Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 9 10 2006 59 Toros FERIA DE OTOÑO Sanatorio de toreros Chaves y una sobredosis de adolfos Monumental de las Ventas. Domingo, 8 de octubre de 2006. Última corrida. Lleno aparente. Cinco toros en escalera de Adolfo Martín, mal presentados 2 3 y 5 poca fuerza y poder; destacaron 1 y 6 un parche de Segovia, 4 grande y manso. El Fundi, de azul cielo y oro. Pinchazo y estocada. Aviso (saludos) En el cuarto, estocada (ovación) Luis Miguel Encabo, de azul pavo y oro. Media tendida y dos descabellos (silencio) En el quinto, tres pinchazos y estocada (silencio) López Chaves, de azul pavo y oro. Pinchazo y estocada. Aviso (saludos) En el sexto, dos pinchazos, pinchazo hondo y descabello (saludos) Francisco Marco se recupera de las dos cornadas y la fuerte paliza ABC. El matador navarro Francisco Marco se recupera de las dos cornadas graves en el muslo derecho que sufrió el pasado viernes en Las Ventas en la clínica madrileña de La Fraternidad, donde permanecerá ingresado hasta mediados de esta semana. Según explicó a ABC su apoderado, Francisco de los Reyes, la evolución de las heridas es buena y también se ha descartado cualquier tipo de lesión, a pesar de la fuerte paliza que recibió Valencia Destaca Raúl Martí ZABALA DE LA SERNA MADRID. Adolfo Martín se ha sacado de la chistera tres corridas para Madrid en una misma temporada, cuando en realidad contaba sólo con una, la del 2 de Mayo, la única con verdadera presencia; la isidril y la otoñal no se libran del fiasco, una sobredosis de adolfos. De hecho ayer no lidió la corrida completa. Cinco toros pasaron, y si lo dejan en dos, mejor. Porque tercero y quinto eran dos raspas, y el segundo se encontraba en el límite con sus hechuras de medio pelo. A Adolfo le suele pasar que por estirar la goma de su camada se le acaba rompiendo el prestigio, como le sucedió en su día en Pamplona o Bilbao. Y si aquí se acaba el cuento es, sencillamente, porque hay que hablar y elogiar a López Chaves, tremendamente valiente en sus toros y, ojo, soberbiamente inteligente. Caló, y mucho, la faena al encastado sexto, que junto con el primero se salvaron de la quema por fondo y forma. Aunque la verdad es que Chaves al último no le permitió ver más que muleta, siempre puesta, siempre dispuesta a hacer romper hacia delante unas embestidas de principio reservonas. Se despatarró, se encajó, ligó, se tumbó a veces FRANCISCO PICÓ. Novillos de Montealto, nobles. Óscar Sanz, ovación y vuelta. Raúl Martí, declarado triunfador de la novillada, ovación tras aviso y vuelta protestada. Sergio Ferrer, ovación en ambos. Impresionante lámina del primer toro de la tarde, aplaudido de salida demasiado y, sobre todo, mandó. Y apostó también por la izquierda. Tuvo todo enorme vibración, gigante conexión con los tendidos, que se apasionaron con su entrega. Pero llegó la hora de matar, que es la hora tenebrosa de Domingo López, y se evaporó un triunfo de oro para cerrar esta temporada de consolidación en las ferias. No había vuelto la cara con el difícil tercero, que brindó a Agustín Martínez Bueno, alma del bilbaíno Hotel Ercilla, mascarón de proa de la Semana Grande incluso en los años más oscuros. Fue faena de exposición con un toro que se movió, como todom el sexteto, en ese cóctel tan complicado de escasas fuerzas y sobrada guasa. Lo único que le sobró a Chaves fue metraje. Tragó con todas las rebañadas. El primero había asomado como un toro de lámina. Cárdeno cinqueño, bajo de agujas, engatillado, badanudo, con BOTÁN Espartinas (Sevilla) un trapío severo encajado en sus 494 kilos. Le faltó poder para completar su bravura y su capacidad de humillar. Noble por el pitón derecho; más revirado por el izquierdo. El Fundi trabajó a conciencia. Por abajo se caía, a media altura no lo admitía. Frágil calidad. Recortada con guasa al natural. Bien Fundi en general, con la diestra en particular. Apuró demasiado el tiempo. Luis Miguel Encabo y él interpretaron un tercio de banderillas en corto y por derecho, el mejor de la tarde. Se topó en cuarto lugar con un mansote toro, enorme en plan buey, de Segovia sin gracia ni condimento. Contundente con el acero el espada de Fuenlabrada. Encabo y la mala suerte fueron de la mano. Imposible de pasar un morucho malo, e insulso y sin gas un quinto de ausente remate que se tragó algunos derechazos hasta que se paró. Ponce indulta un zalduendo en un exitoso mano a mano con El Juli ABC. Toros de Zalduendo, el 5 fue indultado. Ponce, ovación, ovación y dos orejas y rabo simbólicos. El Juli, oreja, oreja y dos orejas. Roquetas de Mar (Almería) Ferrera sale a hombros ABC. Toros de Jiménez Pasquau. Antonio Ferrera, ovación y dos orejas. Torres Jerez, oreja y ovación. Talavante, ovación en ambos. En Sanlúcar (Cádiz) toros de Santiago Domecq. Finito, tres orejas. Salvador Cortés, cuatro orejas. Antonio José Blanco, que tomaba la alternativa, tres orejas. FERIA DEL PILAR Hermoso de Mendoza arrasa en el final de su temporada ÁNGEL GONZÁLEZ ABAD ZARAGOZA. La Misericordia entregada a los pies del caballero Pablo Hermoso de Mendoza. El navarro ya triunfó antes de hacer el paseíllo al colocar el ansiado cartel de No hay billetes Plaza a reventar y manifestación de antitaurinos, de los que al final seguro que alguno acaba convirtiéndose en aficionado, aunque sólo sea para poder disfrutar del extraordinario ambiente que ayer se vivía en la capital aragonesa antes de comenzar el festejo. Éxito incontestable, apabullante. Hermoso de Mendoza arrasó en la última actuación de su temporada, para la que reapareció tras una lesión que le ha tenido apartado de los ruedos las últimas semanas. De principio a fin. Afición, entrega y valor en un derroche de torería que acabó volviendo locos a los miles de espectadores. Los tendidos rugían cuando montando a Chenel pisaba terrenos mucho más que comprometidos, o en los pares a dos manos de banderillas cortas, o en los quiebros en el mismísimo platillo de la plaza... Y, sobre todo, temple para llevar imantados a sus dos toros que no fueron, precisamente, los mejores de una manejable y bien presentada corrida de Fermín Bohórquez. Una oreja en su primero y dos en el otro resumen una tarde de gloria que acabó en volandas por la puerta grande. No desmerecieron sus compañeros de terna, el portugués Joao Moura y Sergio Galán, que se entregaron y dejaron pasajes de excelente toreo a caballo. Moura destacó sobremanera en el Pablo Hermoso de Mendoza cortó tres orejas y abrió la puerta grande primero ante el que arriesgó mucho para encelarlo. Ajustadísimos los quiebros y exponiendo siempre mucho (ovación y una oreja) Galán también lució arrebatado en FABIÁN SIMÓN una tarde en la que buscó el triunfo con ahínco, dejando llegar mucho a los toros. Un pinchazo en el sexto le privó de la salida a hombros (oreja y oreja con petición de la segunda)