Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 DOMINGO 15 10 2006 ABC Nacional El fiasco Bono abre un debate en el PSOE sobre los riesgos de sacar a De la Vega del Gobierno Ministros y dirigentes socialistas temen que si es la candidata en Madrid se debilite el Ejecutivo b El criterio más extendido es que la candidatura debería dilucidarse cuanto antes, a ser posible en esta semana, pero la consigna es enfriar la situación GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. El debate sobre las ventajas e inconvenientes de que María Teresa Fernández de la Vega deje la vicepresidencia primera del Gobierno para disputar a Alberto Ruiz- Gallardón la alcaldía de Madrid está abierto en canal, tanto dentro del Ejecutivo como en el PSOE, por más que la consigna de las últimas horas, tras el fiasco Bono sea enfriar la situación y evitar que se vuelvan a generar falsas expectativas Oficialmente, José Luis Rodríguez Zapatero se ha tomado el fin de semana para desconectar y hasta la próxima semana no se abrirá la reflexión sobre cómo reconducir la candidatura de Madrid. Pero, en la práctica, esa reflexión ya esta abierta y gira en torno a dos posibilidades: elevar la apuesta como hizo José María Aznar en 2003 al presentar a Ruiz- Gallardón contra Trinidad Jiménez; o, buscar soluciones imaginativas Si Zapatero opta por la primera fórmula, hay unanimidad en que para dar el jaque sólo puede utilizar a su dama María Teresa Fernández de la Vega, aun a riesgo de perderla en el envite y quedar él al descubierto. La segunda fórmula abre el espectro de posibilidades, ya que el líder del PSOE podría recurrir a varias fichas alfiles o torres -procedentes también del propio Gobierno o de otros niveles de la Administración- capaces de competir pero sin el tirón personal de De la Vega, lo que obligaría a iar más el resultado en la marca PSOE y la mayor implicación del presidente en la campaña. El PP espera que alguien dimita por el vodevil C. H. MADRID. Todo esto ha sido extremadamente chistoso manifestó ayer el secretario ejecutivo del PP de Libertades, Seguridad e Interior, Ignacio Astarloa, a la hora de referirse al espectáculo ofrecido por el PSOE a cuenta de la búsqueda de un candidato para el ayuntamiento de Madrid. Astarloa comparó la situación con un vodevil- comedia frívola, ligera y picante, de argumento basado en la intriga y el equívoco según la definición del diccionario de la RAE- -aunque quiso ahorrar a los periodistas ante los que compareció describir las escenas típicas del género como aquella en que las puertas se abren y cierran para dar entrada y salida a los distintos actores de la obra. Ya en tono más serio, el dirigente popular comentó que lo realmente importante es que se está faltando al respeto del conjunto de los madrileños y, sobre todo, al de los militantes y simpatizantes socialistas Comprendo que De la Vega, Zapatero y Blanco tienen que tener una consternación muy grande por el ridículo que han obligado a hacer a mucha gente afirmó para agregar que cuando uno hace un papelón así y falta el respeto a tanta gente, el problema no es a quién nombras sino quién dimite Una auténtica crisis de Gobierno Me temo lo peor es una frase que en las últimas horas se oye de forma repetitiva e insistente en círculos gubernamentales ante la posibilidad de que Fernández de la Vega tenga que asumir la candidatura para corregir el impacto negativo del fiasco Bono que ha alcanzado al propio líder socialista. Esta frase revela, por una parte, la creencia mayoritaria de que prescindir de la vicepresidenta primera sería un disparate y, por otra, la creciente impresión de que, después del espectáculo de los últimos días, es la única opción posible. A excepción de los socialistas madrileños- -los más interesados en que haya una candidatura fuerte que impul- Me temo lo peor es una frase recurrente en boca de quienes argumentan en contra de la candidatura de la vicepresidenta primera Fernández de la Vega, en su última comparecencia, el viernes se las opciones de Rafael Simancas para la Comunidad de Madrid- la mayoría de dirigentes del PSOE y miembros del Gobierno consultados por ABC coincidieron en expresar su preocupación por el debilitamiento del Ejecutivo que supondría la salida de Fernández de la Vega, cuya labor se ha convertido, a juicio de muchos, en imprescindible por los múltiples tareas que desempeña y asuntos que el presidente ha delegado en ella. Existe también un criterio generalizado de que su marcha no sólo provocaría una auténtica crisis de Gobierno sino que trasladaría la imagen de que Zapatero prima los intereses electorales del PSOE sobre la gestión de ERNESTO AGUDO los asuntos públicos, ya que su posible candidatura vendría a sumarse a la del ex ministro José Montilla en Cataluña y a la del titular de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, en Canarias. Además, una posible derrota frente a Alberto Ruiz- Gallardón sería imputable directamente a Zapatero. Y todo eso, para hacer a Simancas presidente