Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 VIERNES 13 10 2006 ABC Economía Merkel y Chirac abogan por mantener el statu quo franco- alemán en EADS y Airbus Eluden hablar de las aspiraciones españolas de aumentar su presencia en el consorcio europeo b La cumbre franco- alemana sir- vió para escenificar el apoyo de los dos países a EADS, aceptando repartir equitativamente las cargas para salir de la actual crisis J. P. QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Jacques Chirac y Angela Merkel apoyan el proyecto del nuevo presidente y consejero delegado de Airbus, Louis Gallois, que prevé importantes supresiones de puestos de trabajo en el gran consorcio aeronáutico europeo. El presidente francés y la canciller alemana han decidido implicar más directamente a los gobiernos de París y Berlín en la gestión de una crisis amenazante para la Europa de la aeronáutica, con la callada esperanza de poder contener las presiones e influencia de Vladimir Putin y las aspiraciones españolas de crecer en el consorcio. Sobre Rusia sí se pronunciaron explícitamente, pero eludieron hablar de la cuestión española, el tercer socio del consorcio. Merkel y Chirac presidieron ayer un consejo de ministros franco- alemán que abordó prioritariamente los problemas inmediatos, Airbus y el gas ruso, sin olvidar las cuestiones de estrategia diplomática europea. Ante las cuestiones empresariales y económicas, Merkel afirmó que Alemania y Francia deben continuar en un plano de igualdad en el control económico, industrial y políticos de los proyectos de EADS y Airbus, indisociables. Canciller y presidente afirman apoyar las reformas del nuevo presidente de Airbus, que propone supresiones equilibradas de puestos de trabajo Dicho de otro modo: Merkel y Chirac aceptan que Gallois suprima puestos de trabajo en las factorías Airbus de Alemania y Francia en igualdad de condiciones Quedarían en suspenso las posibles supresiones de empleo en factorías de terceros países, como España. Chirac insistió en los aspectos concretos de la reforma en curso de gestión tanto empresarial como política, subrayando: Las reformas y posibles supresiones de empleos deberán realizarse teniendo en cuenta los intereses de todos los subcontratistas franceses y alemanes. Y esperamos que la dirección de Airbus pueda dar una respuesta con rapidez, asegurando a los trabajadores la mayor seguridad posible Ante un Chirac ligeramente eclipsado, Angela Merkel volvió a centrar el debate en curso sobre la crisis y el futuro de Airbus, declarando que los responsables políticos tenemos un interés sustancial en que ese producto, Air- Jacques Chirac besa la mano de Angela Merkel a la llegada de ésta al Elíseo ayer para celebrar la cumbre franco- alemana bus, conserve su futuro en la geografía de la aeronáutica mundial, y que Francia y Alemania continúen en pie de igualdad al frente del proyecto, que tiene un origen y ambición común Tanto Chirac como Merkel consideran que la gestión industrial de Airbus y EADS es un problema de la más alta importancia política y diplomática. Alemania podrá comprar el 7.5 del capital de EADS que pudiera vender DaimlerChrysler. No hay tomada ninguna decisión advirtió la canciller que indicó que lo esencial es que tengamos inversores y accionistas fiables, a largo plazo, con los que se pueda trabajar con cierta complicidad en un proyecto común La participación rusa en el capital de EADS, que Vladimir Putin y sus hombres habían consumado sin advertir ni a Francia ni Alemania, es objeto de la más alta vigilancia empresarial y diplomática. Evitando un cara a cara arriesgado, Angela Merkel declaró AP Merkel niega carácter institucional al 5 ruso en EADS y busca apoyo en París para presionar a Putin con el gas Un momento propicio para la reordenación accionarial Mucho se ha hablado de la crisis industrial de EADS y Airbus, dejando en un segundo plano dos cuestiones que se antojan claves para el futuro del reparto accionarial en el seno del consorcio. De un lado, EADS debe afrontar en las próximas semanas el pago a la británica British Aerospace de su 20 de Airbus. Ambas partes pactaron hace meses la salida británica del constructor aeronáutico por el deseo de Bae de concentrarse en el negocio militar. De otra parte, DaimlerChrysler insiste en desprenderse de una parte de sus acciones y reducir su peso. Parece cada vez más verosímil que sea el Estado alemán el que adquiera los títulos que DaimlerChrysler desea vender, pero el pago a Bae abre otras posibilidades en un momento de crisis en el que todos los fondos disponibles deberían dirigirse a la salida de la crisis. España ya ha pedido tomar más acciones. ¿Podría ser por esta vía? ayer que no se trata de ninguna participación institucional La presencia de inversores rusos en el capital de EADS, anunciada por sorpresa, es indisociable de los ambiciosos proyectos económicos e industriales de Vladimir Putin hacia Rusia, que Angela Merkel y Jacques Chirac analizan con muy distinta complacencia. Chirac es el único dirigente político europeo que ha concedido carta blanca al dirigente ruso, en todos los terrenos. Merkel, por el contrario, insiste en discutir problemas como el de Chechenia y los derechos humanos, incluso cuando se trata de temas tan teóricamente económicos como la distribución de gas ruso en Europa. En París, hace días, Putin recibió de Chirac un apoyo absoluto. En Dresde, el martes, el dirigente ruso tuvo que dar explicaciones a la canciller alemana. Ayer, en París, Angela Merkel replanteó el problema ruso desde una óptica institucional: Moscú debe ratificar la Carta Europea de la Energía, para intentar evitar los chantajes rusos, en cualquier momento. Hasta ahora, Putin se ha negado a firmar una carta de comportamiento institucional, en el terreno energético, que pudiera poner fin al amenazante monopolio de Gazprom. Aparentemente, Chirac se habría sumado a las exigencias de Merkel, que intenta poner coto al expansionismo ruso, en terrenos ultra sensibles para la seguridad energética de toda Europa.