Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 10 06 EN PORTADA Sueños Diccionario onírico POR MIGUEL ÁNGEL BARROSO n pasillo largo y oscuro. Puertas a ambos lados, como bocas de lobo. Al fondo, una pared. Detrás, la nada. Una persona camina despacio, con miedo a que sus pisadas resuenen. No tiene muy claro a dónde se dirige, a pesar de que el sitio le resulta familiar. De hecho, estuvo aquí ayer por la noche, y anteayer, y tantas veces antes... Mira de reojo las puertas abiertas y siente un indisimulado terror. De frente no hay salida: la pared le cierra el paso. Tampoco es posible retroceder, pues todo lo que queda atrás simplemente desaparece. La única opción es elegir uno de los vanos laterales, pero la decisión se le hace insoportable. Nota su corazón latiendo desbocado... y entonces, despierta. El pasillo es el viaje de la vida. Las puertas, las elecciones que se le plantean a esa persona, que tiene miedo a apostar por una de ellas. Pero finalmente tendrá que hacerlo, porque a su espalda sólo está el pasado, y la pared de enfrente es la no elección el fracaso... No obstante, esto es sólo una interpretación, no una clave. No hay recetas ni respuestas únicas para saber qué significan los sueños Lo dice alguien que, sin embargo, se ha atrevido a publicar un diccionario del mundo onírico. Amparo Castro, autora de Sueños (Libros Cúpula) psicóloga y pedagoga, lleva años investigando el universo de los símbolos y su relación con la interpretación de la cara B de nuestra peripecia vital, la que aparece cuando cerramos los ojos y entramos en el reino de Hipno, hijo de Nix (la noche) y hermano de Tánatos (la muerte) Alguien sueña con un avión que no llega a su destino. ¿Es una premonición de que va a sufrir un accidente aéreo? No lo creo. Más bien parece un mensaje de que ese individuo debe cambiar de actitud para acabar con algún bloqueo que no le deja avanzar. Los sueños no dictan números de la lo- U tería, pero sí ofrecen pistas para conocernos mejor. La mejor explicación siempre la dará alguien externo, aséptico, porque un amigo o familiar nos dirá lo que queremos escuchar Inmenso campo por explorar El caso es que, nos guste o no, los sueños forman parte de nuestra existencia. Podemos tomarlos como algo anécdótico, la coartada para echar unas risas con las amistades, o tomarlos en serio. Para expertos como Amparo Castro, todo está relacionado con todo. El consciente tiene datos, pero, al parecer, el inconsciente tie- ne muchos más: a través de los genes se hereda la historia de nuestros ancestros. Soñamos a diario, y varias veces- -aunque no lo recordemos- Hay cosas que sólo vemos al producirse esa desconexión aparente. No hay estudios sistematizados en España (sí hay centros donde se estudian las alteraciones del sueño) más de un siglo después de la publicación de La interpretación de los sueños de Sigmund Freud, estamos ante una infinita tierra de conquista donde encontraremos aproximaciones científicas, algunas escépticas (como si esas películas nocturnas fueran sólo material de desecho) y otras, por qué no decirlo, folclóricas. En efecto, hay un inmenso campo por explorar, siempre dentro del psicoanálisis. Hay que ser cautos: muchas de las explicaciones al uso tienen el mismo valor que las predicciones del horósco- IMÁGENES RECURRENTES Accidente El sueño premonitorio por antonomasia indica, en la mayor parte de los casos, nuestros temores ante una situación conflictiva o- -en el caso de que seamos víctimas o culpables del suceso en cuestión- -nuestro propio sentido de la responsabilidad. Es importante analizar el miedo a los cambios. Amigo Es muy frecuente que nuestros amigos aparezcan (aunque a veces son impostores que cumplen ese papel) Indican confianza y apoyo. A veces, un modelo a seguir. Si discutimos, será un aviso para replantear la relación. Si nos presentan a alguien desconocido, un indicio de que debemos abrir nuestros horizontes. Baile La tradición habla de un significado erótico y sexual. También es presagio de cambios: lo inmóvil comenzará a moverse. Casi en todos los casos augura momentos felices y posibilidades de éxito. Pero cuidado: si llegamos tarde al baile o nos vamos antes de la cuenta podremos perder alguna oportunidad. Cama Elemento de múltiples interpretaciones simbólicas. Representa descanso y sueños; también relaciones sexuales. Y, por supuesto, la muerte. Comprar una cama indica prosperidad. Si es de matrimonio pero estamos solos, puede avisar de posibles separaciones conyugales. Si está vacía: carencias afectivas. Diablo Símbolo complicado. Se refiere a lo instintivo, al desorden, a la perversión. Su aparición pone de manifiesto una actitud errónea. Si se trata de un diablo aterrador, nos revela que seguimos atados a temores infantiles y a complejos de culpabilidad. Si es tentador, refleja desconfianza en nosotros mismos.