Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid JUEVES 12 10 2006 ABC La operación salida del puente del Pilar y los preparativos del desfile de Colón atraparon a los madrileños en las vías Una ratonera de 200 kilómetros TEXTO: CRISTINA ALONSO FOTOS: DE SAN BERNARDO MADRID. Yo le llevo sin problemas, pero tardaremos un poquito Esta fue la advertencia que Miguel, taxista de 38 años, hizo a todos los clientes que se subieron a su taxi ayer por la mañana. Y es que la ciudad se convirtió la víspera de la fiesta de la Hispanidad en una auténtica ratonera para los que decidieron viajar en automóvil, ya fuera moto, coche, furgoneta o autobús. Las entradas y salidas de la ciudad, taponadas. El centro, un atronador concierto de bocinas fruto de los estancamientos en las calles más céntricas, muchos de ellos debidos a cortes de tráfico puntuales en los aledaños de Colón. La Dirección General de Tráfico (DGT) atribuyó las retenciones a las obras y a las tres de la tarde puso en marcha un dispositivo especial para regular los 6,9 millones de desplazamientos de automóvil que se prevé que se realicen en el puente del Pilar. Dispositivo que llegó demasiado tarde: entre las siete y las diez de la mañana ya se registraba un atasco monumental A esas horas, la página web de la DGT reflejaba hasta 127 kilómetros de retenciones en las circunvalaciones M- 40 y M- 45 y en las carreteras de acceso A- 1, A- 2, A- 3, A- 4, A- 6, A- 42, M- 503 y M- 607, tanto para entrar como para salir de la ciudad. A lo largo del día se sumarían más atascos. En total, más de 200 kilómetros de congestiones. esta mañana. He cogido el coche media hora antes y aún así he llegado justa Teresa le echó mucha paciencia al gran atasco que le sorprendió en la calle de la Princesa. Estuve más de diez minutos completamente parada. Puse la radio y a esperar, ni siquiera me molesté en tocar el claxon añadía. A las 10 de la mañana, la A- 6 (autovía de La Coruña) presentaba diecinueve kilómetros de retenciones, doce la A- 1 (carretera de Burgos) diez la M- 45, cuatro las A- 2 (carretera de Barcelona) A- 3 (carretera de Valencia) y A- 4 (carretera de Andalucía) y tres las A- 42 (carretera de Toledo) y M- 503 (carretera de Majadahonda) Los que se adentraron en la M- 607, autovía de Colmenar Viejo, se toparon con trece kilómetros de circulación muy lenta de nivel rojo con paradas frecuentes y prolongadas. Pero la vía que más exasperó los nervios de los conductores fue, sin duda, la M- 40: hasta 48 kilómetros de retenciones en seis tramos distintos tuvieron que sufrir los madrileños en plena hora punta. Retenciones monumentales ayer en la A- 2 Trampas en la carretera Los tramos trampa en la M- 40 se localizaron entre los kilómetros 22 y 30 en dirección a la A- 5, entre el 12 y el 16 en sentido a la A- 2, entre el 43 y el 56 hacia la A- 1, entre el 3 y el 10 también hacia la A- 1, entre el 32 y el 41 asimismo hacia la A- 1, y entre el 22 y el 30 hacia la A- 3. La M- 45 tenía diez kilómetros de circulación difícil dentro del término municipal de Madrid; en la A- 6 había retenciones entre los kilómetros 4 al 9 y del 5 al 13; y en la A- 1, del 13 al 23 en El tramo de la M- 607 a la altura de Tres Cantos fue el origen del atasco que se extendió por la capital La vía que más exasperó los nervios de los conductores fue la M- 40: hasta 48 kilómetros de retención Mucha paciencia La A- 6, una de las vías afectadas, lleva cada mañana a Teresa, profesora de primaria, hasta Hoyo de Manzanares: Me lo olía, así que he madrugado más sentido Madrid, del 20 al 14 (en Las Rozas) también de entrada a la capital, y del 12 al 14 en sentido Burgos. No sólo las entradas y salidas de la ciudad estaban colapsadas. La Cibeles, Colón, Gran Vía, Serrano, la Castellana... vivieron momentos difíciles a eso de las once y media de la mañana. Estuve esperando el autobús más de media hora. Tuve un mal presentimiento y pensé en coger el Metro, pero lo de los atascos es algo normal aquí, así que no lo hice. Llegué un poco tarde al trabajo, pero mi jefe tardó más que yo, a él le pilló el atasco en el Paseo del Prado La M- 607, la culpable NO MÁS LECCIONES DE INMOVILIDAD MARIO ARNALDO Presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) o ocurrido ayer en las carreteras madrileñas constituye un claro ejemplo de incompetencia: más de 200 kilómetros de atascos en la mayor parte de las carreteras de entrada y salida a Madrid en vísperas de una festividad nacional. Desde algunos sectores se ha pretendido atribuir la causa de tan monumental atasco a los propios automovilistas madrileños que, atraídos por la sugerente idea L de unos pocos días de descanso, decidieron utilizar el coche para ir al trabajo, con objeto de salir de viaje al término de la jornada laboral. Sin embargo este planteamiento resulta, a nuestro juicio, totalmente equivocado porque la causa del atasco (o si se quiere de la incompetencia) hay que buscarla en la falta de previsión de las administraciones públicas que realizan obras en días críticos. La causa del atasco (o si se prefiere, de la incompetencia) debe hallarse en la falta de información a los usuarios, así como en la descoordinación entre las distintas administraciones responsables de las obras y del tráfico. Conviene recordar además que la conducción los vehículos a motor no es una actividad libre, sino que es una actividad sujeta a una autorización de la Administración. Y es a esta a quién corresponde garantizar la movilidad de los ciudadanos mediante una regulación eficaz del tráfico, advirtiendo con anticipación de las incidencias del tráfico, informando en tiempo real de los itinerarios más adecuados. Y desde luego, aumentando la presencia de la Policía y Guardia Civil en lugares estratégicos de las calles y carreteras, antes de que se produzcan los atascos. Porque una vez que se produce el colapso, son muy difíciles las soluciones. Y si lo que pretenden las Administraciones Públicas es darnos lecciones de inmovilidad (o si se prefiere, de incompetencia) en días como el de ayer, no hace falta que encima encarguen costosísimos y muy sesudos estudios de expertos internacionales en movilidad, cuyas conclusiones siempre terminan igual: La culpa de los atascos es de los automovilistas. Cóbrenles más impuestos La M- 607 parece ser el origen de todos los problemas de tráfico que se registraron ayer: unas obras en la calzada mantuvieron el tráfico retenido a la altura de Tres Cantos. Desde ahí, el atasco se habría extendido, como una telaraña, por las demás vías. Te quedas totalmente bloqueado. Esta tarde yo no me debería haber metido por la A- 2, pero cuando me di cuenta ya no había nada que hacer afirma una conductora. Eladio, taxista, no achacaba el monumental atasco a los preparativos que tendrán lugar hoy en la plaza de Colón, sino al inicio del puente del Pilar: Muchos de los que no suelen coger el coche se han ido hoy a la oficina con el maletero lleno para irse de escapada en cuanto terminen El problema es muy simple: somos demasiados y no cabemos manifestaba. Uno de los clientes que se subió ayer al taxi de Eladio acababa de llegar a Madrid en