Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 13 10 2006 35 Madrid Un fotógrafo muere en el incendio de su casa al tratar de recuperar su cámara y sus objetivos Un inmigrante sin papeles, asesinado de un disparo en la cabeza en una calle de Torrejón La víctima era un ciudadano de Costa Rica, tenía 32 años y carecía de antecedentes penales b La Policía investiga un posible ajuste de cuentas, aunque aún no se descartan otras hipótesis. No hay ningún testigo directo del suceso ESTHER B. SOTO MADRID. Ocho de la mañana de un día festivo en el barrio de El Juncal, en Torrejón de Ardoz. Un hombre se arrastra junto a la acera. Sangra en abundancia. Lentamente, moribundo, logra llegar junto a un coche aparcado unos metros más allá, como para buscar refugio. Allí, boca abajo, encuentra la muerte Pablo Antonio M. C. Había recibido un disparo en la cabeza. Nadie parece haber escuchado nada. No hay testigos del asesinato, al menos ninguno dio ayer la cara. Poco después, Emergencias 112 recibe un aviso. Una pareja de viandantes encuentra el cuerpo y da parte de una posible intoxicación etílica en la confluencia de las calles Teruel y Bucarest, cerca de una de las arterias principales del municipio, la Avenida de la Constitución. Pasan la alerta a la Policía Local. Cuando llegan los agentes, comprueban que no se trata de una simple borrachera. El hombre está muerto y, en apariencia, parece haber recibido un fuerte golpe en la cabeza. Una segunda inspección revela que ha recibido un disparo prácticamente a bocajarro. Hasta el lugar se desplazaron agentes de la Policía científica, que examinaron con minuciosidad el lugar del crimen, mientras los vecinos que contemplaban la escena protagonizaban un considerable revuelo. Los agentes encontraron algunas huellas en el vehículo junto al que fue a morir Pablo Un gran charco de sangre en el lugar donde el inmigrante recibió un disparo en la cabeza Antonio. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía, informaron que la víctima era ciudadano de Costa Rica, de 32 años, sin antecedentes penales, y que se encontraba en situación irregular en nuestro país. En las próximas 24 horas se le realizará en el Instituto Anatómico Forense la autopsia al cadáver, que tiene una bala en el cráneo. Las primeras investigaciones apuntan a un posible ajuste de cuentas, aunque Homicidios mantiene abiertas otras líneas de trabajo. Al cierre de esta edición no se ha había producido ninguna detención. Sea como sea, esta nueva muerte violenta reaviva el debate sobre la inseguridad, tras el joyero asesinado en el dis- DE SAN BERNARDO trito de Centro y el mendigo degollado junto al Paseo de la Florida. Con este suceso Torrejón de Ardoz, se coloca como tercer municipio en el triste ranking regional del número de fallecidos por muerte violenta, superando a la capital y a Móstoles. El crimen de ayer eleva a 51 el núme (Pasa a la página siguiente)