Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 LUNES 9 10 2006 ABC Cultura y espectáculos LEONARDO DICAPRIO Actor La gente pretende que me vuelva loco; no quieren el éxito, quieren verme caer LOS ÁNGELES. The Departed es un complejo thriller de gangsters. Con el Sur de Boston como escenario, Leonardo DiCaprio interpreta el joven policía Billy Costigan que se infiltra en la mafia local comandada por Nicholson. ¿Le llamó personalmente Brad Pitt para ofrecerle The Departed -Matt Damon bromea y dice que nos reunimos los tres en una bañera. El sí llegó por medio de Brad y su compañía. Pero la verdad es que yo nunca tuve ninguna conversación inicial con él. Me mandaron el guión y me pareció una pieza muy compleja sobre un thriller de gangsters. Es muy extraño recibir un guión que esté listo para filmar. Y resultó una de esas raras ocasiones. Creo que me dieron el guión al mismo tiempo que lo recibió Marty Scorsese y fue una de esas cosas que ni siquiera necesitamos discutir. El quería hacerla, yo quería hacerla y el resto ahí está. -Es la tercera película que rueda a las órdenes de Scorsese. ¿Qué le atrae tanto de este director para trabajar juntos tanto tiempo? -Antes de nada, soy un admirador de su trabajo. Todo empezó con mis ganas de trabajar con él. Siendo un fanático de Robert De Niro, también tenía que estar familiarizado con el cine de Martin Scorsese. Y así empecé a admirarlo. Si a los 16 años me preguntan con quién me gustaría trabajar, habría señalado a Scorsese. Tuve la oportunidad de trabajar con él en Gangs of New York Desde ese momento lo pasamos muy bien. Tenemos gustos similares. Él me abrió los ojos a la historia y a la importancia del cine y me llevó a diferentes niveles como actor. Es mi mentor, mi maestro. ¿Jack Nicholson también cubrió sus expectativas de otro grande? -Con Jack esperábamos lo inesperado. Muchos admiradores deben haber estado esperando a Jack Nicholson en una película de mafiosos dirigida por Martin Scorsese. En una toma le dijo a Marty que no se sentía lo suficientemente intimidatorio. La habíamos planeado de una forma y al día siguiente Jack se apareció con otros artefactos. Me dijeron que tuviera cuidado porque había traído un matafuegos, un arma, fósforos y una botella de whisky (Risas) A mí, como actor, me ayudó con los ataques de pánico que necesitaba el personaje rodeado de gente que podía volarle la cabeza en cualquier momento. Le dio otra dinámica al personaje. Hay momentos inolvidables. ¿Cuáles? -Antes del primer día de trabajo con Jack, me llamó Marty la noche ante- Dirigido por Martin Scorsese, DiCaprio protagoniza The Departed su nueva película, al lado de Matt Damon y Jack Nicholson. Aquí habla de cine y desnuda su intimidad TEXTO: FABIÁN W. WAINTAL DiCaprio, en Beverly Hills AP rior y me dijo que él tenía sus reservas sobre los términos en que íbamos a trabajar. Me advirtió: Jack trae un masajista al rodaje Tiene esa increíble calidad inventiva y realmente buscó los extremos en cada escena. Uno espera que Jack Nicholson venga al estudio a hacer lo impredecible... ¿Y lo hace? -Es parte de su naturaleza interpretando a un gangster. Jack Nicholson, automáticamente, lo lleva al siguiente nivel. Y por ello continúa generando un trabajo tan increíble a lo largo de todos estos años. Las primeras discusiones que tuvimos con Marty transcurrían preguntándonos quién sería genial para el personaje del jefe de la mafia, Costello. ¿Quién podía llegar a ese nivel? ¿Quién tenía ese nivel de maldad, de intensidad? Y siempre volvíamos al nombre de Jack Nicholson, porque sabíamos que podía llevarlo al nivel que necesitábamos. ¿Alguna vez le ocurrió lo que sugiere el título- The Departed -de la película: alejarse de su propia vida fingiendo otro estilo de vida por la fama? -Por supuesto. Sin entrar en casos específicos- -le voy a dar una respuesta muy aburrida- pero así es la vida. Y es cuestión de volver a la normalidad de una forma u otra... Grrr... simula un ronquido, como si se quedara dormido Perdón, perdón. La gente pretende y quiere que uno se vuelva loco y fuera de control entre la atención de las admiradoras. Pretenden que me vuelva miserable. No quieren el éxito, lo que quieren es verme caer. ¿Su vida es mucho más agitada ahora de lo que solía ser antes de Titanic -En cierto modo, sí. Esencialmente moldeó mi carrera más que nada y no lo cambiaría por nada en el mundo. Pero la locura ya no es tanta. Todavía sigo siendo tan reconocido como siempre y la fiebre que vino después de Titanic ya murió. Todos piensan que uno vive firmando autógrafos constantemente o con los paparazzi siempre persiguiéndote. Y en verdad, la única vez que ves a los fotógrafos o a las admiradoras gritando y buscando un autógrafo es cuando pasa algo, o durante una películas o en algún estreno, pero mucha gente tiene esa falsa idea de que me persiguen todo el tiempo. -A pesar del reconocimiento público, se le ve muy tímido... -La primera vez que salí con una chica no la podía mirar a los ojos, estaba petrificado, aunque habíamos hablado por teléfono todo el verano.