Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 13 10 2006 Madrid 37 Atropellada en Pozuelo una anciana cuando esperaba en la acera a sus familiares Sufrió politraumatismos y una herida muy grave en la pierna izquierda b La víctima se encontraba senta- Sigue el descenso en las reservas de agua, con los embalses al 40,3 ABC MADRID. Las reservas de agua de los embalses madrileños continúan descendiendo, ya que disponen a día de hoy de unas reservas de 381 millones de metros cúbicos, lo que representa el 40,3 por ciento de su capacidad total. A lo largo del verano esas reservas han descendido unos 120 millones de metros cúbicos, lo que significa unos 15 puntos porcentuales. A pesar de la sequía por la que atraviesa la región madrileña, la situación es ligeramente mejor que la que se vivía el pasado año en estas mismas fechas, ya que entonces había 335 millones de metros cúbicos (unos 46 millones menos) y el agua embalsada representaba el 35,5 por ciento (4,8 puntos menos) Según datos facilitados por el Canal de Isabel II, los embalses de la Comunidad madrileña con más agua acumulada son Valmayor, con el 76,8 por ciento; El Villar, con el 65,1; y la Pinilla, con el 51,2. Por contra, los que disponen de menos reservas son el de Riosequillo, con el 4,9 por ciento; El Vado, con el 13,7; y Morales, con el 17. da en el bordillo del muro de la residencia geriátrica donde vive, en Pozuelo de Alarcón, cuando fue arrollada por un todoterreno M. I. SERRANO MADRID. Inés A. de 94 años, estaba ayer, como otros muchos domingos y jornadas festivas, esperando a sus nietos en la calle. Van a buscarla a la residencia para que pase el día con la familia. Pero ayer se rozó la tragedia. La anciana, que se encontraba sentada en el bordillo de un muro, fue arrollada por un vehículo todoterreno que invadió la acera repentinamente justo en el lugar donde ella se encontraba. Ocurrió hacía las once y media de la mañana a la altura del número 25 de la calle de García Martín, del municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón. A consecuencia del atropello, Inés A. sufrió numerosos politraumatismos y el arrancamiento de parte del paquete muscular de la pierna izquierda a la altura de la tibia que, según los facultativos, podría afectar a la movilidad de dicha extremidad. La herida, desde luego, tenía muy mala pinta señalaron testigos del accidente. Hasta el lugar de los hechos se desplazó un equipo de la Policía Municipal de Pozuelo y, también una UVI móvil del Summa. Los servicios médicos y sanitarios de emergencias estabilizaron la herida de la anciana y la trasladaron hasta el hospital 12 de Octubre, donde quedó ingresada con pronóstico grave. Un susto muy grande La víctima reside habitualmente en la residencia de ancianos Manuel Herranz de carácter privado, y gestionada por la congregación religiosa Esclavas de la Virgen Dolorosa. Al parecer, el vehículo que arrolló a la anciana es un todoterreno no muy Inés tenía la pantorrilla destrozada pero no perdió el conocimiento dijo la directora del geriátrico grande. El coche circulaba por la calle García Martín y, según distintos testimonios, al llegar justo donde la víctima se encontraba esperando a sus familiares, la conductora perdió el control, invadió la pequeña acera- -de un metro aproximadamente de ancho- -y se llevó por delante a Inés A. Se desconocen las causas del accidente y, por lo tanto, se investiga si se debió a un fallo mecánico o humano. La directora de la residencia de ancianos Manuel Herranz Aquilina González, explicaba ayer a ABC, muy poco después del suceso, que ha sido un susto muy grande y una desgracia La religiosa comentó que Inés A. es una persona muy querida en el centro geriátrico y que raro es el domingo o la fiesta que la mujer no sale con su familia. Sus nietos suelen ser los encargados de recogerla en la residencia. La conductora del coche que ha atropellado a Inés- -añadió la madre Aquilina- -es vecina del pueblo. La conocemos. Creía que había matado a la anciana y estaba nerviosísima. Desde luego, la herida era muy fuerte. Inés tenía la pantorrilla destrozada pero no perdió el conocimiento