Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 14 10 2006 Economía 77 PHELPS Y LA LIBERTAD E l nuevo premio Nobel de Economía, Edmund S. Phelps, es un fino rawlsiano. John Rawls entusiasmó a los socialistas de todos los partidos porque, una vez más, les permitía soñar con la combinación controlada de libertad y coacción, igual que Mill, Keynes y otros genios. Phelps elogia el dinamismo de la libre empresa, rechaza el cierre de los mercados, incluidos los financieros, y no acepta que las empresas sean ayudadas por el Estado. En cuanto al tópico sobre lo excluyente que es EE UU, dice: La economía americana no es claraCARLOS mente peor que la conRODRÍGUEZ tinental a este aspecBRAUN to: los trabajadores más pobres al menos tienen empleo Para Phelps los antiglobalizadores se equivocan porque equiparan mercado con privilegios existentes, cuando son antitéticos: Creen que un empresario es un rico propietario de un banco o una fábrica, mientras que para Schumpeter o Knight significaba un recién llegado, un parvenu. El capitalismo de manual de Schumpeter y Hayek es el que abre la economía a nuevas industrias, abre las industrias a nuevas compañías, y abre las compañías existentes a nuevos propietarios y nuevos gestores Pero es rawlsiano: acepta el intervencionismo, en términos de impuestos y subsidios, siempre que se limite a mejorar la situación de los más pobres. Por eso apoya el capitalismo, porque logra esa mejora. Pero ¿y si una innovación empresarial empeora a los trabajadores peor pagados? Responde Phelps: igual habría que aceptarla, porque en una economía donde los empresarios no pueden perseguir sus fines, entonces ellos son los que están en el último escalón de las oportunidades de auto- realización. Llega a una posición casi hayekiana cuando afirma que si hay que compensar a la gente por los daños de la globalización entraremos en una espiral intervencionista sin fin, en la que tras cada innovación habrá perdedores que demandarán una indemnización por la pérdida de sus empleos, independientemente de cuántos empleos más se hayan podido crear y cuántas ventajas más han derivado del proceso Evidentemente, es mucho más profundo e interesante este intervencionismo que el habitual: Phelps rechaza la ayuda exterior a los países pobres, pero aplaude los subsidios a la contratación de los trabajadores más pobres en los países ricos, que sí se ven afectados por la competencia de la mano de obra barata china o india. Acepta, pues, la justicia distributiva (título de la voz que escribió en el New Palgrave) crb thinkingheads. com Rusia ya controla el 7 de EADS, ante la pasividad del resto de los socios El consorcio asume el 100 de Airbus tras pagar 2.750 millones a BAe b Alemania sigue adelante con su intención de controlar parte de EADS a través del Estado y estudia que sean los lander los que compren la participación M. L. MADRID. Hace sólo unos días, el presidente ruso, Vladimir Putin, aclaraba a la canciller alemana, Angela Merkel, que Rusia ha tomado un 5,02 de EADS aprovechando la caída del precio en Bolsa, pero que no había intención, de momento, de seguir comprando. Ayer, sin embargo, trascendía que el banco estatal ruso VTB ha comprado más acciones y ya controla el 7 del capital de EADS. Una vez más, la entidad rusa ha aprovechado la caída del precio en Bolsa- -propiciada esta vez por la dimisión del consejero delegado de Airbus tras el anuncio de nuevos retrasos del A 380- -para comprar a buen precio y seguir haciéndose fuertes en el accionariado del consorcio. Esta postura agresiva contrasta poderosamente con las eternas dudas mostradas por la parte española, deseosa desde hace años de aumentar su presencia en el capital de EADS- -actualmente situada en el 5,48 -pero que sigue sin traducir este deseo en nada positivo. De una parte, el vicepresidente Solbes ha dejado claro que España no desea invertir más dinero en EADS si esta inversión no lleva aparejadas garantías de un cambio cualitativo en las formas de dirigir la empresa, siempre condicionada al equilibrio entre Francia y Alemania. De otra, Francia y Alemania se han acostumbrado ya a que España amague pero no golpee y no dan respuestas concretas a las aspiraciones españolas pues bastante tiene con mantener el frágil equilibrio de intereses que mantienen en la dirección Accionariado de EADS y Airbus Free Float 42,54 Lagardere Estado Francés 22,49 %80 Daimler Chrysler SEPI (España) (Alemania) 20 EADS pagó ayer 2.750 millones de euros por esta participación, por lo que controla ya el 100 de Airbus 5,48 Infografía ABC 22,49 VTB (Rusia) 7,0 BAE Systems Las aerolíneas empiezan a pedir indemnizaciones Por si los problemas de EADS y Airbus no fueran suficientes, poco a poco van trascendiendo las indemnizaciones solicitadas por las líneas aéreas que han realizado pedidos del A 380 y que ahora se ven afectadas por los retrasos. Así, Virgin Atlantic, que ha pedido seis unidades, quiere una respuesta de Airbus en el plazo de una semana y pide que eleve las indemnizaciones o que entregue los aviones antes de 2011, como pretende. También Air France, que ha pedido 10 unidades ha solicitado a Airbus 100 millones de euros por el retraso en la entrega hasta el año 2009. Emirates, por su parte, mantiene de momento su pedido de 43 aparatos, pero también negocia indemnizaciones de 220 millones de euros. del consorcio en estos momentos. En contraste con la tradicional pasividad española en su reivindica- ción, los rusos parecen haber aprendido rápido las formas en las que pueden hacerse valer en el seno de EADS. Han sido mal recibidos, al punto de que Chirac y Merkel aseguraron el pasado jueves que no puede hablarse de una participación institucional rusa en el consorcio, pero no por ello van a pararse hasta que consigan sus aspiraciones. Pero no es la única batalla que se libra en el accionariado. La pretensión de DaimlerChrysler de rebajar su participación es otra preocupación para la parte alemana, que está dispuesta a suplir esta rebaja con la entrada directa del Estado en EADS. Para ello, estudia incluso la posibilidad de que sean los lander los que asuman las acciones. Y mientras el equilibrio accionarial ventila batallas, ayer el consorcio concluyó la operación por la que pasa a controlar el 100 de su filial Airbus. De hecho, ayer pagó en efectivo 2.750 millones de euros a la británica BAe por el 20 de Airbus que ésta controlaba desde la creación del fabricante de aviones comerciales y que desde el pasado mes de junio estaba pendiente de venta por la decisión de la británica de concentrarse en el negocio aeronáutico militar, en el que es rival de la propia EADS. Philips vende sus móviles a la china CEC e IBM traslada a Shenzhen su central de compras AGENCIAS PEKÍN. China Electronics Corporation (CEC) se convertirá en la propietaria de la división de teléfonos móviles de Philips por 400 millones de euros, según un acuerdo firmado ayer por ambas partes que incluye la cesión de la marca Philips a CEC durante cinco años para poder ser utilizada en el negocio de telefonía móvil. Hasta ahora, CEC era el fabricante de los móviles de la marca holandesa en China, pero el acuerdo incluye no sólo la fabricación sino toda la totalidad de esta rama de negocio que ocasionaba pérdidas a la multinacional. La idea de la empresa china, uno de los mayores productores de teléfonos móviles del mundo, es el de crear imagen de empresa independiente y desterrar la actual, de subcontratista para las marcas más importantes. Por otra parte, la multinacional informática estadounidense IBM anun- ció ayer que tiene la intención de trasladar su central de compras mundial a China, en concreto a la ciudad de Shenzhen, donde ya fabrica sus servidores. Se trata de la primera ocasión en la que IBM traslada la central de una de sus unidades de negocio fuera de Estados Unidos. Actualmente, la central de compras de la multinacional está radicada en Nueva York. El traslado es consecuencia directa del hecho de que la base de compras de hardware de IBM se encuentra en el sudeste asiático, zona en la que el gigante lleva abasteciéndose más de 50 años. Los analistas consideran que la decisión de IBM es acertada por criterios de cercanía al mercado. experiencia y costes.