Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 15 10 2006 Madrid 41 Esta joya pictórica no puede salir de donde vive la parroquia madrileña, según se estipula en su donación quia porque el cuadro tiene entidad suficiente para permanecer en un lugar privilegiado y que, dadas sus características, permite una observación más tranquila y pausada. Durante muchos años este valioso greco ha permanecido guardado en San Ginés. Sólo ha salido, en varias ocasiones y de forma muy puntual, para ser exhibido en exposiciones. La Expulsión del Templo sí puede viajar pero no puede salir de San Ginés. Tampoco puede lucirse de forma permanente en otro lugar que no sea esta parroquia madrileña. El cuadro, insisten los que custodian la obra, vive aquí y no puede cambiar de casa Un seguro de doce millones de euros Esta circunstancia se debe a que el cuadro corresponde a una donación y, a la vista de lo estipulado en la misma, su sitio tiene que ser, siempre, este templo madrileño. En el caso de que la obra cambiara de domicilio habitual, cabría la posibilidad de que los herederos de la persona que realizó la donación reclamaran la pieza de nuevo para ellos. Según los expertos, la legislación en materia de donaciones a la Iglesia es muy completa pero, también, detallada y estricta. En algún momento se llegó a pensar que esta obra de El Greco podría formar parte de un futuro Museo Diocesano de Madrid, posibilidad totalmente descartada ante las exigencias de las cláusulas de la donación a San Ginés. Viajar, como queda apuntado, sí que puede este greco. Más de un tour se ha hecho La Expulsión del Templo Su última salida ha sido la ya mencionada hasta el estado de Jalisco, donde fue con su vitrina climática. Antes, el cuadro había sido expuesto, entre otros lugares, en el Museo Metropolitano de Nueva York. También hizo una larga parada en la National Gallery de Londres. En ambos casos se reclamaba la presencia de esta obra de Domenikos Theotokopoulos, una de las más deconocidas del artista. Y las dos veces salió de la iglesia de San Ginés con un seguro valorado en doce millones de euros. La obra de Domenikos Theotokopoulos cuenta con sistemas de protección y blindaje JULIÁN DE DOMINGO La Expulsión del Templo el greco de San Ginés, se expone mañana al público Los madrileños podrán disfrutar de esta obra sólo los lunes al mediodía b Han sido necesarios varios años para conseguir unas medidas de protección y blindaje acordes con las características y el incalculable valor del cuadro de El Greco MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. Ahora sí. El cuadro La Expulsión del Templo también conocido como La Purificación una de las últimas piezas realizadas por El Greco, cuya firma y fecha han sido autentificadas, se podrá ver en la iglesia de San Ginés, en la calle del Arenal, a partir de mañana lunes. Según ha confirmado a ABC el párroco de esta parroquia y delegado episcopal para el Patrimonio Cultural de la Archidiócesis de Madrid, José Luis Montes, la exposición al público de esta joya pictórica será cada lunes, a las doce y media de la mañana. Han tenido que pasar varios años para que los madrileños puedan disfrutar de este cuadro, de incalculable valor. La Expulsión del Templo ha estado escondido en San Ginés durante muchos años. Nunca se consideró aconsejable su exposición hasta que no contara con un adecuado sistema de seguridad y blindaje, algo que la parroquia donde vive -deficitaria en sus gastos ordinarios- no podía costear por sí misma. Ante ese panorama, la Comunidad de Madrid, a través de su Consejería de Cultura, diseñó un plan de seguridad para el cuadro, presupuestado en 60.100 euros, que ha dotado a este greco de uno de los mejores sistemas de protección, alarma e iluminación, como corresponde a la salvaguarda de una obra pictórica de este calibre. Compatible con el culto El cuadro dispone, además, de una vitrina climática que lo proteje de los cambios de temperatura y humedad. Esta pieza ha sido realizaba bajo el control de la dirección general del Patrimonio de la Consejería de Cultura del Gobierno de Madrid. Con ella, con la vitrina climática, La Expulsión del Templo ha visitado recientemente el estado mexicano de Jalisco, hasta donde fue llevada para ser contemplada en una exposición. El párroco de San Ginés comenta que el emplazamiento del cuadro y el horario de visitas también han sido objeto de estudio. José Luis Montes insiste en que la exposición de esta obra no puede, ni debe, interferir con el culto De ahí que sólo se exponga los lunes y a una hora determinada- -las doce y media de la mañana- que es cuando no hay celebraciones religiosas en la parroquia. Fuera de ese día y hora, el cuadro permanecerá tapado y blindado. En principio, se pensó que este greco se ubicara en la capilla del Amor Hermoso y que compartiera espacio con La Humildad de Alonso Cano, otra de las joyas pictóricas que guarda la parroquia San Ginés. Los planes iniciales han cambiado y La Expulsión del Templo podrá ser contemplado solo y en un espacio único de la parro- Al menos cuarenta están en Madrid Madrid tiene el privilegio de contar con al menos 40 grecos. De todos es sabido que el grueso de la obra de Domenikos Theotokopoulos está en Toledo, pero la Villa y Corte puede presumir de contar con algunas piezas que los expertos consideran verdaderas joyas que han salido de las manos de El Greco El profesor José Álvarez Lopera, experto en este maestro, es quien asegura que Madrid alberga no menos de cuarenta obras de El Greco La mayoría, unas treinta, se encuentran en el Museo del Prado. Existe otro greco en la Academia de San Fernando, otro en el Museo Lázaro Galdiano (un San Francisco y otro en el Museo Cerralbo Visión de San Francisco Con ser importante este muestrario de obras, el profesor Álvarez Lopera señala que al menos otras diez o doce obras de El Greco pertenecen a colecciones particulares, a personas que tienen afincada su residencia en Madrid. Algunas de estas personas no tienen inconveniente en decir que poseen un greco; otras, sin embargo, prefieren no airearlo y sólo lo saben quienes han sido requeridos por los dueños de estas joyas de la pintura para se los autentifiquen, restauren o tasen. En lo que todos los expertos coinciden es que un greco tiene que estar muy bien protegido allí donde se encuentre expuesto. Los sistemas de seguridad y alarma han de ser lo más sofisticados posible para garantizar que no sufran daños o robos.