Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Cultura MIÉRCOLES 11 10 2006 ABC Verhoeven se sumerge en la II Guerra Mundial con un thriller de acción El cineasta recibió ayer el gran premio honorífico del Festival de Sitges b Después de realizar varias películas de autor en Holanda, saltó a Hollywood para ver realizadas sus propias fantasías. Ayer presentó en Sitges su nueva película JOSÉ E. ARENAS SITGES. El director holandés, al que nadie reprocha su salto internacional con películas como Instinto básico Desafío total o Robocop porque también nos ha dado en su etapa europea más incomprendida obras de culto, como Delicias turcas llegó al Festival de Sitges para recoger el gran premio honorífico. Agradeció el galardón estrenando su película más reciente, Black book una coproducción rodada en holandés, inglés, alemán y hebreo y con 17 millones de euros de presupuesto. Lució su famoso flequillo y mostró en la vestimenta el color que como realizador sabe que va a serle favorable. Así hizo acto de presencia en el encuentro con la prensa el autor del cruce de piernas más famoso de la historia del cine. Black book supone su vuelta al estilo libre que encuentra en Europa. Se trata de un thriller de acción inspirado, no basado, en hechos reales, según he puesto en un cartel al principio de la película, en la que he invertido 20 años de mi vida confiesa a una velocidad de vértigo. Para encarnar a la protagonista de su película seleccionó a la joven actriz Carice van Houten, que da vida a una cantante judía que en 1944 vivió escondida de los nazis en Holanda y cambió su nombre, Rachel, por el de Ellis de Vries. Junto a un grupo de judíos, entre ellos su familia, intentó escapar hacia los liberados Países Bajos, pero el plan les salió mal y fueron asesinados, sólo ella sobrevivió a la masacre apunta sobre un personaje que al principio del proyecto no era tan largo. El protagonista era un hombre, sin embargo, después de conseguir el trabajo de documentación, la historia no quedaba nivelada políticamente, y como lo que queríamos hacer era un relato bélico de intriga y mucha acción, el guionista tuvo la idea de unir esta chica a la resistencia, por lo que ese personaje hubo que matarlo al principio del filme cuenta Paul Verhoeven. Black book está rodada en holandés, inglés, alemán y hebreo y tiene 17 millones de euros de presupuesto Los personajes están extraídos de la realidad, todos, tanto los nazis, como los de la resistencia Se trata de un filme inspirado, no basado, en hechos reales, en el que he invertido 20 años de mi vida ble al inglés cuando los personajes lo hacen en varios idiomas. Me hubiera traicionado a mí mismo. El público norteamericano no está acostumbrado a leer en los cines, sólo los jóvenes que utilizan los ordenadores. Cuando fui a Hollywood lo hice porque me gustaba mucho el cómic y quería volcar en el cine mi mundo de fantasías. Allí siempre hay dinero para esas cosas, aunque se puede triunfar sin tener que aprender inglés sentencia con un potente vozarrón. Los personajes que pueblan la historia están extraídos de la realidad, todos, tanto los nazis, como los de la resistencia. El papel de Rachel está compuesto a partir de tres mujeres distintas. Dos de ellas fueron descubiertas y asesinadas. No le importaría dirigir una historia basada en la guerra civil española, pero no encuentro el guión adecuado. De tenerlo, lo firmaría mañana mismo aunque en estos momentos lo que le importa es que la película sea elegida para los Oscar. Paul Verhoeven presentó ayer en Sitges Black book EFE Los distribuidores denuncian que las majors ya controlan el 80 por ciento del mercado ABC MADRID. La Federación de Empresarios de Cine de España (FECE) denunció ayer la pasividad del Ministerio de Cultura ante las cinco principales distribuidoras estadounidenses, que ya controlan el 80 por ciento del mercado en España. En la medida en que continúan produciéndose abusos en la distribución de películas en nuestro país. la FECE interpondrá una nueva denuncia ante el Servicio de Defensa de la Competencia, según afirmó en un comunicado esta entidad, que agrupa al 90 por ciento de las salas de cine en España. Según los datos de Nielsen recopilados hasta el 30 de septiembre, el 79 por ciento de los espectadores va a ver películas distribuidas por las Un mundo de fantasías Cuando el realizador habla de presupuestos, suele ir acompañado a dos tipos de cine y a la libertad que puede tener a la hora de trabajar: En este caso, en la actualidad, no creo que en Estados Unidos dejaran incluir planos de vello púbico como los que sacamos. Y no es por la censura previa de un estudio, sino por la calificación de mayores de 18 años. Va menos gente a verla. Otro tema es que no quiero que se do- grandes productoras estadounidenses- -Fox, Buenavista, UIP, Sony y Warner- lo que supone 68 millones de espectadores. El documento elaborado por la FECE añade que las grandes distribuidoras americanas aumentaron en un 19 por ciento su recaudación, hasta alcanzar los 359 millones de euros, mientras el resto de la distribución registró una caída del 40,47 por ciento, hasta 94,8 millones. Este aumento de cuota de mercado acentúa el control por parte de las majors en el sector afirman los empresarios españoles quienes aseguran que cinco meses después de la histórica sentencia del Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) sobre este asunto, la situación no ha variado en nada En su sentencia, el TDC condenó a las cinco grandes distribuidoras norteamericanas y a Fedicine, la patronal de la distribución, a una multa de 2,4 millones de euros a cada empresa por incurrir en prácticas restrictivas, imposición de precios, salas, porcentajes, descuentos y tiempos de exhibición en un contexto de total asimetría en el poder de negociación entre distribuidoras y exhibidores La sentencia, no obstante, fue recurrida ante la Audiencia Nacional y aún no se conoce el dictamen definitivo. Pasividad de Cultura y del ICAA Responsables de la FECE aprovecharon la difusión de este nuevo informe para denunciar la pasividad del Ministerio de Cultura y del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA) al que reclamaron que haga uso de sus competencias contenidas en la Ley del Cine. Cultura- -aseguran- -continúa mostrándose pasiva ante las reclamaciones para frenar el monopolio de las majors al considerar que la defensa del libre mercado es un conflicto entre empresas