Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid JUEVES 12 10 2006 ABC MADRID AL DÍA 12 DE OCTUBRE IGNACIO RUIZ QUINTANO E n realidad, ¿qué celebramos hoy? ¿El Pilar? ¿La Raza? ¿El Soldado? La propaganda callejera exhibe soldados que reparten niños como si fueran madalenas. El presidente Rodríguez se ha mercado una Unidad de Intervención Rápida que podría llamarse Pelotón del Capitán Lozano. Quien al oír un viva España con un viva no responde, si es hombre, no es español, y si es español, no es hombre. Los hispanos preferían consagrarle la fiesta a la Raza, y con ello venían a expresar lo que Rodríguez, sin saberlo, viene expresando con ese solecismo goytisolesco de Alianza de Civilizaciones. Nuestro orientalismo arquitectónico estaba ahí- -en cervecerías, estaciones, urinarios y plazas de toros- -antes de que el humorista Goytisolo desarrollara sus hipérboles mitomotrices. Lope sacó a escena, en un auto sacramental, a Cristo, Jacob y la Virgen María en figura de indios de los valles de Chile. En la Araucana de Ercilla el protagonista es el jefe indio Caupolicán, no el capitán español. Valle- Inclán reconoció en su lámpara maravillosa que ya no somos una raza de conquistadores y de teólogos. La Unidad de Intervención Rápida de Rodríguez y los artículos de fondo de Savater y Goytisolo sobre el discurso del Papa en Ratisbona no harían sino confirmar aquella fina impresión valleinclanesca. Como Barceló, que no leyó a Dante para ilustrar la Divina Comedia, tampoco Savater ha leído una palabra de Ratzinger para refutar a Ratzinger. En tanto que progre, detesta las raíces. Yo también prefiero comer un pollo a chupar raíces, pero no porque me haya vuelto loco la lectura de Capitalismo y esquizofrenia en que Deleuze abomina de la idea de proceder de raíces. ¡La raza! No nos conocen- -dijo Fombona (Rufino Blanco- Fombona) a Alberto Guillén- No tienen idea de América. Y los americanos vienen siempre a meterles el incienso por las narices, como hacen todos los que quieren triunfar. Usted, Guillén, es el primero que se ríe en sus barbas y les abofetea el rostro con su desprecio. Su libro será algo así como una batalla de Ayacucho espiritual. Es preciso decirle a España que hemos dejado de ser colonias. ¡Viva la raza latina! gritaba la chusma abrazando a los curas la tarde del 14 de Abril. La prostitución sigue siendo el caldo de cultivo de los problemas en Montera DANIEL G. LÓPEZ Los vecinos de Montera denuncian el aumento de la degradación en la calle El acuchillamiento de cuatro policías, último incidente violento en la zona el abdomen al primer agente que le pidió su identificación. Un trozo del arma blanca quedó incrustado en el cuerpo del policía M. I. SERRANO MADRID. La calle de la Montera sigue siendo peligrosa y conflictiva. Está, de hecho, más vigilada, pero eso no quita para que muchos vecinos sigan teniendo miedo a caminar por este entorno a ciertas horas de la noche. En el fondo, gran parte del vecindario considera que la prostitución- -que se mantiene en esta vía y aledaños- -es el caldo de cultivo que hace aflorar otros problemas tanto de convivencia como de inseguridad. Hay peleas y reyertas. Y hay marginalidad. Aquí, todos los días pasa algo dicen los vecinos. El último episodio violento tuvo lugar, como informó ABC ayer, la noche del martes cuando un drogadicto acuchilló a cuatro policías municipales cuando éstos le pidieron que se identificara. b El agresor clavó un cúter en dado de urgencia al hospital Clínico donde fue intervenido quirúrgicamente. Ayer se esperaba que, dado que su evolución era favorable, pudiera pasar de la Unidad de Ciudados Intensivos (UCI) a planta. Alta hospitalaria El drogadicto emprendió la huída y los otros tres agentes le siguieron. En el trayecto, el agresor, presa de los nervios, no paró de atizar su arma contra los policías, a quienes también alcanzó. Como se sabe, uno de los agentes, de 32 años, sufrió heridas en la pierna derecha, en la axila izquierda y en el abdomen. Sus otros dos compañeros, de 30 y 36 años, presentaban, respectivamente, una herida en la pierna derecha y en el tórax. Los tres fueron atendidos en la Fundación Jiménez Díaz. Uno de estos agentes fue dado de alta la misma noche del martes. Los otros dos, durante la mañana de ayer. Hoy, los tres, ya descansan en sus domicilios. El agente herido con carácter más grave pertenece a la Unidad de Mon- cloa y esa noche había sido destinado al servicio de vigilancia de Montera. Los otros tres policías, en prácticas, que resultaron heridos de menor consideración, forman parte de la Unidad de Arganzuela y prestaban sus servicios en dicha calle para reforzar el servicio de vigilancia. Del agresor se van conociendo más detalles. Tiene 35 años y su última profesión es la de barrendero. De hecho, pertenecía a una contrata de limpieza. Llevaba de baja médica desde el pasado mes de enero y tiene fijada su residencia en Alcalá de Henares. Comportamiento extraño No se sabe muy bien si Jorge Juan F. V. es asiduo de la calle de la Montera. Los vecinos aseguran que en la zona hay siempre drogadictos, pero la mayoría no repara en sus caras y procura pasar lo más rápido posible delante de ellos. Al parecer, el agresor mostraba un comportamiento extraño La Policía Nacional ha informado que Jorge Juan F. V. tiene antecedentes por tráfico de drogas, amenazas, robos, lesiones y malos tratos. De hecho aislado califica este suceso el presidente de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de la calle de la Montera y Adyacentes (AMIA) César Torquemada. A su juicio, que hubiera cuatro agentes municipales heridos es muy lamentable y trágico pero demuestra que hay más policía en la calle, que la zona es más segura y está mucho más vigilada Torquemada insiste en que el principal problema de Montera es la prostitución, pero apunta también a las obras del Metro. Cree que cuando concluya la peatonalización de la calle no habrá tantos conflictos. Perdió los nervios El agresor, Jorge Juan F. V. estaba consumiendo droga en la vía pública (algunos testimonios indican que se trataba de un porro de hachís mientras otros apuntan a un chino heroína fumada) cuando fue requerido por los agentes municipales para que se identificara. El individuo perdió los nervios y atacó al primero de los policías con un cúter profesional, que le clavó en el abdomen. Un trozo del arma quedó alojada en el cuerpo del agente, que quedó herido de gravedad y fue trasla- El delincuente, barrendero y con la baja médica, tiene un largo historial de antecedentes delictivos Aquí, todos los días pasa algo dicen algunos vecinos que viven en la zona próxima a Gran Vía