Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión SÁBADO 14 10 2006 ABC AD LIBITUM DESDE MI BUHARDILLA EL CUADERNO DE ZAPATERO EN LA LENGUA DE CERVANTES S EGURAMENTE José Luis Rodríguez Zapatero tiene un cuaderno azul igualito al que usaba José María Aznar. Incluso, podría ser, comprado en la misma papelería porque, en profundidad, los modos y los gestos de ambos gobernantes no son tan distintos como pretenden sus respectivos devotos. Ninguno, en su tiempo de poder, aceptó con los hechos los supuestos de la democracia interna que debe seguir el funcionamiento de un partido constitucional, y los dos resultan idénticos a la hora de usar el dedo designador. La única diferencia estriba en que a la izquierda, aunque sea tan light como la que hoy manda en el PSOE, siempre se le nota menos el abuso totaliM. MARTÍN tario porque la libertad FERRAND no es, como en la derecha, una esencia inseparable de su fundamento. La página del cuaderno de Zapatero dedicada a Madrid estará, supongo, llena de tachaduras. Desde que el PSOE perdiera el Gobierno de la Comunidad porque un par de candidatos le salieron golfos, los socialistas madrileños no dan pie con bola. Confiar en Rafael Simancas- -tan mínimo, tan vacío- -para reconquistar la sede presidencial de la Puerta del Sol es tanto como confiar en el suicidio político- -posible, eso sí- -de Esperanza Aguirre. Arrancar a Trinidad Jiménez del Ayuntamiento capitalino sin tener clara su sustitución es tanto como elevar la altura del pedestal de Alberto Ruiz- Gallardón. ¿Será que Zapatero sabe escribir, pero no leer? Hace anotaciones en su cuaderno y después, a la hora de la verdad, no entiende su propia letra o ignora que poder, en puridad, se escribe con talento o, cuando menos, con discreción. Aguirre y Gallardón, incluso desavenidos y distantes, son los dos nombres más respetados e influyentes, con mayor arrastre electoral, de todo el PP, Mariano Rajoy incluido. No haberlo advertido ya evidencia que el cuaderno del líder socialista da por perdida la batalla electoral madrileña. De hecho, y cruzados los datos que suministran las encuestas oficiales y oficiosas que circulan por los mentideros políticos, sólo la candidatura de María Teresa Fernández de la Vega a la Comunidad garantiza, en lo que cabe, una victoria socialista en Madrid. Ocurre también que en la ciudad de Madrid, como a todas las capitales de las Autonomías uniprovinciales, sobra Gobierno y falta Ayuntamiento o, si se quiere, sobra Ayuntamiento y falta Gobierno. Son muchos capitanes para tan pocos soldados y, en degeneración flagrante de lo que debieran ser supuestos representantes, el poder se mide por los millones del presupuesto y no por la proximidad y el interés de los ciudadanos. Cuando el capricho de Aznar rebajó a la condición de alcalde a quien era presidente de la Comunidad estableció un mal precedente que ahora debiera enmendar, o al menos no agravar con sus caprichos, Zapatero; pero, como suele suceder, la inercia empuja el mal para convertirlo en peor. S de mirada quemaría en la hoguera de sí mismo la ANCHO, fíjate bien que de las cosas que tú y mitad de una herencia milenaria. yo atesoramos en el alma, ninguna hay comPero has de ver, Sanchico, que esas gentes que hoy parable a la que sirve para darle a otros homdefienden sus eras a pedradas, que abjuran del pasabres tu palabra. Y pues que de su fibra estamos hedo y al futuro le han puesto un pan de plomo en las chos, y en ella nuestra vida se proclama, y es ella entrañas, volverán a la casa solariega, abrirán los quien nos brinda la materia para comunicar lo que postigos y ventanas, nutrirán el recuerdo de un aminos pasa, hora va siendo ya que le prestemos a lengo, desearán la caricia de una extraña, quegua tan cabal mejor adarga que nos la salve rrán ser algo más que una aldehuela, añorade los malos tratos y de tantos mandobles corán lo vasto de una patria, se hartarán de senmo encaja. Para que donde digas que anochetirse tan pequeños, buscarán el placer de otras ce, yo entienda que las nubes se desangran, y gramáticas, y llamarán al borde de su pecho a donde yo me enfrente a unos gigantes, tú me esa lengua que tanto les sonaba: ésa que les puedas decir muy a tus anchas: mire vuesa legaron sus ancestros a fuerza de esponsales y merced que son molinos, y esos brazos enormudanzas, o la que le escucharon a un abuelo, mes, las sus aspas. LAURA si ya no es a una madre desterrada. Tú, Sancho, mira bien que de los yerros que CAMPMANY Volverán a bañarse en ese río que discurre estamos cometiendo con España, no es el peor tan claro como el agua donde hasta las burbujas se de todos que aún andemos los unos con los otros a responden y no hay necesidad de descifrarlas. Quizás lanzadas, ni que sigan los pícaros haciendo cada vez entenderán que se han dejado robar un mundo a cammejor uso de sus mañas, ni que cuatro follones nos bio de una farsa para que una partida de villanos, proclamen república insular y Barataria, ni que havalidos de la envidia y la arrogancia, siempre tengan yamos perdido la decencia, aun ésa tan sutil que nos algún perro que ladre, y muy asegurada la pitanza. Se bastaba, con que ha de defender un bien nacido hasasomarán, quizás sin pretenderlo, a ese primer renta el último escudo de sus armas. Lo peor me parece, glón de nuestras páginas, y echarán a rodar por nuesSancho amigo, que toda nuestra gloria literaria, la tro cuento, caerán por lo redondo de tu panza, le verara plenitud de nuestra prosa, la rica variedad de rán un trasfondo a mi locura, los hilos cortarán de su nuestras hablas, pudiendo y aun debiendo conocercelada, y acaso se dirán que eran hermosas las notas las, haya quien halle gusto en ignorarlas. de esa ingrávida guitarra nacida de sí misma para Porque es de saber, Sancho, que la lengua que usatodos, venida de los siglos por y para susurrarnos terron los quevedos como dagas, los góngoras tocaron nuras al oído o echarnos las verdades a la cara. como liras, los bécqueres dejaron como malvas, taY tú no olvides, Sancho, que la Historia se mofa ñeron como nadie los barojas, unamunos, galdoses con razón de quien la empaña. Prosigamos tú y yo y celayas, coronaron de espuma los albertis, los lornuestro camino, que largo y fatigoso nos aguarda, y cas suspendieron de las ramas, es una luz antigua deja a los menguados de horizonte ponerle a nuesen la que todos encontraron la chispa necesaria. ¡Y tras épicas hazañas la venda que les presta su ceguequé cielos, qué azul no habrá alumbrado más allá de ra y el velo con que adornan su ignorancia, que a ese mar que nos separa de una canción que suena, ésos ya nada tiene que decirles el noble Caballero de cuando vibra, con toda la riqueza de la plata! Dime la Mancha. tú qué persona que no fuera manca de aliento o coja -Dicen que el nacionalismo desaparece viajando. A ver si por ir a Estrasburgo corremos el peligro de volvernos normales.