco importante en el proceloso mundo de la pornografía a través de su portal marqueeze. net. Entre sus proyectos más inmediatos figura comercializar películas de sexo a través de la banda ancha.