Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Espectáculos VIERNES 13 10 2006 ABC VIERNES DE ESTRENO entrevista a KEVIN COSTNER actor En el cine necesitamos aire fresco Kevin Costner interpreta a un veterano guardacostas en The guardian la película en la que comparte protagonismo con Asthon Kutcher. Una nueva historia de relación entre un militar veterano y un alumno rebelde FABIÁN W. WAINTAL TORONTO. El Festival de Cine de Toronto fue el escenario del estreno internacional de The guardian una película protagonizada por Kevin Costner y Ashton Kutcher y dirigida por Andrew Davis. Costner encarna a un antiguo miembro de la Guardia Costera que, tras perder a su compañero en un accidente, es enviado a una escuela de élite de rescatadores. Allí se encuentra con un tan joven y brillante como arrogante nadador (el personaje que encarna Anton Kutcher) Los separan veintitrés años de edad y experiencia, pero los dos tienen mucho en común, empezando por el hecho de que los dos han conservado su verdadero nombre en los carteles, sin apodos artísticos. Por lo que respecta a su carrera profesional, Kevin ya se había casado con su compañera de la Universidad, Cindy Silva, cuando sin conseguir trabajo como actor, aceptó un puesto de marketing. Y jamás hubiera insistido si no fuera por un casual vuelo a México con el consejo de Richard Burton: Si realmente te gusta la interpretación, dedícale todo tu tiempo Durante los siguientes seis años, Costner trabajó en un bote de pesca, condujo un camión y fue guía turístico, pero nunca dejó su propio campo de sueños. En la primera película en la que intervino, The Big Chill sus escenas quedaron fuera del montaje final, pero el director, Lawrence Kasdan, lo volvió a contratar para su siguiente producción, Silverado Nadie hubiera imaginado que en verdad tenían enfrente al protagonista de tantos clásicos posteriores como Sin Salida JFK o Los Intocables y que incluso ganaría un Oscar cuando dirigió Bailando con Lobos en 1990. Ashton apenas tenía doce años, en aquel entonces. Pero sus comienzos no se diferencian tanto, porque él también sobrevivió de la pobreza limpiando pisos. Él mismo con- Kevin Costner, en una imagen de The Guardian fiesa haber vendido sangre para pagar sus estudios en la Universidad de Iowa, que terminó dejando para trabajar como modelo, en Nueva York, mucho antes de convertirse en el actor galán que hoy conocemos. ¿Qué opinión tiene de su compañero de reparto? -Me gustó trabajar con Ashton. Nunca busco lo negativo cuando acabo de conocer a una persona, aunque mantuve los ojos bien abiertos con él. Fue una buena experiencia. De nada vale que yo sea bueno si Ashton no lo es. Como tampoco tiene sentido si él es bueno y yo no. Tuvimos un buen acercamiento artístico profesional. Por algo Ashton tiene éxito dirigiendo su programa de televisión, detrás de la cámara. Entiende lo que significa trabajar en equipo y sabe que hay que estar preparado si surge algún error. ¿Se imagina a Ashton con un Oscar a la mejor dirección en la mano, como el que tuvo usted por Bailando con lobos -Un director que debuta debe tener el corte final, la última palabra, porque así aprende. En los estudios de cine sobran demasiadas voces en silencio que no aportan otras perspectivas. Yo quiero ver la voz de un director en su primera película. En el cine lidiamos todo el tiempo con la inteligencia convencional. ¿Y qué pasa si todos estamos equivo En los cados? Necesitamos estudios aire fresco. No hay nada nuevo en nuessobran tra película. Siemdemasiadas pre va a haber algo voces en de alguna película silencio que anterior y de las que no aportan vendrán después de la nuestra. Claro otras perspectivas que pensamos que ésta película es buena, pero no creemos que sea diferente a otra anterior. Sólo esperamos haber llegado emocionalmente. Tampoco somos quienes para juzgarla. Es tu trabajo. Lo único que sé es que nadamos como locos y tratamos de buscar algo original. Lo intentamos. ¿Aprendieron mucho sobre la profesión de guardacostas durante el rodaje de la película? -Mucho. En primer lugar, que trabajan en las peores condiciones. Cualquiera puede rescatar a alguien en un clima despejado, pero supongo que muy poca gente sabe la cantidad de guardacostas que tenemos. Son treinta o cuarenta mil. Tampoco se sabe hasta dónde llegan. Hoy en día también detienen a narcotraficantes. Se les pide demasiado. Son una organización pacífica aunque los involucren en situaciones violentas. También hay guardacostas de distintas estaturas. Alguien con un físico excelente puede llegar a querer ser nadador de rescate, pero no todos lo logran. Es interesante ver quiénes lo consiguen al final de sus estudios. Porque no tiene que ver con la estatura, sino con ser de esa clase de personas que nunca renuncia. Alguien que no te impresiona físicamente bien puede ser aquél que te salve la vida. ¿El cine descubre héroes que la gente no reconoce en la vida real?