Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 S 6 LOS SÁBADOS DE LUGAR DE LA VIDA La Guardia Civil T Mónica FernándezAceytuno La bola se comporta en este tipo de hierba como en los campos de toda la vida e incluso se pueden hacer efectos profesionales que iba a costar regarlo... No se había dado cuenta de que se trataba de hierba artificial Lo que más les suelen pedir es un green con antegreen en casas particulares con jardín, pero han hecho instalaciones en terrazas, con resultado perfecto. Funciona incluso en interiores, como naves o cocheras. Para un golfista, lo mas importante es ver cómo rueda la bola en el green es decir, si yo pateo y sé que este hoyo tiene una determinada caída en hierba natural, voy a poder meter la bola sin duda. Con el césped artificial, podemos decir que la bola rueda de la misma forma que en un green natural Pero todo depende del diseño y del material. El diseño es tan importante aquí como el material, pero la calidad del material es necesaria para tener un área de golf en perfectas condiciones. Si se lo han puesto seis de los diez mejores jugadores del mundo en su casa es porque cuenta con todas las características que asociamos a la hierba natural Lo más grande que estos empresarios y deportistas han hecho han sido seis hectáreas en las que se mezclaba hierba artificial con la natural. Y lo mas exótico, un hoyo flotante en Puerto Banús para una fiesta en un barco árabe, donde cada invitado tenía la oportunidad de hacer un swing ¿Desventajas? El palo toca igual, la bola se comporta igual, el tacto es el mismo. Y no se levantan chuletas... Pero, eso sí, la sensación de frescura que tienes cuando caminas por un campo regado no la notas, aunque, realmente y por desgracia, ahora con los problemas de agua que hay, tampoco puedes sentirla en los greens Sería políticamente muy incorrecto Un campo de prácticas en un jardín comunitario. Debajo, un hoyo y antegreen ¿Qué, cómo y cuánto? Se trata de la única hierba artificial específica para campos de golf que no necesita mantenimiento. Su instalación se realiza previo estudio topográfico, preparando el terreno por medio de una caja que se rellena de áridos, generando después las caídas necesarias para que el green se torne un espacio adecuado para que se deslice la bola, drenajes incluidos. Una vez compactado se tiran los rollos de hierba artificial, que se unen de forma específica sin cortes. También se puede extender este material a otras zonas del jardín, pues hay mucha gente que ya se quiere olvidar del dichoso riego en tiempos como los actuales. El único mantenimiento que requiere es el rastrillado, de vez en cuando. Hay cinco calidades de hierba especiales para cada área del campo, que imitan a la perfección las naturales, Su precio oscila entre 80 y 100 euros metro cuadrado y se tarda unos diez días en instalarlo. Tel: 609 43 73 22 y en www. greenlandgolf. com no se necesita riego, ni cortacésped, ni se levantan chuletas dicen. A simple vista, este tipo de hierba es similar a la natural y su tacto es prácticamente el mismo. de hecho, te apetece hasta tumbarte y echarte una siesta. Prácticamente a medida Un cliente que veranea en Menorca nos pidió todo el green con una zona de antegreen -añaden- Era una sorpresa para su hijo, que, cuando lo vio, le llamó diciéndole lo mucho que le gustaba, pero asustadísimo por lo e busca la Guardia Civil Y al salir, era verdad, me buscaban, para entregarme con una gran sonrisa la invitación a los actos conmemorativos de su Patrona, La Virgen del Pilar. El día amaneció como el mismo día en tantos otros lugares de España, con ese sol de octubre que alcanza ya tan poca elevación sobre el horizonte que a mediodía sus rayos se ponen a la altura de nuestros ojos, y desde ciento cincuenta millones de kilómetros de distancia, nos obliga a cerrarlos. Se multiplicaba este resplandor en cada pared blanca, en cada cristal y hasta en las piedras de la plaza de Betanzos, donde se concentraba la gente muy bien arreglada, las autoridades, y los guardias civiles vestidos de gala, con ese verde en el uniforme del que aún ignoro si posee algún nombre y que algunos me dijeron que se llamaba verde oliva, aunque es más bien un verde olivo, porque tiene, como los olivares, un tono plateado con el sol de la mañana. Es un color que da tranquilidad ver por el campo. Cuando llegué a vivir aquí, el primer teléfono que apunté fue el del cuartelillo de la Guardia Civil de Betanzos. Paso mucho por sus dependencias. Siempre que voy a Correos, que está al lado, y para la revista de armas. Me llama la atención cómo salen de allí, en perfecta mezcla, el eco de la máquina de escribir de un despacho con las voces de los niños, y el olor de la comida para ese día, la manera en la que se imbrica su trabajo y su vida. En la misa, sus hijos pequeños jugaban con los tricornios acharolados y cuando llegó la hora de cantar, la iglesia se llenó de voces de una potencia inusitada, gloria, gloria, Aleluya. El Cabo Miguel dijo en su alocución en la misa que seguirían trabajando para mantener la unidad en la diversidad, y por la convivencia Tremenda tarea. La magnífica Banda Municipal interpretó El Tambor de granaderos del maestro Chapí, y la dulce amapola, y sonó el himno de la Guardia Civil, y de cierre, brevemente, el de España. Durante el vino, que fue casi una comida, estaban felices, al verse tan rodeados y queridos por tantas personas agradecidas que a lo largo de los años hemos aprendido que siempre están, cuando se les llama