Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 14 10 2006 55 Cultura y espectáculos Los que han visto dos veces mis películas para entenderlas han acabado dándome la razón Terry Gilliam presentó en Sitges, con división de opiniones, su nuevo filme, Tideland b El certamen acogió también el estreno del filme Wicker man en la que el director y dramaturgo realiza un remake del clásico de Robin Hardy JOSÉ EDUARDO ARENAS SITGES. Al natural, Terry Gilliam es uno de los componentes de Monty Python más entretenidos, aunque sin llegar a Patsy, el escudero del rey Arturo en Los caballeros de la mesa cuadrada Escribe, dirige y actúa con la misma ilusión que hace veinticinco años aunque, según comenta a este periódico, el tiempo pasa y estoy en una época en la que en mi país ya te pagan las medicinas. Con esas premisas, tengo la sensación de que moriré pronto Empezando así, pudiera parecer que se va a poner trascendental, pero no, porque a continuación remata la pieza entrando al trapo de las críticas con algunos de sus trabajos: Al menos se me hará justicia si muero. ¿No dicen que el tiempo pone todo en su sitio? Pues eso, habrá que ver alguna de mis películas dos veces para entenderlas. Así lo han hecho algunas personas y han terminado dándome la razón. La vida se reescribe Este mini discurso viene a colación por la encontrada acogida de Tideland en el Festival de San Sebastián. No quedó demasiado contento con la experiencia, pero las cosas son así cuando se tiene un estilo tan singular como él. Antes de la proyección en Sitges, donde el filme entró en la sección Sitges Classics, Gilliam subrayó desde el primer momento que el público de este festival es bastante más receptivo a la hora de ver películas peligrosas. Al menos, no salen huyendo de la sala. Bueno, ya le digo que lo que opina la crítica y lo que quiere el público que me sigue nunca es igual De cualquier manera, la película ayudará a reforzar la idea de rompedor que le persigue. Está basada en una obra de Mitch Cullin y es un filme desesperado y solitario: La verdad es que nunca había visto reflejada la niñez de esta manera en la pantalla. Veo que otros presentan a los niños como si fueran seres puros. Actualmente en el cine hay una obsesión por plasmar el mundo del cómic y la fantasía de ver cómo es el universo de los niños subraya rápido. Yo tengo tres y algo sabré al respecto Quizá se haya adelantado en el tiempo: Hay que explicar que aunque la actriz de la película tiene seis años, intentamos encontrar a otra actriz de trece como en el libro y no la encontramos; están ya corrompidas por la televisión, quieren ser sexys a esa edad, y la protagonista de Tideland es más inocente. Por eso no quiero que se le vea como un símbolo de algo. Se trata de un ser con imaginación y de una actriz con muchas ideas que resultaron sorprendentes siendo tan pequeña. De hecho, a mis sesenta y dos años me preguntaba de qué manera tendría que decirle las cosas que tenía que interpretar. Ha nacido en Canadá, lee mucho y también ve bastante televisión. Tomaba unas decisiones muy correctas Neil Labute El caso de Neil Labute, director, guionista Persiguiendo a Betty y autor teatral (su obra Gorda puede verse actualmente en los escenarios madrileños, protagonizada por Luis Merlo y Teté Delgado) es distinto del de Gilliam. Ha presentado en Sitges Wicker man un remake del clásico británico de suspense The Wicker Man realizado en 1973 por Robin Hardy, con Christopher Lee, Diane Cilento- -por entonces mujer de Sean Connery- y Britt Ekland. En la actualidad habrá mucha gente que no recuerde o no haya visto aquel filme, pero estoy satisfecho de cómo hemos presentado la película en la que el principal papel está protagonizado por Nicolas Cage. Labu- Terry Gilliam juega con un gato ayer, en Sitges te ha actualizado las tripas de la anterior cinta (machista, adivinando testosterona y mucho conflicto religioso) y la ha convertido, en ese sentido, en un matriarcado, una película en la que hay más mujeres que hombres dice. Obviamente, siempre tienes miedo a las comparaciones y temor, pero tanto por una obra propia como de otro. Una vez puestos a rodar, lo cierto es que no tienes tiempo para pensar en esas cosas. Los pensamientos son con- AFP tradictorios: en ocasiones se cree que el hecho de proceder de un éxito te garantiza algo y no es cierto Este cambio de género no le parece que tenga más riesgo que sus largometrajes anteriores: Nunca he planeado mi carrera. Unas veces hago cosas para otros, pero si me ofrecen algo que me gusta, no lo rechazo, ya sea comedia o drama. Wicker Man no es sólo un filme de suspense, tiene una combinación de varios registros The host y La fuente de la vida entre las favoritas J. E. A. SITGES. En este festival de cine se han puesto en pantalla tal cantidad de películas que las apuestas sobre quiénes o qué filmes van a salir hoy premiadas sólo puede entenderse como un juicio de valor precipitado y vanidoso por parte de quien se atreve a jugar a las adivinanzas. Sin embargo, existe cierta percepción de por dónde pueden ir los tiros, si nos atenemos a las reacciones del público y la prensa... Aunque, al igual que le sucede a Terry Gilliam con los críticos, casi nunca coinciden. La odisea del hombre por salvar la vida a la mujer que ama en La fuente de la vida podría llevarse el premio del público por la gran asistencia a las proyecciones, pese a ser no ser el trabajo perfecto de Darren Aronofsky; Brick de Ryan Jonson, cine negro inteligente que llega a todos, estaría en disposición de recibir algún galardón importante. La estupenda Tzameti de Gela Babluani, también tiene entre los asistentes cierta predisposición a estar el reparto. The host es un trallazo taquillero de Joon- ho- Bong digno de resaltar a la hora de premiar lo que le gusta al público. Hans- Christian Schmid ha dirigido a la perfección a Sandra Huller, que podría ganar el premio a la mejor actriz por su trabajo en Réquiem Y mientras se multiplican las quinielas en los corrillos, el festival otorgaba ayer el último de sus premios honoríficos: el japonés Kiyoshi Kurosawa, director de películas como Eyes of spider o Cure recibió la Máquina del tiempo. Antes, el director aseguró, según Ep, que la forma de trabajar en Hollywood es muy dura y comercial Añadió que le parecía fantástico que se hicieran remakes de películas japonesas, pero le preocupa que sólo se revisen las cintas de terror.