Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 Cultura MARTES 10 10 2006 ABC El Real Ballet de España podría iniciar en enero próximo sus actividades, dirigido por Tamara Rojo El alcalde de Fuenlabrada asegura que las conversaciones están muy avanzadas b La compañía estaría vinculada a la Universidad Rey Juan Carlos, en la que se encuentra el Instituto Superior de Danza Alicia Alonso, que sería su sustento académico JULIO BRAVO MADRID. La creación de una compañía de ballet clásico impulsada y dirigida artísticamente por la bailarina Tamara Rojo, premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2005, va tomando cuerpo. Tanto, que podría echar a andar en enero del año próximo. El alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles Delgado, aseguraba ayer que las conversaciones entre el municipio y la artista madrileña se encuentran muy avanzadas y adelantaba que la presentación del proyecto podría llevarse a cabo en diciembre. La creación de esta compañía, que está previsto que se llame Real Ballet de España, es una idea de la propia Tamara Rojo, que considera que una buena compañía es la base para la creación de una escuela, y no viceversa. El proyecto, según ha podido saber ABC, estaría vinculado a la Universidad Rey Juan Carlos- -que posee campus en cuatro municipios: Móstoles, Vicálvaro, Alcorcón y Fuenlabrada- y se constituiría como una fundación cuyo protectorado estaría en el Ministerio de Educación y Ciencia. Se trata de un proyecto integral en el que estarían implicados los distintos departamentos de esta Universidad, de modo que los alumnos de quinto curso pudieran realizar sus prácticas con el nuevo Ballet como centro de sus actividades. En la Rey Juan Carlos se encuentra el Instituto Superior de Danza Alicia Alonso, que desarrolla una intensa labor docente en torno a la danza, y que se encuentra estrechamente vinculado al Ballet Nacional de Cuba. En el seno de este Instituto se ha creado el Joven Ballet de Cámara de Madrid, un conjunto semiprofesional formado por alumnos del Instituto. Este Joven Ballet es el embrión sobre el que se plantearía la creación de la compañía, que quiere mirar como ejemplo de estructura en el espejo del English National Ballet, uno de los principales conjuntos británicos, y en el que militó Tamara Rojo durante unos años. Tamara Rojo, hace unos meses en Madrid, junto a Alicia Alonso lan que en un principio ella no pensaba figurar en la estructura del nuevo conjunto, y su intención era simplemente apoyar e impulsar el proyecto sin que éste se vinculara a su persona, porque esto podría desviar la atención sobre la verdadera naturaleza del proyecto, que es crear al tiempo una compañía que pueda en un futuro desarrollar un repertorio clásico y sentar las bases para la formación de una escuela en un futuro no muy lejano. El 9 de enero pasado, Tamara Rojo fue recibida por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien presentó el proyecto. Según ha podido saber ABC, el jefe del Ejecutivo fue muy receptivo con la idea, lo mismo que la directora del Departamento de Educación y Cultura de la Presidencia del Gobierno, María Fernanda Santiago, que desde entonces ha sido la encargada de coordinar los trabajos de las distintas ERNESTO AGUDO No abandonará el Royal Ballet Aunque asuma la dirección artística de la nueva compañía, Tamara Rojo no abandonará el Royal Ballet británico, del que es actualmente primera bailarina. Su idea es seguir en Londres su actividad y aprovechar sus períodos libres- -que son escasos- -para trabajar y actuar con la compañía. De hecho, fuentes cercanas a la bailarina seña- instituciones. Las reuniones con los representantes del Instituto Superior de Danza Alicia Alonso y con el Ayuntamiento de Fuenlabrada, que se ha ofrecido como sede del Ballet, han sido frecuentes. El proyecto elaborado prevé que la compañía contaría, cuando alcance su pleno desarrollo, con un presupuesto de nueve millones de euros, y estaría formado por un cuerpo de baile de 65 personas. Tanto la Universidad Rey Juan Carlos como el Ayuntamiento de Fuenlabrada- -las dos instituciones que, hoy por hoy, mayor interés tienen en el proyecto- -colaborarían en su financiación, aunque el anteproyecto presentado propone una financiación mixta que involucraría a la Administración central, a varias Comunidades Autónomas y a instituciones privadas. Todo parece indicar ahora que es el Gobierno quien tiene la última palabra acerca de la creación de este ballet. Dagoll Dagom atraca en Madrid con el musical Mar y cielo J. B. MADRID. Estrenado en 1988, Mar y cielo fue uno de los primeros intentos de crear un gran musical moderno propio al estilo anglosajón. El grupo catalán Dagoll Dagom se basó en una obra de Ángel Guimerá, escrita a finales del siglo pasado y adaptada por Xavier Brú de Sala, y encargó la partitura a un joven músico, Albert Guinovart. El resultado fue Mar y cielo Mar i cel en el original catalán) que tuvo el respaldo del público barcelonés primero y del resto de España después. Hace dos años, y dentro de las celebraciones del trigésimo aniversario de la compañía, se volvió a montar este espectáculo, que desembarca ahora en el teatro Gran Vía de Madrid, donde se estrenará el próximo martes 17. Mar y cielo narra una historia de amor entre una joven cristiana y un pirata mo- El barco pirata de Mar y cielo IGNACIO GIL risco, ambientada en el siglo XVII, veinte años después de la expulsión de los moriscos de España. El tema es ahora mucho más actual que cuando se estrenó en 1988 reconoce Joan Lluís Bozzo, director de Dagoll Dagom. Un espectacular barco pirata es el elemento central de la escenografía de este espectáculo, que cuenta para esta puesta en escena madrileña con un reparto mixto compuesto por actores de Madrid y Barcelona. La pareja protagonista está encarnada por Julia Möller, que vuelve a España tras participar en el montaje londinense de Los miserables y Carlos Gramaje, habitual en las producciones de Dagoll Dagom. También intervienen (bajo la dirección musical de Joan Vives) nombres como José Ricardo Truchado, Anna Moliner, Ferrán Frauca, Víctor Ullate Roche o Carlos Álvarez.