Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid VIERNES 13 10 2006 ABC (Pasa a la página siguiente) Herido grave al quemarse con la barbacoa Un hombre de 54 años resultó ayer herido muy grave al sufrir quemaduras de segundo grado en el 30 por ciento de su cuerpo cuando manipulaba una barbacoa con su familia y amigos en el jardín de su chalé, ubicado en la calle de Villar del Río, en la localidad de Guadalix de la Sierra, informaron fuentes de Emergencias 112. La unidad de la Policía Local y el vehículo de intervención rápida (VIR) del Summa desplazados hasta el lugar del accidente encontraron al hombre consciente pero con graves quemaduras que afectaban, principalmente, a su espalda, cara, manos y parte del tórax. Ante la gravedad de las heridas, se solicitó un helicóptero del Summa que trasladó a la víctima a la Unidad de Quemados del Hospital de La Paz. Al parecer, el hombre pudo haberse quemado al manipular algún tipo de sustancia inflamable utilizada para encender o avivar el fuego. Un fotógrafo muere calcinado en su piso de Lavapies al tratar de salvar su cámara Los bomberos controlaron el fuego, que fue fortuito, en 30 minutos b Las primeras hipótesis que se manejan apuntan a que la muerte se produjo por asfixia, aunque posteriormente el hombre resultó calcinado por las llamas CRISTINA ALONSO MADRID. Murió queriendo salvar su cámara fotográfica y sus objetivos. Los bomberos encontraron el cuerpo de K. B. O. de 30 años, calcinado en el suelo de su cuarto de baño. Pocos minutos antes, hacia las 8.15, había despertado a su compañera de piso alertándola de que había fuego en su vivienda, el 3 E de la calle Valencia, 2- -a escasos 30 metros de la estación de Metro de Lavapies- La joven bajó rápidamente a la calle segura de que su amigo la seguía. Poco después, le empezó a buscar, nerviosa, por los alrededores, pero no le encontraba. En un principio, tras desalojar el edificio se creyó que no había víctimas ni daños personales entre los vecinos, hasta que los efectivos accedieron al piso donde se inició el fuego y encontraron al hombre. Cuando la joven se enteró de que su compañero estaba muerto tuvo que ser atendida por los psicólogos del Samur. Las primeras hipótesis apuntan a que la muerte se produjo debido a la asfixia causada por la inhalación de humo, aunque posteriormente el hombre resultó calcinado por el fuego, informó Emergencias Madrid. Varios vecinos comentaron a ABC que el hombre era fotógrafo y que había nacido en Cataluña. Me han dicho que no quiso salir del piso sin su cámara y sus objetivos y quedó atrapado afirmó una vecina que había hablado con los amigos del fallecido. El intenso humo debió de marear al hombre cuando aún permanecía en la vivienda. Era un joven lleno de vida, muy simpático. Siempre que nos veía por la ventana, nos sonreía y nos saludaba con la mano explicaba Luz, vecina del 2 A. Tres vehículos de Bomberos del Ayuntamiento con las respectivas dotaciones controlaron y extinguieron el fuego en 30 minutos, que ya salía por la fachada. Fuentes policiales informaron a Efe que el incendio fue fortuito. Con la de ayer, ya se han registrado 51 muertes violentas en lo que va de año en la Comunidad ro de muertes violentas en la región en lo que va de año. Son nueve más que el pasado año por estas fechas. Los tres últimos han activado las alarmas ante un repunte de la inseguridad en la región. Al de ayer hay que añadir el del joyero de 59 años que se resistió a un atraco callejero y fue abatido por tres disparos (Centro) y el del indigente que degolló a otro en una pasarela peatonal (Moncloa- Aravaca) Las llamas salían por los balcones del edificio estaba trabajando- -y una chica, varios objetos personales en cajas de madera. En el suelo, junto a la puerta de entrada, una mochila calcinada con varios libros de bolsillo y un cargador de móvil. Un poco más allá, en una caja, discos, revistas y varios apuntes universitarios. También un álbum de fotos, con las esquinas quemadas. Los ve- AYUNTAMIENTO Repunte preocupante Si el termómetro del crimen había experimentado un notable descenso en los últimos doce meses, de seguir la tendencia y el ritmo de homicidios actual, uno cada cinco días y medio, 2006 puede terminar dando un vuelco a la situación. No obstante, cabe apuntar que si bien ha habido periodos mucho más negros- -con una muerte violenta cada tres días- la estadística actual, con una cada cinco días y medio, es digna de tener en cuenta. Las reyertas callejeras, el aumento de la violencia familiar y doméstica, los atracos y los ajustes de cuentas- -que están a la baja- son las causas de ello, un asunto que no deja de causar inquietud. Tenía el pelo largo con rastas Llevaba viviendo en el edificio unos 4 años. Tenía el pelo largo y con rastas aseguraba un vecino de los pisos superiores al que las llamas habían destrozado la ropa que tenía tendida en el patio interior. Parece ser que el fallecido estaba despierto a las 6.00, sólo dos horas antes de que los bomberos encontraran su cadáver, porque hacia esa hora envió un mensaje de móvil a una amiga de 24 años que reside también en el edificio. Dos horas después del incendio, varios jóvenes sacaban del piso donde el hombre convivía con un chico- -que El fallecido alertó del fuego a su compañera de piso. Bajó a la calle convencida de que le seguía He oído que ha sido por una colilla, pero yo no le he visto fumar en la vida explicaba una mujer cinos, consternados, comentaban ayer por la mañana el susto de su vida Florián Martín es el dueño del piso donde residía el fallecido. Ayer por la mañana, acompañado de su esposa, se asomaba al 3 E, arrasado por las llamas, con estupor: Estamos destrozados, se acaban de llevar al pobre chico. El piso es lo de menos, era tan joven... He oído que ha sido por una colilla, pero yo no le he visto fumar en la vida explicaba otro de los vecinos. Una voz gritó ¡fuego! Me estaba haciendo el desayuno cuando oí una voz que gritaba ¡fuego! Me asomé y vi que las llamas de abajo estaban entrando por la ventana comentaba un vecino del 4 E, aún sobrecogido. Bajé corriendo a la calle, olía el portal a humo y oía voces en algún piso. Luego vi a la chiquita llorando dando vueltas por los alrededores, debía de estar buscando al pobre chico. Aún no sabía que había muerto aseguraba una inquilina del inmueble.