Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 9 10 2006 103 Televisión y radio El nuevo fenómeno de la televisión italiana es un concurso que une a bellezas de medio pelo sin cerebro con frustrados cerebros sin la menor belleza George Lucas, creador de la exitosa saga Star Wars ha anunciado su retirada de la gran industria cinematográfica. El director pretende dedicarse a partir de ahora a sus proyectos televisivos. La censura china se propone vetar las infidelidades en las teleseries b Pekín retirará de las horas de El empollón y la modelo POR IÑIGO DOMÍNGUEZ máxima audiencia los culebrones con aventuras extramatrimoniales para evitar su impacto negativo en la juventud PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Tras prohibir los dibujos animados extranjeros en horas de máxima audiencia y multar a los medios de comunicación que informen sin permiso sobre accidentes y desastres naturales, la censura china se ha marcado un nuevo objetivo: las infidelidades matrimoniales en las series de televisión. Parece que la abundancia de cuernos en los culebrones del gigante asiático ha acabado escandalizando a los responsables de la Administración Estatal de Cine, Radio y Televisión, que ya planean restringir los escarceos extramatrimoniales de los protagonistas de las series más populares. Según los resultados de una encuesta publicada por el periódico de Pekín Legal Evening News, más de la mitad de los consultados considera que las infidelidades mostradas en la pantalla tienen un impacto negativo en la sociedad y afectan a la percepción de los jóvenes acerca de las relaciones sentimentales No es la primera vez que el régimen comunista, acostumbrado a ejercer una férrea censura sobre los medios, se preocupa por los contenidos que muestran las 2.389 cadenas de televisión existentes en el país. ROMA. La frontera del cutrerío televisivo vuelve a estar más allá, mucho más abajo, gracias a la genialidad de la televisión italiana. La pupa e il secchione algo así como La tía buena y el empollón cuyo logotipo- estereotipo es un Einstein que babea por Marilyn, está arrasando. La idea es sencilla y se limita a entrar a saco en el sotobosque sociológico y los prejuicios más machistas, filón que la televisión italiana explota con pasmosa eficacia y mayor naturalidad. Se trata de juntar una maciza, pero del lumpen, un poco quiero y no puedo, y sobre todo más bruta que un arado, con un tío aburrido que no se ha comido un rosco en su vida, aunque siempre ha sacado muy buenas notas. Fanáticas de la moda y la línea, cuya meta vital es ser famosas pero no consiguieron salir del pueblo, y gordos gafotas alopécicos, tímidos, con nulo sentido del ritmo y la seducción, que visten camisetas de publicidad del barrio. Los nombres y fichas de las parejas lo dicen todo. Por ejemplo, Ilari, relaciones públicas del año en la Riviera Romagnola y Monti, campeón de crucigramas, nunca le han besado O Silvia, aspirante a doble de Paris Hilton con Spino, poeta, historiador, es virgen Una es modelo de ropa interior, otra, Miss Calendario 2006. Uno es astrofísico, el otro jefe boy scout. Glorioso pasado Prueba de nivel cultural El programa junta a las parejas en una villa, en habitaciones con cama de matrimonio, y a ver qué pasa, a ver si surge el amor. Algunas están más asqueadas, pero otras se divierten y desde luego ellos la gozan, aunque pasan malos ratos, porque el programa juega a ponerles a cien. Además de la ración habitual de vouyerismo con las mujeres paseándose en paños menores, hay dos tipos de pruebas para que cada miembro de la pareja pueda lucirse y, sobre todo, el público disfrute con humillaciones por partida doble. Unas son físicas y estéticas, para que ellas presuman y ellos hagan el ridículo, como aerobic, kárate, coreografías y pases de modelos. Pero es en las otras pruebas donde se disparan las audiencias. Las chicas de- Tres imágenes del polémico programa La pupa e il secchione que ha arrastrado las audiencias en la televisión italiana ben demostrar su cultura reconociendo retratos de personajes célebres, con la ayuda de pistas si es necesario... que siempre lo es. ABC A partir de las once, desparrame La lista de rostros que no han identificado es escandalosa: Gandhi, Hitler, Stalin, Dante, Mussolini, Garibaldi Las fichas de las parejas lo dicen todo: Ilari, relaciones públicas del año y Monti, nunca le han besado ¡Ay sí, el de los billetes de mil liras! El otro día salió Carlos Marx: Pues no sé, Papa Noel Y luego Van Gogh. El presentador le dio una pista: Van, van, ¡Van Damm! replicó ella. Aunque cabe sospechar que a veces esté preparado, lo peor es que es verosímil, al margen de que lo hacen bien. Y después de las once, cuando por ley se puede desvariar, es el desparrame. Ellas lavan coches como en un vídeo erótico setentero. Ellos se tumban desnudos boca arriba, cubiertos por una sábana, y su pareja les acaricia vestida de porno- enfermera. Pierde el primer concursante en tener una erección. ¿Quién da más? Ya en 2004, Pekín ordenó reducir la violencia y los crímenes que predominaban en la programación en aquel entonces. De igual modo, el Gobierno limitó las producciones de época porque, debido a los bajos presupuestos y a su deficiente calidad, ofrecían una visión bastante distorsionada e incluso cutre del glorioso pasado chino, provocando la risa y las burlas entre la audiencia. Ante esas restricciones, las cadenas optaron por culebrones plagados de enredos amorosos fuera del lecho conyugal como las famosas teleseries Retira la mano La enfermera cuca o Sentimientos desbordados que ahora se pueden ver apeadas de la franja de máxima audiencia en China, entre las ocho de la tarde y las diez de la noche.