Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional JUEVES 12 10 2006 ABC LOS CLAUDICANTES S ólo les falta decretar que los 12 de Octubre, nos vistamos de penitentes y pidamos perdón. Todos juntos. Por las carabelas de Colón, la conquista de México o la epopeya de Pizarro. Y que repitamos las genuflexiones, pero mirando hacia el otro lado, en los aniversarios de la toma de Granada y de la Batalla de Lepanto. No hagan gestos de escepticismo, porque todo se andará. El rifirrafe de las viñetas de Mahoma puso en evidencia la falta de espíritu, criterio y convicciones que aqueja a la Vieja Europa. Todavía más sonrojante fue lo ocurrido con Hirsi Alí, esa bella diputada holandesa de origen ALFONSO somalí que anda en vilo ROJO desde que abjuró del islam y apareció en Submission la película del asesinado Theo van Gogh. Los opulentos vecinos de Hirsi no querían vivir al lado de semejante riesgo que, por si fuera poco, rebajaba el valor de sus propiedades y presentaron una demanda para que fuera desahuciada. Lo consiguieron el pasado 27 de abril y desde entonces, Hirsi reside en Estados Unidos. Hace un par de semanas nos enteramos de que la Opera de Berlín cancelaba la representación de Idomeneo de Mozart, por temor al enojo de los musulmanes. Es evidente que el canguelo afecta también a los países de nuestro entorno, pero lo de aquí es especial. En Berlín tuvo lugar un acto de autocensura, una cobarde renuncia al ejercicio de la libertad de expresión, pero fue perpetrado por el timorato director de la Opera. Lo de los vecinos de Hirsi Alí fue una repugnante exhibición de egoísmo e insolidaridad, pero sus autores son simples particulares, arropados por un juez inane. Uno puede criticar al empresario que paga a la organización terrorista, pero siempre queda como atenuante el miedo y la sospecha de que la autoridad competente quizá no hizo bastante para difuminarlo. Lo que no es de recibo es que sea precisamente el Estado el que claudique y doble la rodilla atenazado por el canguelo, como acaba de ocurrir en Barcelona. Que todo un ministro del Interior, como Pérez Rubalcaba, apele a la posible reacción vandálica de los antisistema para justificar la suspensión de la Cumbre de Ministros europeos de la Vivienda, sólo pasa en España. No hace ni tres meses que usó un argumento similar para explicar que se permitiera a los empleados de tierra del aeropuerto del Prat ocupar las pistas y bloquear durante muchas horas a miles de pasajeros. Dentro de poco, entre los trámites oficiales para celebrar una cumbre internacional, dar un concierto o pronunciar una conferencia, estará obtener el oportuno permiso previo de los okupas de los facinerosos del saco de sal nacionalista o de la tuna de Farmacia. Vamos de claudicación en claudicación, hasta la rendición final. Merkel resucita el Tratado europeo y pide apoyo para que se aplique en 2008 Fijará un calendario durante su presidencia de la UE, el próximo semestre ofreció todo el apoyo de la Comisión y expresa la necesidad de sacar a los socios del pesimismo en que han caído respecto a Europa RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. El Gobierno alemán se apresta a iniciar el rescate del Tratado e instruye planes para hacer que los socios cierren filas y pongan el hombro para su consecución, al tiempo que inculcará entre la ciudadanía europea la necesidad de dotar a la UE de una arquitectura legal fuerte. En paralelo, Merkel y Putin, que visita Alemania, pidieron al mundo la misma firmeza ante Corea del Norte que está funcionando frente a Irán en el capítulo nuclear. La canciller federal admitió que el semestre alemán al frente de la UE no logrará recuperar la Constitución- nadie puede pedírselo a Alemania asumió Durao Barroso- pero sí habilitará un calendario claro, a corto y medio plazo, a fin de que pueda aplicarse antes de 2009. Necesitamos el Tratado antes de las elecciones europeas y abordaremos este objetivo con plena ambición dijo Merkel, acompañada el presidente de la Comisión Europea. b Durao Barroso En entrevista con la cadena ZDF, Barroso destacó poco antes la importancia de dotarse de un tratado de reglas más eficientes y poder presentarse hacia el exterior de una manera más unida y coherente. Una oportunidad El presidente de la Comisión, que habla fluidamente alemán, agregó que el Gobierno de Berlín tiene la posibilidad de lograr esa aproximación entre los miembros exponiendo las razones por las que nos conviene tener una Europa fuerte Momentos antes, Barroso había asistido por primera vez a un consejo de ministros de un país miembro que se prepara para tomar la presidencia y se dijo muy satisfecho por el honor y el buen humor entre los titulares de las carteras. El dirigente europeo reconoció la intención y esfuerzo alemán pero recordó que no se puede dejar a Alemania toda la responsabilidad, pues un semestre es muy poco tiempo para el rescate del estancado proyecto. Medios económicos sondeados por Wirtschafts Woche celebraron que la canciller haya tomado su determinación, dos meses y medio antes de la Presidencia alemana, de sacar al tratado del callejón sin salida. Y Die Zeit confirma en medios del gobierno la decisión en la línea de las viejos momentos europeístas de Kohl. Las expectativas sobre la Presidencia alemana son altas, las ambiciones de la canciller también escribe el Süddeutsche Zeitung. Otras prioridades aventuradas para la Presidencia son la política energética, que según Die Welt espera un nuevo estímulo liberalizador, y la competitividad de la economía europea, o sea desburocratización según la vieja agenda de Lisboa. Lula, inmune a los escándalos de corrupción, abre brecha en los sondeos hasta los 12 puntos VERÓNICA GOYZUETA CORRESPONSAL SAO PAULO. A pesar de su optimismo y de su buen oficio en el debate del domingo frente al presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, el socialdemócrata Geraldo Alckmin recibió ayer miércoles un inesperado jarro de agua helada y aunque le restó importancia, tuvo que ver como el último sondeo le aleja cada vez más de su rival y disminuye sus posibilidades de llegar al Palacio Presidencial del Planalto. La encuesta de Datafolha, la primera después del debate televisado, concede a Lula el 51 por ciento del electorado contra el 43 de Alckmin, y, calculando sobre los votos útiles, llegaría a un 56 frente al 44 por ciento. Es la primera vez que el presidente toma una confortable delantera desde las elecciones del 3 de octubre. Alckmin tuvo que disimular su decepción y dijo que los sondeos se equivocaron cuando no supieron pronosticar la segunda vuelta. En mi caso, en la primera consulta, mis simpatizantes fueron subestimados y los de Lula sobrestimados dijo Alckmin, que cree que su suerte cambiará cuando comience la propaganda electoral gratuita. Desde cero La campaña recomenzará hoy jueves en la TV y la radio. Todo vuelve a cero. Todo comienza de ahora en adelante. Creceremos de nuevo dijo el candidato en una entrevista con Radio Bandeirantes. Esta reacción quizá se deba a la percepción de que en menos de diez días ha ocupado las portadas de las principales revistas y tarda casi diez minutos en salir de su oficina debido a los saludos que cruza con sus simpatizantes; algo que antes no ocurría. Sin embargo, esa popularidad instantánea no se traduce en votos. Alckmin se ha visto beneficiado después de la primera vuelta por el dossiergate el escándalo de los colaboradores de Lula que fueron detenidos con dinero en efectivo cuando trataban de comprar un informe en contra de los socialdemócratas. Pero después de un mes parece haberse caído de los titulares. Según Kennedy Alencar, de Folha de São Paulo, Alckmin también ha recibido la ayuda del voto de castigo con el que los electores forzaron una segunda vuelta para dar una lección a Lula. El mensaje sería que les repugnan los escándalos, pero no desean a los socialdemócratas en el poder. Datafolha adelanta también que Alkmin parece haber perdido los votos que le hubieran proporcionado los electores de Heloísa Helena (del 48 al 39 por ciento) mientras que Lula podría haber ganado una parte de ellos, del 32 al 36 por ciento. Datafolha atribuye la pérdida a los discursos de Lula y del Partido de los Trabajadores (PT) que insisten en que Alckmin privatizará grandes empresas estatales como Petrobras. Después del debate, en el que el tono de los ataques de Alckmin cogió desprevenido al presidente, el PT y los socialdemócratas luchan una guerra de rumores con informaciones equívocas y manipuladas.