Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional DESAFÍO NUCLEAR EN EXTREMO ORIENTE JUEVES 12 10 2006 ABC Pyongyang considerará una declaración de guerra las posibles sanciones por su ensayo nuclear Corea del Norte amenaza con realizar otra prueba por la actitud hostil de EE. UU. entrada de productos, barcos y ciudadanos norcoreanos, mientras Seúl se rearmará para defenderse de la amenaza de Pyongyang PABLO M. DÍEZ. ENVIADO ESPECIAL SEÚL. Corea del Norte sigue echando leña al fuego de la convulsa situación internacional. Tras desafiar al mundo con la detonación de una bomba atómica a modo de ensayo nuclear, el régimen de Pyongyang continúa adelante con sus provocaciones. La dictadura dirigida por el sátrapa Kim Jong- il no sólo hace oídos sordos a las constantes advertencias de la comunidad internacional, sino que ayer elevó un grado más el tono de sus amenazas. Si Estados Unidos persiste en molestarnos y aumenta la presión, lo consideraremos como una declaración de guerra y tomaremos las medidas oportunas avisó, sin especificar su respuesta, el Ministerio de Asuntos Exteriores norcoreano en un comunicado difundido por la agencia estatal KCNA. Dicha declaración era la primera reacción oficial de Pyongyang tras el anuncio el lunes de su criticada prueba nuclear, que de nuevo fue saludada como un éxito a pesar de que numerosos analistas y gobiernos dudan de su resultado y hasta de que fuera una explosión atómica. Además, el número dos del régimen y presidente de la Asamblea Suprema Popular, Kim Yong- nam, amenazó con llevar a cabo más ensayos similares si Washington mantiene lo que calificó como actitud hostil En una entrevista publicada por la agencia de noticias japonesa Kyodo, Kim Yong- nam manifestó que la posibilidad de futuros ensayos nucleares está ligada a la política que EE. UU. mantenga con nuestro país b Tokio impedirá la jas, cangrejos y champiñones en los puertos nipones, debilitando aún más la arruinada economía del país. No en vano, Japón compró en 2004 a Corea del Norte marisco y prendas textiles por valor de 17.600 millones de yenes (117,3 millones de euros) al tiempo que le vendió artículos, fundamentalmente maquinaria de transporte, valorados en 9.600 millones de yenes (63,9 millones de euros) Estas sanciones se unen a las que ya aplicó Tokio el pasado mes de julio tras el lanzamiento de siete misiles por parte del régimen estalinista. Para proteger las vidas y los intereses del pueblo japonés, no podemos tolerar estos actos de Corea del Norte dijo el primer ministro nipón, Shinzo Abe. Escalada de la tensión La escalada de tensión también prosiguió en Corea del Sur, cuyo ministro de Defensa, Yoon Kwang- ung, declaró ante el Parlamento que si Pyongyang realmente tiene capacidad nuclear, ampliaremos y mejoraremos nuestras armas convencionales siempre y cuando eso no suponga una violación del principio de desnuclearización Su anuncio se producía en medio del Soldados norcoreanos montaban guardia ayer en la zona desmilitarizada que, en el Paralelo 38, separa ambas Coreas nerviosismo desatado por una noticia de la televisión nipona NHK, que informaba de nuevos temblores de tierra en Corea del Norte y de un terremoto en Japón que podrían indicar otra prueba atómica. Este extremo no pudo ser confirmado y la vida recuperó su ritmo habitual REUTERS en Seúl, cuyos habitantes se han acostumbrado a la amenaza nuclear. Así lo muestran las calles a rebosar del centro de la capital surcoreana y las atestadas galerías comerciales, como el Lotte Plaza, cuyos clientes pululan ignorando las imágenes de misiles que proyectan las pantallas de televisión. Bush advierte de serias repercusiones pero no prevé la opción de medidas militares ABC WASHINGTON. El presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, amenazó ayer a Corea del Norte con serias repercusiones a consecuencia de su reciente ensayo nuclear, pero aseguró que dará prioridad a la vía diplomática sobre una eventual intervención militar. Bush explicó en una rueda de prensa en la Casa Blanca, durante más de una hora, que todavía no ha sido confirmado que la explosión realizada el lunes por Corea del Norte fuese efectivamente una prueba nuclear. Pero ya el hecho de que se atribuyan el haberlo llevado a cabo es una amenaza para la paz y la estabilidad internacionales dijo Bush. Estamos trabajando con amigos en la región y en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para asegurar que haya serias repercusiones para el régimen de Pyongyang indicó el presidente. El efecto contrario Aunque la verdadera intención de Pyongyang parece ser presionar a la Casa Blanca para que se avenga a negociar y a levantar las últimas sanciones, el método escogido está provocando efectos contrarios. Así, Japón prohibió ayer la importación de cualquier producto procedente de Corea del Norte y la entrada de sus barcos y hasta de la mayoría de sus ciudadanos en el archipiélago nipón. Este severo castigo afectará, sobre todo, a los humildes pescadores y agricultores norcoreanos que venden sus alme- Dijo Bush haber cambiado impresiones con los líderes de otros cuatro países que buscan detener los esfuerzos nucleares norcoreanos- -Japón, China, Corea del Sur y Rusia- entre los que encontró el deseo unánime de una resolución fuerte del Consejo de Seguridad, que exija a Corea del Norte desmantelar su programa nuclear Exportación de tecnología El mandatario estadounidense destacó que la resolución que se debatía ayer en la sede de la ONU, en Nueva York, debe especificar una serie de medidas para evitar también que Corea del Norte exporte su tecnología nuclear o de misiles portadores Washington busca asimismo sanciones que impidan transacciones financieras o transferencia de activos que ayuden a Corea del Norte a desarrollar sus capacidades balísticas apuntó Bush en su rueda de prensa. El presidente reiteró que su gobierno no sostendrá negociaciones bilaterales con Corea del Norte ni con Irán, en torno a sus programas nucleares. Creo firmemente que con los regímenes de Corea del Norte e Irán es mejor lidiar con más de una voz expresó, dando a entender que no adoptará decisiones unilaterales. El ocupante de la Casa Blanca dejó bien claro que su gobierno no contempla, actualmente, la posibilidad de una acción militar contra Corea del Norte, y tampoco contra Irán. Creo que el comandante en jefe- -cargo que conlleva aparejado la Presidencia de los Estados Unidos- -debe ensayar todos los medios diplomáticos antes de involucrar a nuestro ejército dijo Bush, aunque aclaró que evidentemente, examino permanentemente todas las opciones disponibles Advirtió también el presidente de que en respuesta a la provocación de Corea del Norte, aumentaremos la cooperación en materia de defensa con nuestros aliados, incluyendo la cooperación tecnológica en modelos defensivos contra misiles balísticos para protegernos contra la agresión norcoreana