Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 10 10 2006 31 El primer ministro belga paga en las elecciones municipales el creciente descontento por la inseguridad Geraldo Alckmin vence al presidente Lula en el primer debate televisado ante la segunda vuelta de Brasil Un nuevo miembro en el club De confirmarse el carácter nuclear de su ensayo, Corea del Norte se habría convertido en el noveno país del mundo que posee armas atómicas, según datos publicados por la Iniciativa contra la Amenaza Nuclear, de la Asociación para el Control de Armas. Estados Unidos tiene más de 5.000 ojivas estratégicas, más de 1.000 armas tácticas operativas- -concebidas para el campo de batalla y menos poderosas que las armas estratégicas- así como unas 3.000 ojivas estratégicas y tácticas de reserva. Rusia cuenta con casi 5.000 ojivas estratégicas y aproximadamente 3.500 de índole táctica operativa. Además, posee más de 11.000 ojivas estratégicas y tácticas almacenadas. Detonó su primera bomba en 1949. Francia posee aproximadamente 350 ojivas estratégicas. China tiene 250 ojivas estratégicas y 150 tácticas. Reino Unido cuenta con unas 200 ojivas estratégicas y detonó su primera bomba en 1952. India posee entre 45 y 95 ojivas. Pakistán cuenta con entre 30 y 50 ojivas nucleares. Israel se niega a confirmar que tiene armas nucleares, pero en general se supone que tiene hasta 200 ojivas. Corea del Norte tiene material de fisión suficiente para fabricar media docena de armas nucleares, aunque las estimaciones no pueden verificarse. municado emitido por el Ministerio de Asuntos Exteriores. La contundente reacción de Pekín deja aún más aislado al régimen estalinista de Pyongyang, que se queda únicamente con la media docena de bombas nucleares que podría tener, pero que los analistas dudan de que puedan ser acopladas a alguno de los cientos de misiles que conforman su incontrolable arsenal. KIM JONG- IL Máximo dirigente de Corea del Norte Crápula con ínfulas de playboy cinéfilo seguidor de James Bond y todopoderoso líder del país más pobre del mundo. Así es el hombre que lanza el último desafío a la comunidad internacional El dictador atómico P. M. DÍEZ SEÚL. Es tan bajito que se ve obligado a llevar zapatos de plataforma y a peinarse el tupé varios centímetros hacia arriba. Pero más vale no tomarse a guasa su figura porque, tras su esperpéntico aspecto, se esconde uno de los hombres más peligrosos del mundo. Y es que Kim Jong- il, el máximo dirigente de Corea del Norte, se ha convertido ya en el dictador más atómico y explosivo del planeta. Así, mientras su pueblo se las ve y se las desea para subsistir, el Querido Líder como lo ha bautizado la propaganda oficial, celebra sus nueve años al frente del Partido de los Trabajadores desafiando a la comunidad internacional y haciendo estallar una bomba atómica a modo de ensayo nuclear. Son las paradojas del régimen estalinista de Pyongyang, que gobierna con puño de hierro uno de los países más pobres y herméticos de la Tierra y, a la espera de lo que ocurra en Cuba, la única dictadura comunista hereditaria. Al frente de este autoritario sistema donde destaca el culto a la personalidad se encuentra Kim Jong- il, que fue nombrado en 1980 sucesor de su padre, el fundador de la República Democrática Popular de Corea y Gran Líder Kim Il- sung. Pero Kim Jong- il es un personaje enigmático y misterioso del que ni siquiera se sabe dónde y cuándo nació. Mientras las biografías propagandísticas aseguran que vino al mundo en Es un personaje enigmático y misterioso del que ni siquiera se sabe dónde y cuándo nació una humilde cabaña de madera del Monte Paektu, al norte de Corea, el 16 de febrero de 1942, otros archivos sitúan su nacimiento en la aldea siberiana de Vyatskoye, en la Unión Soviética, un año antes. Después de una infancia en el exilio y de la muerte de su madre y de su hermano, la vida de Kim Jong- il en Pyongyang y en sus viajes al extranjero fue un camino de rosas gracias al poder de su padre, que le allanó su ascenso en el Partido de los Trabajadores. A pesar de su fama de crápula y de algunas excentricidades, como coleccionar más de 20.000 películas y ser un fiel seguidor de la saga del agente James Bond, Kim Jong- il fue acumulando puestos, de director de Propaganda y Agitación a ministro de Cultura, hasta que tomó el poder a la muerte de su padre, en 1994. Desde entonces, Corea del Norte ha perdido la ayuda de la extinta Unión Soviética, ha sufrido una hambruna que se cobró entre 1,5 y 2 millones de vidas y ha intentado asegurarse la supervivencia del régimen estalinista, incluido en el Eje del Mal por Estados Unidos, con su programa nuclear. Tras el fracaso de las conversaciones a seis bandas que se venían manteniendo en Pekín para lograr su desarme y las últimas sanciones económicas de Washington, Kim Jong- il juega ahora la baza nuclear para conseguir la ayuda humanitaria que tanto necesita su pueblo. Órdago o farol, su apuesta es tan fuerte que amenaza con desatar una grave crisis en Asia y con espolear una carrera armamentística en Corea del Sur y Japón para defenderse de sus bravuconadas.