Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión JUEVES 12 10 2006 ABC AD LIBITUM ¿QUÉ PASA EN CATALUÑA? UIENES tenemos la experiencia y la memoria de una Cataluña confortable y esponjosa, abierta y cosmopolita, asistimos con tanto dolor como inquietud a un proceso degenerativo que marca el retroceso cultural y convivencial de una tierra que siempre estuvo en la vanguardia española y que, en la actualidad, abunda en síntomas de trogloditismo antidemocrático. En las últimas horas, por no abundar en la distancia de los recuerdos, se han suscitado en Cataluña tres inequívocas y significativas señales de alarma: la agresión, en Martorell, a Ángel Acebes y Josep Piqué; la supresión de la cumbre de los ministros europeos de Vivienda que se iba a celebrar, en BarceloM. MARTÍN na, el lunes próximo y, a FERRAND la vista de la tensión dominante, una recomendación de los Mossos d Esquadra para que no se celebre este domingo el encuentro futbolístico entre el Barça y el Sevilla. Lo de Acebes y Piqué se comenta por sí solo. Una sociedad que no es capaz de tolerar la presencia y el pregón de unos líderes políticos con representación en el Congreso y en el Parlament y que, al grito de fuera fachas agrede a los líderes de un partido legal decae en el derecho al respeto. Tanto como las autoridades que no fueron capaces de prevenir y, en su caso, reprimir tan bárbara conducta. Malos vientos y peores augurios en el arranque de una campaña electoral en la que, con base en el Pacto del Tinell- -éste sí que profundamente fascista- se trata de marginar al partido que, se supone, preside Mariano Rajoy. La radicalidad excluyente, y más cuando cursa con violencia, puede bautizarse con distintos nombres, pero sólo uno resulta certero y preciso: totalitarismo. El caso de la suspensión, por razones de seguridad de la cumbre de los ministros de Vivienda de la UE, hermana las incapacidades de María Antonia Trujillo, vieja conocida en los escenarios del ridículo, con las del titular de Interior y los responsables del orden público en la Generalitat. Si el movimiento okupa raíz de la cuestión, resulta incontrolable para todas nuestras policías- -muchísimas, demasiadas- -no es cosa de ahorrarles unos gritos a los colegas europeos de la singular señora Trujillo. Más bien parece obligado decretar el estado de sitio y señalar un toque de queda en hora anterior a la puesta de sol. Amplíese la consideración anterior, que no es baladí ni retórica, al temor de los Mossos de que un Barça- Sevilla pueda llegar a desatar un grave tumulto callejero para formularnos una pregunta crucial: ¿Qué pasa en Cataluña? No hay efectos sin causa y la vigente quiebra del sentido de la autoridad, piedra angular de la convivencia democrática, toma razón del extenuante y continuo debate sobre las responsabilidades y ámbitos de actuación de los distintos planos de la autoridad en un punto concreto de España. Una nación no se rompe por sus límites regionales, lo hace por donde puede. ACHAQUES DE LA PROSPERIDAD ESPAÑOLA Q E de un golpe de aire acondicionado en la espalda olviS mucho pedir que el ciudadano español ingredándose de todo lo que significa- -incluso en térmise en la cohesión de una opinión pública si se nos de libertad operativa- -la tecnología de la refrigeorillan en términos de argumentación los efecración del aire. Ya nadie se acuerda de los inconvetos de la prosperidad. Situaciones injustas no faltan, nientes de los ventiladores o del botijo. Ahora el culpapero el dato omnipresente tiene más que ver con las ble, y no el benefactor, es el sistema de aire acondicioconsecuencias de un crecimiento económico sosteninado, uno de los grandes logros de la prosperidad ecodo que no con la quiebra de la iniciativa empresarial nómica, en su sentido más vasto. Quédese uno o con la inhibición del sistema de libre mercamaltrecho de un golpe de aire refrigerado y la do. Paradójicamente, el ciudadano está más culpa será del progreso. A la primera de camatento a las previsiones económicas a corto plabio, queda olvidado lo que fue el verano sudorozo que a la congratulación con los resultados de so, el viejo ventilador insuficiente, el levísimo políticas de gobierno que permiten el endeudaremedio del pay- pay de los abuelos. miento hipotecario y el disfrute de los logros de Cuando más tienda uno a la obesidad, más cada uno. Dicho en términos muy concretos: culpa le corresponderá a la sociedad de consuparece ser mucho más motivo de alarma que VALENTÍ mo, al sistema capitalista y a la economía de en España cada vez haya más obesos, que celePUIG mercado. Ya nos olvidamos de lo esbeltas que brar merecidamente lo que significa que ciudason las muchachas que crecieron con la dieta de la danos españoles estén en primera fila mundial en deprosperidad, de la talla de los nuevos deportistas espaportes como el tenis o el baloncesto. Unos engordan ñoles y de lo apuestos que son los fenómenos de las tanto por falta de disciplina personal como por abunnuevas generaciones. Han mejorado en altura, en cudancia de poder adquisitivo, mientras que otros comtis, en gracilidad de movimientos, en calidad dentífripiten con los mejores del mundo, precisamente por ca y en soltura de expresión corporal. Frente a tal apolas mismas razones, aplicadas en sentido positivo. teosis, ofrecemos como achaque de la prosperidad las En cuanto a prosperidad, no deslindar lo que corresestadísticas sobre la obesidad juvenil en España. O es ponde al exceso y lo que se debe al aprovechamiento que nos avergonzamos de la prosperidad o es que acepcorrecto tiene unos efectos demagógicos a ultranza: tamos las tesis de la izquierda sobre los males del creviene a sumarse a todo el sistema de dependencias cimiento. No es que la izquierda no abunde en obesos. que genera el Estado de bienestar en su aplicación Tampoco elude las bendiciones del aire acondicionamás perversa. El caso del deporte es muy significatido. Todo es un poder y no querer. El crecimiento ecovo: sus emanaciones más coherentes desembocan en nómico es un pecado si no ajusta sus modales a lo políel triunfo y en el alcance de una competitividad que ticamente correcto. Más allá de la tesis oficial, los bacontrasta con las disfunciones de lo inerte y lo previsiloncestistas avasallan y los tenistas se imponen. La ble. Es la diferencia existente entre el esfuerzo de verdad es que, incluso en materia de obesos, vamos a quien se priva de algo por encestar mejor o quien se ir por delante porque hay aquí materias primas que hincha de pizzas sentado en tresillo de casa, de cara al son más asequibles a la prosperidad que a la penuria aparato de televisión. Desde luego, ambas opciones del intervencionismo económico. son parte constitutiva de la sociedad abierta. vpuig abc. es Esos son los achaques de prosperidad. Uno se queja