Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 11 10 2006 61 Cultura y espectáculos Sus Majestades los Reyes presiden hoy la reunión anual del Patronato del Instituto Cervantes en su nueva sede madrileña: el singular edificio de las Cariátides, de 18.000 metros cuadrados, que lleva un lustro sin uso y fue antigua sede bancaria. Pasen... Abre la cámara acorazada del español TEXTO: ANTONIO ASTORGA MADRID. En la cámara acorazada de la lengua se respira a dieciocho grados centígrados. El Instituto Cervantes se ha hecho okupa y ha desembarcado en el edificio de las Cariátides tras peregrinar con la lengua a cuestas por medio Madrid. El inmueble, propiedad de Patrimonio del Estado, ha sido adscrito al Cervantes tras cinco años sin uso. Las paredes de madera y resto de mobiliario fijo se han respetado, pero la moqueta del sótano ha tenido que ser reemplazada en sintonía con el marrón oscuro. Desde 1947 hasta finales del siglo XX este edificio ha sido la sede del Central Hispano, pero el Banco lo ha cambiado por suelo para construir en la ciudad bancaria- -explica César Antonio Molina, director del Cervantes- Por eso no nos hemos gastado ni un euro, entre otras razones porque no hubiéramos podido Ahora el Instituto dispondrá de 18.000 metros cuadrados para hacer brotar los pozos de nuestro petróleo: la lengua, una industria que no contamina y que a todos beneficia enfatiza. Alcancía de palabras en el sótano A un paso de aquí, Nicolás Sánchez Albornoz, primer director del Instituto Cervantes, inauguró hace quince años la primera sede madrileña del Cervantes: cuatro paredes dentro del Ministerio de Cultura, un despachito para regir los designios del español. Esta es la primera sede verdadera y definitiva del Instituto Cervantes se felicita su director desde este templo de la palabra que tiene a la diosa Cibeles de vigía. Cumplimos quince años y es un premio merecido por la labor desarrollada en este tiempo. Quiero recordar y agradecer la labor de mis antecesores así como la de las 300 personas que trabajan aquí y las 2.000 que se re- En la cámara acorazada del antiguo banco del Río de la Plata y del Central Hispano se custodiarán manuscritos y palabras parten en nuestras 60 sedes por todo el mundo En Alcalá, 49 esquina con Barquillo está la cámara del tesoro de la lengua. Siete pisos, dos sótanos y un ático. El edificio que Antonio Palacios proyecta y construye para la sede del Banco Español del Río de la Plata responde al empirismo ecléctico en palabras del académico Antonio Fernández Alba, que caracteriza a la arquitectura madrileña desde el siglo XIX. Se compone con el orden jónico gigante. EFE 15 años buscando piso en Madrid La primera sede del Cervantes en 1991 fue un despacho en el Ministerio de Cultura, pero su espacio central se encontraba en Alcalá de Henares A comienzos de 1997 el Instituto se trasladó parcialmente a Madrid, al Palacio de la Trinidad y a diez pisos de la calle de María de Molina La sede alcalaína albergará el Centro de Formanción de Profesores de español En el sótano, los tipos de interés dejarán su lugar, dentro de las cajas de seguridad, a una inmensa alcancía de palabras. Allí bajarán poetas y creadores para depositar sus manuscritos. ¿Cuántos poemas pueden caber en una caja así? se preguntaba Molina. La planta baja se eleva tres escalones sobre la rasante exterior de las calles circundantes. La entrada princi (Pasa a la página siguiente)