Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LA CAMPAÑA CATALANA BARCELONA, PARAÍSO OKUPA JUEVES 12 10 2006 ABC La capital catalana cuenta con un muy activo movimiento, al que se le ríen las gracias y que dispone de unas cien casas okupadas La Policía señala a un grupo de entre 200 y 250 alborotadores profesionales que estarían detrás de los episodios de violencia Barcelona se rinde a 200 consentidos TEXTO: ÀLEX GUBERN BARCELONA. Esto es una victoria en toda regla En los foros de Internet, entre los medios alternativos la suspensión de la cumbre de ministros europeos de Vivienda prevista para la próxima semana en Barcelona ha sido acogida como un auténtico triunfo. Sea por motivos de seguridad- -como alega el Gobierno- sea para evitar la coincidencia con la campaña electoral- -como sostienen la Generalitat y el Ayuntamiento- lo cierto es que el aplazamiento de la cumbre se ha visto como una humillante genuflexión ante un movimiento- okupa antisistema, llámese como se quiera... -que hoy por hoy parece marcar la agenda pública de la capital catalana. Mientras, prosigue la polémica entre las administraciones. Ayer mismo, tanto el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, como el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, criticaron la decisión, asegurando que aceptar el chantaje es peor que enfrentarlo El presidente del PP, Mariano Rajoy, la calificó de hecho lamentable y la interpretó como un síntoma de que hay algo en el Gobierno que no funciona tas con k o sin ella, se hayan reivindicado o no. De estas casas ocupadas, el Ayuntamiento reconoce que al menos quince son de su propiedad. Violencia y alcohol La sucesión de episodios de violencia, vinculados sobre todo a procesos de desalojo, ha sido habitual en los últimos años, si bien últimamente se ha detectado una oleada de desmanes no necesariamente vinculados a estos grupos y un cambio de estrategia en las acciones de los violentos. Por un lado estarían los episodios de las fiestas mayores de Gràcia y de Sants, o el vandalismo y pillaje tras las victorias del Barça, inevitablemente ligados a la ingesta de alcohol. Los okupas y corrobora la Policía, se desvinculan de unas acciones que se han conocido como de kale borracha Distinto fue el caso de la batalla campal tras el macrobotellón de marzo, donde se dio una mezcla de lo anterior, aunque con el concurso de lo que ya entonces se definió como profesionales del alboroto un grupo de entre 200 y 250 vándalos, vinculados al movimiento okupa aunque no necesariamente, tanto de Barcelona como de su entorno metropolitano, y que los Mossos aseguran tener detectados. Sorprendentemente, apenas se han producido detenciones. Sí que hubo arrestos tras la agresión que sufrió en febrero un policía local- -que permanece en coma desde entonces- -en el transcurso de una fiesta ilegal en un squat También dentro de la órbita okupa o antisistema, cobijados en su interior, Barcelona convive desde hace un par de años y medio con la activa presencia de grupos de anarquistas europeos, sobre todo franceses e italianos, que habrían encontrado en la capital Casa okupada desalojada por la Policía en medio de una batalla campal Sea como fuere, lo cierto es que el aplazamiento, en tanto que cuestionamiento de la capacidad de los Mossos d Esquadra y de la Guardia Urbana, ha caído fatal en la conselleria de Interior y en el Ayuntamiento, que en los últimos meses, y obligados por los acontecimientos, han puesto la lucha contra los antisistema y los okupas en primera línea de prioridad. No siempre E. CARRERAS La cumbre, en noviembre En paralelo, desde la Asamblea Popular por una Vivienda Digna, el movimiento surgido casi de forma espontánea el pasado mayo y que ha liderado una intensa y pacífica campaña contra lo que llaman el fracaso inmobiliario se insistía en que alegar problemas de seguridad es sólo una excusa para evitar hablar del problema de la vivienda en campaña. El delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel, anunció ayer que la cumbre se celebrará en noviembre y en Barcelona, aunque sin concretar la fecha. En todo caso, después de las autonómicas. CiU y PP, que han forzado un pleno municipal extraordinario, critican la histórica tolerancia hacia estos grupos ha sido así, se argumenta desde los grupos municipales de CiU y PP, que critican la tolerancia histórica con estos colectivos, cierta aquiescencia con una cultura de la transgresión que ha acabado por escapárseles de las manos. Tanto convergentes como populares acordaron ayer unir sus votos para forzar un pleno extraordinario en el Ayuntamiento para debatir el asunto. Barcelona ha contado tradicionalmente con un muy activo movimiento okupa que ahora contaría con un centenar de casas en la capital catalana, según cifras facilitadas por el propio colectivo. El Ayuntamiento eleva esta cantidad hasta las 250, si bien incluye en esta cifra todos las ocupaciones ilegales de una propiedad, sean es-