Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional MIÉRCOLES 11 10 2006 ABC LA AMENAZA DEL ESTE urante tres lustros hemos sido felices queriendo creer que Rusia es un gigante que comparte un mínimo común denominador de valores democráticos. Mas hace tiempo que debiéramos habernos despertado. Para quien no lo hubiera hecho todavía, en los últimos días hemos tenido dos buenos ejemplos de por qué en el Este de Europa vuelve a surgir una grave amenaza. Hace dos semanas Georgia detuvo a cuatro diplomáticos rusos a los que acusó de ser espías. Es un caso de libro, de los que en cualquier academia de diplomacia se estudia en el primer año de la carrera. Moscú lo ha RAMÓN convertido en una graPÉREZ MAURA ve crisis y- -después del regreso de sus funcionarios a Rusia- -ha empezado a represaliar a los 300.000 georgianos que viven en la Federación Rusa. En realidad, lo que preocupa a Rusia es el intento del Gobierno georgiano de Mikhail Shaakashvili de separar a su país de la órbita moscovita e integrarlo en la del Occidente libre. Y eso es algo que Rusia sigue considerando una agresión. Tal es el respeto que guarda Putin a las libertades políticas. De consecuencias mucho más evidentes ha sido el asesinato de la periodista Anna Politkovskaya, infatigable denunciadora de las brutalidades rusas en Chechenia. Sólo cabe esperar que algún día se pueda llegar a conocer quienes fueron los responsables materiales e intelectuales del crimen. Pero, entre tanto, descorazona ver cómo 72 horas después del crimen el presidente Putin no había tenido tiempo de emitir un comunicado condenándolo sin fisuras. Algo que, en cualquier lugar del mundo, su servicio de Prensa haría por el presidente sin necesidad de consultárselo. Mas en Rusia, en la actualidad, ni siquiera las generales de la Ley son aplicables en muchos casos sin antes consultar con el zar. Reporteros sin Fronteras ha recordado, de forma muy oportuna, el grado de incompetencia de las autoridades rusas para esclarecer este tipo de crimen. El 9 de julio de 2004 fue asesinado en Moscú el director de la edición local de la revista Forbes, Paul Klebnikov. Se prometió una pronta resolución del caso. Veintisiete meses después nadie ha sido condenado por esos hechos trágicos. Por eso, el que lo más que haya hecho Putin sea el comprometerse a esclarecer el asesinato de Politkovskaya- -y ello a instancias de George Bush, no por iniciativa propia, cual sería de esperar- -resulta de muy escaso valor. Occidente sigue considerando a Vladimir Putin uno de los nuestros No en vano, en este momento preside el G- 8. Mas quizá convengamos que no siempre es malo que Occidente esté dividido en algunas cosas. Quizá sea bueno creer que sólo algunos consideran a Putin uno de los suyos. No en vano, Jacques Chirac le otorgó la Gran Cruz de la Legión de Honor. Debe de ser que es uno de los suyos. D El féretro de la periodista rusa fue portado por amigos y compañeros del periódico en el que trabajaba AFP Duras críticas al Gobierno ruso por no acudir al entierro de Politkóvskaya Un viceministro, la única representación que envió el Kremlin b Miles de personas asistieron al funeral en medio de un impresionante despliegue policial ante el temor a disturbios provocados por los neonazis RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Mientras la ola de consternación por el asesinato de la periodista rusa Anna Politkóvskaya continúa extendiéndose por todo el planeta, miles de personas acudieron ayer en Moscú a su entierro bajo la lluvia. El único representante oficial que asistió a la ceremonia fue el viceministro de Cultura, Leonid Nadírov. El sepelio tuvo lugar antes de que el presidente Vladímir Putin condenara en Dresde el brutal crimen. Por eso, muchos de los presentes en el cementerio Troyekúrovskoye de la capital rusa criticaron duramente al Kremlin por no posicionarse en relación con la muerte de la informadora. Putin desprecia la influencia de la periodista R. VILLAPADIERNA BERLÍN. Putin calificó el asesinato de la periodista Anna Politkóvskaya de intolerable y repugnantemente cruel prometiendo que sería perseguido fuese quien fuese el autor y sus motivaciones Eso no le ahorró, en la ciudad en que fue un gris capitán del KGB hasta la caída del muro, una acogida al grito de asesino entre la multitud que lo esperaba, según pudo escucharse en las televisiones. Una seria canciller Merkel dijo ante Putin encontrarse absolutamente consternada por el asesinato Dijo haber recibido seguridades por parte del espía residente convertido en presidente de que se hará todo lo necesario para esclarecerlo y dejó sentado que para nosotros una prensa libre es parte del desarrollo democrático El jefe del Kremlin no paró sin embargo hasta minimizar a la periodista asesinada, sugiriendo que su muerte inflige un daño mayor al Gobierno ruso que sus escritos y que Politkóvskaia sería más notoria que influyente en Rusia mlin demuestra de qué lado está cada uno Horas después, comentando las palabras pronunciadas por Putin en Dresde, los compañeros de la periodista asesinada señalaron que parece que al presidente le ha dolido más el daño que para su imagen ha supuesto un suceso de tales características que la muerte en sí de Politkóvskaya Vitali Yaroshevski, subdirector de Nóvaya Gazeta, la revista en donde trabajó la combativa periodista, dijo no estar de acuerdo con la apreciación del presidente ruso sobre que la influencia de los artículos de Politkóvskaya en la vida política del país era prácticamente nula Gracias a sus denuncias, hubo personas que fueron puestas ante la Justicia subrayó Yaroshevski. Denuncia de abusos en Chechenia Efectivamente, Politkóvskaya escribió en 2001 un material sobre los abusos que cometía en Grozni, la capital de Chechenia, una unidad de policía enviada temporalmente desde la localidad rusa de Nizhnevartovsk. En el artículo se aportaban pruebas de que aquellos agentes se dedicaban a detener personas sin ningún fundamento para exigir después a sus familiares un rescate. Si no se pagaba la suma exigida, los detenidos eran torturados y finalmente ejecutados. El diario Kommersant aportaba en su número de ayer varias versio- Estamos horrorizados Todo el mundo está horrorizado por este vil asesinato, pero las autoridades rusas se comportan como si no hubiera pasado nada especial comentaba ayer a este corresponsal Borís Nemtsov, uno de los dirigentes de la Unión de Fuerzas de Derecha (SPS) Según su opinión, la casi inexistente presencia de representantes del Gobierno y del Kre-