Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 14 10 2006 Internacional 27 DESAFÍO NUCLEAR EN EXTREMO ORIENTE EE. UU. descarta expresamente la fuerza a cambio del apoyo chino a las sanciones Corea del Norte afronta un acuerdo unánime del Consejo de Seguridad b El cuarto borrador de la resolu- Las medidas de Japón incluyen el bloqueo de los artículos de lujo b Las sanciones bilaterales a Co- ción de condena todavía puede experimentar muchos cambios adicionales admite el embajador estadounidense ante la ONU MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Las intensas negociaciones sostenidas durante toda la semana para lograr el consenso internacional en la condena a Corea del Norte por sus aspiraciones nucleares dieron fruto ayer, cuando el embajador de EE. UU. John Bolton, anunció que se había logrado un acuerdo unánime a su propuesta de sanciones. A cambio, Washington ha tenido que aceptar por escrito que esta resolución no autorice el uso de la fuerza, informaba ayer la agencia Reuters. Con ello, los 15 miembros del Consejo de Seguridad quedaban citados para votar hoy la resolución que trata de estrangular económicamente a ese país comunista. Estados Unidos logra así su objetivo de que el máximo órgano de la ONU reaccione en la misma semana en la que se ha producido el anuncio de una prueba nuclear. Bolton no quiso entrar en detalles sobre el contenido del cuarto borrador, que todavía puede experimentar muchos cambios adicionales -precisó- aunque todas las fuentes coincidían en que se trata de un texto más débil y diluido. Entre las concesiones, figura la posibilidad de que la ONU inspeccione todos los barcos que entran y salen de Corea del Norte, además de eludir un rea del Norte decididas por Tokio incluyen el tráfico marítimo y los movimientos de personas durante los próximos seis meses PABLO M. DÍEZ. ENVIADO ESPECIAL SEÚL. Sin esperar la resolución de condena del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el Gobierno de Japón aprobó ayer las sanciones que ya había anunciado contra Corea del Norte por su ensayo nuclear del pasado lunes. Además de prohibir todas las importaciones procedentes de este país y de impedir la entrada en el archipiélago nipón de sus barcos y hasta de sus ciudadanos y diplomáticos durante los próximos seis meses, Tokio incluyó los artículos de lujo en este severo bloqueo comercial. En principio, la medida puede parecer sorprendente porque Corea del Norte es uno de los países más pobres del mundo. Pero el Ejecutivo nipón pretende mostrar así que sus represalias por la prueba atómica no van dirigidas contra el sufrido pueblo norcoreano, que también padecerá las consecuencias del bloqueo, sino contra la élite del régimen dirigido por Kim Jong- il. Sólo el dictador y una reducidísima parte de la cúpula militar pueden tener acceso a algún tipo de privilegio en Corea del Norte, puesto que incluso los cargos medios del Ejército y del Partido de los Trabajadores sufren la misma precariedad que el resto de la sociedad. Kofi Annan y su sucesor Ban Ki- Moon, ayer en la Asamblea de la ONU embargo de amplio alcance. China no ha consentido que las presiones afecten a sus exportaciones de petróleo y bienes alimentarios. Ayer, el presidente, Hu Jintao, explicó su postura a su homólogo de Corea del Sur, Roh Moohyun, que le rendía la segunda visita de su mandato. BEUTERS La prueba, ¿real o imaginaria? Paradójicamente, mientras nacía el texto que condena la afirmación de la República Democrática del Pueblo de Corea de que el 9 de octubre realizó pruebas de armas nucleares el Gobierno americano filtraba la posibilidad de que eso no haya ocurrido. Según la CNN, las muestras de aire reco- gidas en la zona y sometidas a análisis no contienen rastro de radiación. Las posibles explicaciones para la ausencia de evidencias son pocas. La primera es que Corea del Norte haya sido capaz de sellar el lugar de la prueba con tanta eficacia que no se haya escapado la menor radiación, algo que los expertos dudan porque ni siquiera EE. UU. ha logrado nunca un sellado tan perfecto. La otra es que las pruebas fallasen, pese a que Pyongyang haya anunciado su éxito a bombo y platillo; y la tercera y última es que se trate de un farol, con lo que la explosión registrada por los sismógrafos de medio mundo respondería a explosivos convencionales en vez de nucleares.